martes, 13 de mayo de 2008

Los diez negritos: Ya van tres

Con el portazo de doña María San Gil, los pesos pesados en el PP que han sido apartados paulatinamente por la camarilla de Rajoy, empiezan a moverse. Parece que se trata de los cimientos ideológicos del partido los que se tambalean con la supuesta línea de renovación de Rajoy. En cuestión de dos meses, Rajoy ha acabado con un partido unido y fuerte que cuenta con un número de afiliados superior al partido en el gobierno.

Rajoy carece de lo que presume: Sensatez y sentido común. Porque si tuviera estas virtudes, se habría ido a casa desde hace tiempo, por ejemplo para ocupar el puesto de Fraga en Galicia, que es lo que mejor le habría ido.

Las reacciones de personalidades como doña Esperanza Aguirre, pero también de doña Ana Botella, demuestran que en el PP la olla está a punto de estallar. Mañana, sin duda, reventará con esa ponencia política que tanto disgusto ha causado a San Gil.

Hasta se están moviendo personalidades como don Jaime Mayor Oreja, que en 2004 ocupaba un puesto mucho más alto en la escala de preferencias de los votantes del PP para liderar el partido que lo hacía Rajoy, o Vidal Quadras, que cuenta con muchas más adhesiones que Sirera.


Si uno entra en los foros del PP, también puede leer bastantes opiniones contrarias a Rajoy, aunque dichos foros son controlados por déspotas que anulan cualquier opinión que no cumple con sus exigencias de forma, y aunque cumplan con la forma, si es una crítica dura la borran de inmediato.

Así es como funciona el PP en general, en el ámbito local como en el ámbito nacional. La mejor muestra es la reacción airada de doña María San Gil. Lo único que le queda al señor Rajoy es presentar su renuncia mañana mismo y abrir así el camino para la regeneración de un partido, que de otra forma está condenado a desaparecer en el plazo de pocos meses.

2 comentarios:

Miguel Pazos dijo...

Estoy de acuerdo en bastantes puntos. Por cierto, después de las declaraciones del Rey, quita esa foto, jaja.

Un saludp

Atreides dijo...

No la voy a quitar, pero he cambiado algo...