jueves, 10 de noviembre de 2016

Trump como esperanza de que la democracia aún es posible

Las elecciones presidenciales en los Estados Unidos de América han demostrado que aún es posible la democracia a pesar de la manipulación de la opinión pública en contra de candidatos incómodos para los poderes establecidos y los poderes fácticos en la sombra.


Contra todo pronóstico oficial, Donald Trump ha sido elegido nuevo Presidente de los Estados Unidos. Aunque algunos hemos creído posible un  resultado como el habido, ya que era palpable no sólo el fracaso de la política de Obama durante los pasados ocho años, sino también la decadencia cada vez más profunda de la sociedad y la economía estadounidenses, con una desindustrialización galopante del país entero en beneficio de una producción barata en países de bajo coste como China y Méjico, con un empobrecimiento de la población propia especialmente en ciudades que antaño eran grandes centros industriales. Finalmente, los medios de comunicación no lograron aupar a Hillary Clinton a presidente del país, lo que ha sido una sorpresa más que agradable.

Ahora, los medios de comunicación se preguntan cómo ha sido posible fallar tanto en los pronósticos. Lo que omiten es que en realidad lo sabían, pero se creían (y creen) con el poder de ser ellos quienes deciden quién puede gobernar y quién no. Pero da la impresión, y ojalá sea cierta, que la mayoría de la población ya no se cree los cuentos chinos de la prensa. Especialmente este año la prensa y la televisión han echado el órdago mintiendo de tal forma que llama la atención a cualquier persona con algo de sentido común.

Un amigo de Facebook -F.H.- expresa muy bien cuál es el sentir de los votantes de Trump:

"When Donald Trump was just a fringe candidate among 16 others, I knew that he was going to be the man I voted for. I supported him from day one. I liked him. He seemed like an average Joe guy who spoke his mind. my father liked Cruz and didn't think Trump was presidential or could be taken seriously, but after talking a while I think I turned my father onto the Trump ticket. I always supported him, and not only did I want to vote for him, I actually believed in him. I believed in his message from day one, and I think a whole lot of people understood that message. I think that that is why he was going to be the new president. I think a lot of people felt left behind, and they found a man who understood their anger and despair instead of someone who was out of touch with reality. I think he will help America be great again, and as an American I feel proud of this. We now have a man who thumbed his nose at pretty much everyone ... except the American people, and that's great."

No se trata aquí de ningún político populista, término de moda para aporrear mediáticamente a todo político que no comparte la dictadura del pensamiento único. Cuando Trump dio su discurso de agradecimiento tras la victoria, se veía un hombre natural, sencillo, educado, con una familia igualmente pausada y educada. Su discurso fue sincero y contenido.

Su primera visita al Presidente en funciones, Obama, también reflejó esta manera de ser. Casi diría que ha sido la prensa la que nos ha presentado a un Trump furibundo y maleducado, cuando en realidad tiene un programa político presentable, y precisamente por eso se ha intentado dejarle en mal lugar, como un ogro fascista de otros tiempos. Nada más lejos de la realidad.

Sin embargo, las sesiones de odio orquestadas por la prensa del pensamiento único y los partidos políticos de izquierda, centro-izquierda y centro (que incluye a los partidos paraconservadores acomplejados de ser conservadores) han tenido su efecto nocivo, como se puede comprobar al ver las manifestaciones muy minoritarias de descontentos con la victoria de Trump. Y es justo esta gente que suele hablar de tolerancia la que con más vehemencia grita y agita contra los democráticamente electos, porque no ha salido como ellos querían que saliera.

La victoria de Donald Trump hace que aún se pueda creer que la democracia es posible. A pesar de toda la manipulación por los medios de comunicación controlados por el pensamiento único de la izquierda, dominada por ese socialismo fabiano de Bilderberg, al que se han subordinado los conservadores y liberales de los países occidentales, la mayor parte del pueblo estadounidense ha elegido el camino de salvar a la civilización occidental frente a esa capitulación incondicional de los políticos del buenismo, tan permisivo con la invasión incontrolada por gentes que quieren destruir Occidente. 

Good luck, Mr. President Trump! Que sea este gobierno él de los grandes logros y aciertos. Después de Ronald Reagan, Donald Trump puede ser otro gran presidente de los Estados Unidos.

domingo, 30 de octubre de 2016

Halloween / All Hallow’s Eve



por Els Pannecoucque

Celebrating Halloween is a recent phenomenon in Spain and in the rest of Europe.  Until a couple of years ago, one could easily walk down the streets at the end of October without finding carved pumpkins or plastic spiders on his way.  Many people may think that Halloween is just another commercial event swept over from the United States, but that’s not entirely true.  In fact, it is the other way round: Halloween is a European “export product”, firmly rooted into our most ancient traditions.  The customs were modified to American taste, and Halloween recently crossed the ocean again towards us in its actual commercial format.  But Halloween is as old and dark…as hell.  Let’s unveil its secrets.



The word “Halloween” is derived from “All Hallow’s Eve”, which means “the eve(ning) before All Saint’s (Hallow) Day”.  You may think by the name that Halloween is a less important event, since it has no name in itself, being “the evening before” All Saint’s Day.  But then we have to consider that this name was given only from the 9th century on, to replace an older name that has its origins way before our christian times.  “All Hallow’s Eve” is the name given by christians to the most important feast on the celtic calendar: Samhain.


The word “Samhain” means “November” in Scottish-Gaelic.[1]  In fact, Samhain was to the Celts what New Year’s Eve is to us.  October 31st was the last day of the old celtic year.  Unlike we do, the Celts started counting days and years out of the darkness.  On the calendar a day started with sunset and the new year started with the dark winter.  It was the moment when the last harvest was done, and cattle either put inside for the winter or slaughtered.[2]  The moment where nature took a rest and the dark cold winter nights entered. Samhain night was the dark, mysterious transition from old to new. People believed that in this particular night the boundaries between the material and the spiritual world could be crossed, that it was possible to enter the world of the spirits and that spirits could also enter the material world.  Spirits were believed to wander outside in the dark night, over the fields and into the villages.  So bonfires wer set on top of the hills both to scare off the evil spirits and to show their own ancestors’ spirits the way to their family’s homes for the winter.  Druids were asked to predict what the new year would bring. 


But then the christianization of Europe started with the conversion of the Frankish king Clovis to christianity around 500 A.D.  Soon a whole structure of bishops and missionaries was set up.  Monasteries were founded.  The mission was always the same: the total conversion of Europe, the creation of an ecclesiastical power that cooperated narrowly with the kings and emperors of regions that are the origin of Europe’s biggest nations.  A new world order where there was no place anymore for ancient celtic and germanic beliefs, cults or superstitions.


Or at least that was the plan.  But traditions are tough.


Samhain remained an important feast because people commemorated and celebrated the spirits of their lost ancestors.  This notion is very close to our custom of remembering our deceased family members on All Saint’s Day.  So you can say that both in celtic and christian beliefs, there was a moment where people thought about the dead.  But of both celebrations, Samhain is the oldest.  All Saint’s Day was created as a christian feast around the time of Clovis’ conversion.  But in its origin All Saint’s Day was not on November 1st.  It was on May 13nd.


The christian All Saint’s Day was created in the eastern liturgy around the 5th century A.D. to commemorate all the martyrs at one and the same day.  Before that time, every martyr was commemorated at his own day of death, but over the years there were so many martyrs that it became impossible to celebrate them all separately.  That’s why it became a custom to celebrate martyrs at the same day.  May 13nd was often chosen after a famous homily about “all saints” held by Johannes Chrysostomos in Constantinopel on a May 13nd somewhere at the end of the 4th century A.D.  It is only in the year 732 that All Saint’s Day is instaured by pope Gregory III as an official christian feast, not only for the martyrs but also for the saints and for the dead. 


But still, as you see, no link on the calendar between Samhain (October 31st) and All Saint’s Day (May 13nd).  This will change a hundred years later, in the year 834.


The conversion of Europe towards christianity wasn’t easy.  Local superstitions and beliefs remained very strong.  Even today, our European languages are full of references to a pagant past.  Many elements of the old cults were incorporated by the catholic church and are still part of our cultural heritage.  Wherever you live, just think about five odd habits or words and search for the meaning behind them.  Once you scratch the surface, you will find amazing stories.


So, even in 834 and after centuries of missonary work, a lot of old rituals remained.  In the regions north of the Alps, local christian communities had adopted the habit of celebrating All Saint’s Day not on May 13nd, but on November 1st, in order to replace the old important Samhain by its christian answer.   In 834 the French king Louis Le Pieux asked pope Gregory IV to shift All Saint’s Day on the christian calendar towards November 1st, to make sure that the battle with Samhain was won everywhere.  The pope agreed, and from then on the celtic feast lost its meaning, because the next day all saints, all martyrs and all the dead were celebrated anyway.  The rituals that remained became part of folklore, the name of Samhain disappeared and if something was celebrated, it was called “All Hallow’s Eve”.  No references to a celtic past anymore.


The custom remained to light a candle on All Hallow’s Eve.  The bonfires were replaced by candle lights, and the wandering of spirits by people walking from door to door with the light.  To protect the flame, the candle was often placed in a carved beetroot.  Around 1840, many Scots and Irish emigrated to the United States to escape famine after the potatoe disease.  They shipped the custom with them, but since beetroots were hard to find at the other side of the ocean, pumpkins were used to hold the candles.  The scary faces that are carved refer of course to the world of ghosts.  It is in the United States that the name  “All Hallow’s Eve” changed into “Halloween”.  And it’s this Halloween that returned to us, as a commercial event. 


But not only the lights and pumpkins have a profound celtic origin.  Witches (from the old English “wicce”) are also part of the commercial Halloween, and they clearly refer to cults and religions before christianity, where women played a far more powerful role as symbols of fertility.  According to several legends, the mother godess Cailleach returned in Samhain (Halloween) night as the Queen of Winter.[3]  All of those godesses were degradated into witches, women to be afraid of, evil women, under the influence of christianity that gave a prominent role only to male priests.  So it is no wonder that witches were associated with the pagant, evil and dark side of the other world, and that they appear as a Halloween attribute. 


Spiders and cobwebs[4] are also joining in into our Halloween party.  They are usually part of the attribute of witches, along with black cats, all symbols of fear and bad luck in our culture.  So the commercial format presents us a melting-pot of elements that are narrowly associated with Samhain and in a wider point of view associated with fear or bad luck.  Skeletons may refer to the dead, but they are most likely a commercial addition.


“Traditions are often revered most by those furthest from the source”, the author Clint Twist once stated.  This is oh so true for the Halloween revival.  We find Belgian chocolate in pumpkin shapes.  Interior stores provide us with loads of cheap decoration to turn our living rooms into an orange-black nightmare.  Women magazines dedicate the culinary section to “scary dishes for the kids”.  From New York to Tokyo, children are dressed up like whizzards and witches.  Facebook games integrate the Halloween moment.  The word “Halloween” itself has over 300 million hits on Google.   Tourist offices organize special “Halloween walks”… the list is endless.  For sure, Halloween is more alive than ever, but certainly not in the way our celtic ancestors would have hoped.  


Los huesos de santo


An interesting Spanish tradition going back to the 17th century is the preparation of “Los huesos de santo”, a typical dessert made of marzepan, egg yolk and almonds.  It is served around All Saint’s Day.  Its shape refers to a human bone, to reliquies, and freshly harvested almonds were used to prepare it. 




[1] On a Gaelic calendar dating probably from the first century A.D. and found in Coligny (a small village in France), the feast is called “Samainos”.
[2] An old Dutch name for November is “Slaughter Month” (slachtmaand).  Cattle was slaughtered, and meat was either smoked or pickled.  Smoked ham is an invention of the Celts, a famous culinary legacy to the world!
[3] some hills in Scotland and Ireland still bear her name.
[4] spiders make either a spider’s web or a cobweb.  “Cobweb” is referring to an old English word for spider, “cob”, which has disappeared in standard English.  However, “cob” or “kobbe” is still the name for a spider in the Flemish dialects that are close to the North Sea. 

martes, 27 de septiembre de 2016

El fracaso de C's en Galicia y Vascongadas

Más vale lo bueno conocido que lo estrambótico por conocer


C's se equivocó de estrategia el 20-D. No sabía si apoyar al PP o al PSOE, optando por el más débil primero y tras el 26-J por el más votado. Entre unas y otras elecciones daba bandazos cambiando constantemente de postura. Pagó por ello el 26-J, y aún así la rectificación (apoyar al PP) no era de convicción, sino de oportunismo. 

A pesar de algunas actuaciones merecedoras de elogio (intentar poner de acuerdo a PP y PSOE para formar una gran coalición o al menos para conseguir el apoyo del PSOE a una investidura del PP -el intento inverso tras el 20-D fue vergonzoso y estuvo fuera de lugar-), la indefinición de Rivera causó más daños que beneficios. 

La falta de línea clara ha provocado que sus votantes potenciales, que al igual que ya en 2010/2011 tenían a C's como segunda opción, se decantaran al final por el PP, que es el electorado que nutre principalmente los votos de C's, no habiendo sido capaz de cautivar en número suficiente a antiguos votantes del PSOE. 

La inestabilidad creada en España tras el 20-D y el 26-J y todo el circo montado entre Pdr, el Coletas y los separatistas, necesariamente tuvieron que convencer a muchos votantes de la necesidad de votar al partido más serio y con un candidato preparado y fiable (Feijoo y Urkullo), porque más vale lo bueno conocido que lo estrambótico por conocer. 

La izquierda variopinta, en minoría, que sigue hablando de gobierno alternativo, cambio y progreso, con su 'mayoría social' virtual imaginada, se desmontará sola paso a paso dando el espectáculo y luchando internamente por el poder que no queda por repartir. 

C's nunca ha creído en España, sólo en Barcelona y su extrarradio, y por eso no tiene programa ni una línea clara a seguir. Son los maricomplejines reconvertidos en riveracomplejines: España sí, pero no tanto, liberalismo progresista sí, pero derecha socialdemocratizada también, por si sirve para confundir al personal con palabrería biensonante. 

Sin duda, C's podría ser un factor de equilibrio para reformar la política del PP y algunas instituciones del país, dentro de una coalición, pero lo complicado es que la pueda haber a corto plazo. Allí C's ha cometido otro error grave: no querer asumir responsabilidades de gobierno en una coalición con el PP. Querer cambiar cosas desde la oposición es tan cómodo como poco fructífero, y menos aún beneficia la imagen de un partido sin visibilidad ejecutiva. Miedo al compromiso serio y dar lecciones de cómo hacerlo todo mejor no son criterios buenos para avanzar. La política se cambia desde dentro del gobierno, no desde la tribuna. Y eso es lo que ven los votantes, consciente o inconscientemente, y deciden en consecuencia. Ya se vio con Suárez y el CDS: La indefinición y el deseo de contentar a todos lleva al fracaso político. C's está en buen camino para repetir la experiencia.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Elecciones Generales 2015: Análisis postelectoral


A la vista de los resultados de las elecciones, se ha roto el dominio de los dos partidos principales PP y PSOE y se produce una importante renovación en el Congreso al entrar muchos diputados nuevos. No obstante, escuchando las posturas actuales del PSOE, existe el peligro de la ingobernabilidad de España si no se supera el viejo cisma izquierda-derecha dominado por parte del PSOE, la macrocoalición de Podemos y de los nacionalistas con posturas ideológicas irracionales y de lucha frentepopulista.

Para la gobernabilidad a largo plazo, parece evidente que sólo cabe una gran coalición entre PP y PSOE, con renuncia de sus actuales líderes por su fracaso electoral (ni el PP ha ganado las elecciones sólo por ser el partido proporcionalmente más votado ni el PSOE puede arrogarse el liderazgo del cambio con poco más del 20% de los votos). En muchos países europeos existen o han existido coaliciones de gobierno entre partidos en principio antagónicos, pero ante la situación general de España (incipiente recuperación económica e intentos de desestabilización por parte de los nacionalistas catalanes) como de Europa (crisis de inmigración ilegal masiva sin controles fronterizos acompañada de terrorismo islámico, confrontación por intereses geopolíticos estadounidenses con Rusia, descoordinación en el conflicto bélico en Siria, Iraq y Libya, desunión entre estados miembros de la UE a causa de una política de inmigración inadecuada y las restricciones del comercio con Rusia), lo que tiene que haber ahora es pragmatismo y un consenso serio para progresar y no para romper España y enfrentar una parte de la población con la otra. La ventaja última sería que los políticos españoles aprendan a ser sensatos y luchar por su país y superar así una vez por todas ese rencor eterno por haber perdido los unos la guerra civil y haberla ganado los otros.

Los tiempos son diferentes, las sociedades han cambiado en muchas cosas, pero la política parece seguir moviéndose por esquemas decimonónicos.

Los malos resultados de Ciutadans/Ciudadanos indican que los bandazos dados por Albert Rivera en los últimos días, con la indefinición típica de un partido de centro que quiere emular de alguna manera a Adolfo Suárez, no convencen. La política necesita una línea clara, los ciudadanos quieren saber qué les espera.

Otro tanto pasa a los antisistema de Podemos y sus satélites (En Marea, En Comú, etc.). No sólo demuestran no estar unidos, en contra de todo pragmatismo y toda seriedad, tampoco tienen disciplina alguna. En principio defienden las mismas aberrantes propuestas de la rancia izquierda radical, pero luego no están unidos en un objetivo claro. Quieren cambiar el estado para peor, gastando lo que no tienen y expoliar a los ciudadanos para financiar sus absurdidades pseudosociales. Y parecen creerse haber ganado las elecciones para dar este cambio con apenas un 20% de los votos.

La UE ya dirá lo que piensa. No es muy probable que el Partido Socialista Europeo esté muy por la labor de tener en España un gobierno a la griega con unos políticos que no se interesan ni por Europa ni por el progreso en España, sino sólo por su ideología trasnochada de otro siglo, por muy jóvenes que sean. Y el PSOE deberá reflexionar sobre su futuro en una coalición con un conglomerado variopinto de caóticos extremistas que prefieren beberse unas litronas en un salón de plenos y arrancar las efigies de los reyes que hacer política seria. Lo que se ha acabado definitivamente es pensar que un partido puede gobernar en solitario con el simple apoyo en la investidura. Con un 20% de los votos desde luego que no.

El voto de los ciudadanos ha sido bastante claro: quieren estabilidad y confían más en los partidos grandes, por saber por dónde van, que en partidos nuevos que dan bandazos desde hace meses. Aprenderán en el día a día parlamentario, y los dos grandes aprenderán a ser más coherentes y pragmáticos.
 
 

domingo, 28 de junio de 2015

La Europa de los Necios

Europa está gobernada por necios. La tragedia griega convertida en circo es una demostración de ia incapacidad de los dirigentes europeos para solucionar los problemas de la Unión Europea. Su única capacidad consiste en crear cada día más problemas: más endeudamiento, más inmigración ilegal, más indecisión. El desastre parece programado e inevitable.

Desde hace cinco años, Grecia está en situación de bancarrota. No es la primera vez que ese país haya llegado a tener que declararse insolvente. Grecia lleva 185 años malgastando dinero, haciendo promesas falsas e incumpliendo acuerdos internacionales. 

Cuando alcanzó la independencia del Imperio Otomano, en 1830, el reino de Baviera apoyó a Grecia -por puras razones de nostalgia por la Grecia clásica inexistente desde hace siglos- durante tres décadas para ayudar con la creación de una estructura administrativa eficaz. Aquel apoyo costó mucho dinero, pero los griegos seguían sumidos en sus trapicheos y sus estructuras de la época otomana, y en 1860 echaron la culpa de su propio desastre a los bávaros y los echaron a patadas del país. Primera quiebra del estado griego.

Así seguían los helenos otomanizados, hasta que en 1896 se avecinaba otra quiebra. Paquetes de ayudas e inversiones quedaron en saco roto. Los cambios estructurales prometidos se quedaron en una administración pública sobredimensionada, pero no se hizo nada de provecho. Los griegos son hijos pródigos de una Europa a la que no pertenecen ya desde hace siglos. Grecia fue el nido del cuco turco, y lo que fueran los esbeltos y cultos griegos de hace tres milenios, hoy ya sólo son poco menos que cucos turcos, otomanos. Eso explica la situación del país. Que alardeen constantemente de haber sido los inventores de la democracia parece una burla grotesca. Crear un término -democracia- a raíz de un régimen semidemocrático -el parlamento estamental de la ciudad-estado de Atenas, que no era Grecia, sino sólo Atenas- no justifica pretender vivir de ello durante tres mil años. Muchos otros países desarrollaron democracias, con o sin usar el término griego, y no cabe duda que el páis  realmente  pionero en esta materia fue Inglaterra, pero también lo fue Georgia (bajo el reinado de la Reina Tamara), e incluso el Reino de Castilla llegó a tener estructuras democráticas no muy diferentes a las de Atenas en tiempos de la Grecia clásica.

Grecia sufrió más y más quiebras, y no precisamente a causa de guerras, como ha sido el caso de la mayoría de los países occidentales que en el pasado pasaron por quiebras del estado, España incluida. 

Peor aún es que los dirigentes de la unión Europea y del Banco Central Europeo no parecen ni querer saber nada del pasado griego. Siempre se dice que quien conoce la historia podrá evitar cometer los errores del pasado. ¿Y qué es lo que hacen? Cometer un error del pasado tras otro. Sabiendo cómo ha actuado Grecia desde 1830 debería ser suficiente como para no haberla admitido en el euro, pero en cualquier caso debería ser suficiente para echar a Grecia tanto del euro como de la UE, por jetas, piratas y por ser un caso perdido.

Siempre cuando parece que el cuento griego llega a su fin, en la UE vuelven a dar nuevo oxígeno a un estado y una sociedad que sólo podrán aprender con mano dura, con un puñetazo sobre la mesa y un portazo. El euro fue inventado para controlar y someter a los países europeos. Esa es la principal razón por la que los señores de Bilderberg no quieren que la UE se deshaga de Grecia. Pero las cuentas no saldrán, más bien conseguirán acabar con el euro y poner en riesgo a toda la Unión Europea -no sólo por Grecia, también a causa de la política absurda de inmigración masiva de musulmanes africanos, la fallida política expansionista estadounidense en Ucrania y la más que absurda necesidad de inmiscuirse con misiones militares en todo tipo de conflictos extraeuropeos donde la UE ni pincha ni corta-. 

La historia se repite: La Unión Monetaria Latina del siglo XIX fue un intento de unificar el valor de las monedas europeas, pero fracasó, porque al final cada país quería hacer su propia política monetaria, por delante de todos Grecia. Y esa misma situación vivimos ahora con el euro. Gracias a los necios que nos llevan al abismo y los otros necios que eligen a necios rojos para ser gobernados.


martes, 31 de marzo de 2015

Andalucía entre casta y cinismo político

Las elecciones autonómicas andaluzas han demostrado y están demostrando dos cosas: Una gran parte de los votantes andaluces pasan olímpicamente de un cambio serio y parecen vivir felices y contentos con un partido gobernante que lleva más de tres décadas de gestión ineficiente, malversación de fondos públicos y dedocracia crónica. La otra parte -minoritaria- quiere un cambio, pero no sabe escoger a los partidos que deberían protagonizar ese cambio profundo de la manera de hacer política, bien porque no tienen la necesaria información para votar con criterio, bien porque son fáciles de engañar con mensajes tan bonitos como falsos.

Las reacciones de todos los partidos con representación parlamentaria son ilustrativas de la falta de voluntad sincera y decidida de cambiar las cosas. Hemos aquí, por una parte, a la presidente en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que a pesar de la falta de 8 diputados para la mayoría absoluta necesaria para poder gobernar legítima un cómodamente, sigue pensando que puede seguir gobernando en solitario y hace alarde de la misma prepotencia que ya demostró tener durante la campaña electoral. Por otra parte, está el partido perdedor, que balancea entre un no y una abstención en la sesión de investidura, con un candidato fallido a la Junta de Andalucía que haría mejor en dimitir que en seguir con ese discurso cansino de un partido sin principios ni dirección, entre la dubitación permanente y las ganas reprimidas de ejercer de oposición. Y después tenemos a los nuevos partidos en el parlamento andaluz que gustan de presentarse como renovadores de la política, pero que con sus discursos postelectorales no sólo están demostrando un cinismo absoluto, sino, lo que es peor si cabe, dicen tururú a sus votantes, porque en lugar de cambios están en camino de apoyar al partido más corrupto de la política andaluza para posibilitar que siga gobernando otros cuatro años en solitario.  
Partidos que quieren un cambio no pueden apoyar a los que nunca lo han querido ni lo van a querer. Deberían hacer ver a Susana Díaz que en su situación actual no se puede actuar con prepotencia y que los dos partidos aún mayoritarios en España deberían hacerse a la idea de que se puede y debe gobernar en coaliciones, igual que es usual en otros países europeos.

Sólo a través de un gobierno en coalición es posible que un partido nuevo pueda conseguir realizar sus ideas de regeneración política, y el partido mayoritario, si quiere seguir en el poder, tiene que hacer concesiones importantes para que pueda formar una coalición de gobierno. Pero formar coalición no significa tampoco someterse en todo al dictado del partido mayoritario y titular de la presidencia, sino dejar claro que si no cumple con sus compromisos adquiridos mediante el convenio de coalición, perderá el gobierno y se enfrentará a nuevas elecciones.  

Ciudadanos Libres Unidos - Cilus no estaría a favor de pactos ni abstenciones. No se puede estar en la oposición sujeto a pactos que paralizan la labor opositora, y un partido con principios y programa no se puede abstener nunca en las decisiones importantes, como tampoco puede mantenerse al margen de una investidura. Exigir cambios debe ser lo principal, y ahora los dos nuevos partidos en el parlamento andaluz podrían tener la oportunidad. Pero por lo que se puede comprobar por el momento, ni respetan a sus bases ni tienen una verdadera voluntad de cambio al barajar la posibilidad de una abstención con acuerdos de mínimos. Y luego los ciudadanos dirán que son más de lo mismo en cuanto huelen poltrona y prebendas: la casta que tanto critican.  Desde luego, Cilus nunca lo haría, llegado el momento, y al igual que blinda en sus estatutos la democracia pura y directa para la elección de sus órganos y sus listas electorales, las decisiones importantes en y para órganos de gobierno siempre se someterían a la decisión de las bases del partido. 

domingo, 1 de marzo de 2015

Encuesta sobre interactividad, blogs y liderazgo de opinión política


El estudiante de doctorado de la Universidad de Valencia, Juan Mª Sánchez, está desarrollando su tesis doctoral en Marketing centrada en la temática de "Las relaciones existentes en la interactividad a través de Internet y la adopción de roles políticos más participativos".



Le gustaría solicitar la colaboración de los lectores de este blog Occidente a la Deriva para poder concluir el apartado práctico de su tesis. Para ello, necesita que pinchéis en el enlace que figura a continuación y que completéis el breve cuestionario que figura en dicha página web.



Como veréis, es un cuestionario sencillo que se responde en apenas 8-12 minutos (reales) y en el que se plantea una serie de enunciados sobre factores relacionados con la lectura de blogs y la participación política.



La investigación carece de finalidad comercial y las contestaciones son completamente anónimas. Tampoco se requieren conocimientos previos ni existen respuestas correctas o erróneas, lo realmente relevante es la libre opinión acerca de los temas planteados.



Pincha por favor, en el siguiente enlace para participar:





Muchas gracias por vuestra colaboración.