jueves, 22 de mayo de 2008

Adios, PP, adios.

San Gil se va y para el PP se abre la tierra. Si Rajoy no fuese de esas cosas que dices "¿A qué huelen las cosas que no huelen?", lo que tendría que extenderse es olor a azufre. Porque lo que están haciendo en el PP sólo puede ser obra de satanás.

Mientras, en Ferraz saltan nuevamente los corchos del cava catalán y bailan como si fuese la noche de Walpurguis.

Dijo Rajoy algo de sentido común y sensatez, y los únicos que parecen tener sentido común y sensatez son personas tan valientes y valerosas como María San Gil. Porque por sentido común y sensatez los afiliados del PP que aún tienen estás habilidades necesariamente tienen que abandonar el barco que se hunde. Rajoy es el capitán que navega por aguas poco profundas en zonas de arrecifes y tiburones, y con cada día que pasa los rasguños son más profundos.

El barco está empezando a hacer aguas. Navegante, que no hay camino.

Adios, PP, adios.



¡Ay!


3 comentarios:

Retroferran dijo...

Lamento como todos la baja de MSG pero hemos de entender que todo esto es parte de la aritmética política: será mas lo q reste la baja de MSG o lo q sume el encumbramiento de Gallardón? Esto es lo q me pregunto en mi blog y que no veo que se relacione, hasta ahora, en ningun medio. Y no me considero un visionario ni un adivino.

Francisco José Peña Rodríguez dijo...

Atereides. Estoy contigo. Mejor que Rajoy asuma que se tiene que ir y ya está, que tome las riendas otro. Pásate por mi Blog y lee mi post de ayer sobre Gallardón. Y me dices que te parece.

Francisco

Miguel Pazos dijo...

A mi me parece que Rajoy ha hecho coincidir a gran parte de los "esperancistas" y "gallardonistas" en algo. Que se tiene que ir de una vez.

Un saludo