domingo, 11 de noviembre de 2007

Cumbre Iberoamericana

Las consecuencias de una política exterior errónea del gobierno español

LAS VOCES DE LOS FASCISTAS Y LA DEFENSA DE LA DEMOCRACIA

Entiéndase bien: Fascistas son los socialistas nacionalistas, es decir, los que pertenecen a movimientos de la extrema izquierda. Llama la atención que son precisamente ellos quienes acusan a los conservadores democráticos de ser fascistas. Fascismo es la dictadura creada por socialistas populistas como Mussolini y Hitler, emulados en la actualidad por personajes como Chávez, Morales, Ortega, Castro, cada uno inventándose su propio ideario complementado por lemas tan estrafalarios como "revolución o muerte". Que Castro sea comunista y no nacionalsocialista se debe sólo a que en los años 1950 la versión nacionalista del socialismo obrero ya no contaba con muchos adeptos y decantarse por el comunismo al estilo soviético y estalinista resultaba ser más práctico a la hora de obtener apoyos por la gran potencia que era la URSS. También tienen en común que llegan al poder democráticamente para transformar luego la democracia que les eligió en dictaduras sanguinarias que oprimen y expolian a sus pueblos y arruinan a sus países con su nefasta política económica y la ausencia total de libertad.

Escúchese el discursito de Chávez en la Cumbre Iberoamericana:

http://www.youtube.com/watch?v=Fb3HZ7K1gTk

Menos mal que Z tuvo la entereza de defender al ex presidente del gobierno José María Aznar, al que Chávez acusa de ser un fascista y haber instigado el golpe de estado de opereta que más probablemente fue una escenificación oportunista del mismo Chávez para hacerse la víctima y estabilizar su poder que en aquel momento estaba en una situación un tanto crítica y aprovechar para quitar del medio a los militares no afines a su nuevo régimen y reducir la libertad democrática que aún quedaba parcialmente en pie en Venezuela.
Pero en realidad, estos ademanes populistas y de pésima educación no son sino resultado de una política exterior completamente errónea del gobierno socialista de Zapatero, tan amigo de personajes como Chávez, Castro, Morales, Ortega. Recordemos la carta de admiración que Z envió a Castro no hace mucho tiempo:
“Querido y admirado Presidente, mi Comandante...”
“… mi generacion se ha educado con la vista puesta en la Cuba comunista y en la figura irrepetible de Fidel Castro, centinela de la libertad, caudillo del Caribe por la gracia del destino historico y comandantisimo de los ejercitos de Tierra, Mar y Aire de la perla de las Antillas.”
“… Cuba es hoy gracias a Vuestra Excelencia, un paraiso de libertad, una nacion justa en la que se repetan y acatan las leyes derivadas de la voluntad general libremente expresada, con un pueblo libre y esperanzado, que disfruta de un alto nivel de vida, habiendose sustituido en todas vuestras ciudades el caduco signo de la cruz por el de la hoz y el martillo.”
“Di instrucciones a mi ministro para que no abogara por los llamados presos politicos, que no son otra cosa que mercenarios al servicio de una potencia extrajera, traidores a la patria o terroristas que pretenden socavar los cimientos de la gloriosa Revolucion, el regimen establecido por Vuestra Excelencia que es ejemplo en todo el mundo de respeto a los derechos humanos y a las libertades. Solo la falacia del ultraderechista Aznar pudo llevar a la decadente Europa a la posicion fascista de tomar medidas contra el regimen de Vuestra Excelencia.”
“Tambien di instrucciones a mi ministro para que no atendiera a los disidentes, ridiculas minorias resentidas, incapaces de comprender la grandeza de la Revolucion que Vuestra Excelencia, patria o muerte, ha llevado a cabo.”
“Medio siglo, 50 años, ganando un tras otra todas las elecciones ejemplarmente democraticas que se han celebrado en vuestro pais, hollado un dia por aquella España de infausta memoria, colonialista, catolica e inquisitorial, es acontecimiento sin precedentes”
“Aprovecho esta carta, mi Comandante, para implorarle que me conceda el alto honor de permitir que España se incorpore al eje Castro-Chavez-Evo, que tiene en permanente tembladera a los Estados Unidos y a su presidente fascista, el malhadado Bush.”
“En espera de sus gratas notIcias le reitero, mi comandante, mi deseo y el del pueblo español de su pronto restablecimiento y quedo como siempre a la entera disposicion de Vuestra Excelencia con mi renovada admiracion y mi deseo permanente de seguir recibiendo vuestras enseñanzas.” (extracto - Fuente: Libertad Digital)
Ahora resulta que Z resalta la importancia de los gobiernos elegidos democráticamente. Es estupendo que lo haga, pero ¿cómo debe entenderse la carta a Castro? ¿Cómo se debe entender que los socialistas en España no paran de llamar fascistas a los que pertenecen o simpatizan con el PP? ¿Cómo se entiende la "amistad" con personajes que insultan y discriminan constantemente a los empresarios españoles gracias a los cuales se ha fomentado mucho el desarrollo económico en lo que antaño fueron colonias españolas? Si dan dinero, vale, luego se les expropia y se llama invasores genocidas a los españoles. La Madre patria está bien como destino de la emigración sudamericana, pero como es un país fascista e invasor, pues no tiene nada que opinar en Iberoamérica.
El respeto lo debería aplicar la izquierda española en su propio país. Palabras como las de Z en la cumbre se quedan en la nada por hipócritas al ver el comportamiento de sus camaradas en la vida política diaria de España.
Cafres como Chávez insultan a S.M. el Rey alardeando de más legitimidad por haber sido elegidos por el pueblo. El nivel de las cumbres ha bajado muchísimo al ritmo que varios países iberoamericanos han sufrido serios deterioros y han perdido prácticamente la democracia que es sustituida por sistemas castritas bajo el lema de Socialismo o Muerte. Un gobierno com o el español debería actuar en consecuencia y empezar a reducir drásticamente la inversión en estos países. Los regímenes bananeros deberían ser aislados internacionalmente. No caben todas las ideas, aunque lo diga Z, porque ante todo no caben ideas totalitarias, y tampoco caben los modales de tan bajo nivel como los demostrados por Chávez y Ortega.
La reacción de S.M. el Rey fue acertada. Por fin el Rey empieza a hacerse oir. Necesitamos hombre de estado de alto nivel y prestigio, no mequetrefes provincianos. Las cosas grandes exigen hombres preparados cuyo horizonte abarca algo más que las montañas de León.

No hay comentarios: