domingo, 16 de diciembre de 2007

Crisis económica e inflación

Chulería como respuesta

El gobierno recomienda comer conejo en Navidad y aprender a saber dar el valor correcto al euro. Estas son algunas de las sandeces que el gobierno alega para explicar las razones para la subida de precios y los posibles remedios. Son expresión del desprecio que tienen los socialistas por el ciudadano, al que culpan de la situación actual. Tenemos un gobierno que no ha hecho absolutamente nada para prevenir y contrarrestar la evolución adversa de la economía, por otra parte anunciada desde hace tiempo, y optó por la gandulería y la preocupación por temas que en nada benefician a España. Como ya no cuela echar toda la culpa al PP, ahora ha tocado a los ciudadanos, que son demasiado tontos para saber lo que vale un euro y provocan la inflación por dar propinas demasiado altas cuando toman café en un bar. Lo mejor de todo es la recomendación de comer conejo en Navidades y reducir así el elevado gasto en alimentos para las fiestas.

Parece que la chulería de este gobierno no tiene límites. Más bien es el gobierno quien carece de la educación necesaria para saber el valor del euro y adaptar su comportamiento en el manejo del dinero. Hasta el más tonto de los ciudadanos debería estar dándose cuenta de quién nos gobierna. Pero no es el ciudadano que no entiende del dinero, sino son los socialistas, pues todo lo que los socialistas entienden del dinero es cómo sacárselo a los demás.

4 comentarios:

Esta2.com dijo...

los dueños de locales, camareros/as quienes ven en esas propinas una importante fuente de ingresos deben estar jurando en arameo. la propina es una recompensa a un buen trabajo.

Atreides dijo...

Eso sí, pero de allí a convertir las propinas en la causa de la inflación, es absurdo, además, no creo que nadie dé 1 euro de propina por dos cafés, de hecho, ya en el Mundo de hoy se han publicado comentarios del gremio.

esta2 dijo...

feliz navidad

Jose Maria dijo...

Feliz Navidad y que en el Nuevo Año siguas escribiendo en ésta ventana de libertad que tanto necesitamos, en estos tiempos tan escasos de medios plurales y en los que Zopenco quiere acabar con España.