lunes, 23 de junio de 2008

El congreso del Partido Popular (V): Valoración final

El PP ha celebrado su décimosexto congreso nacional al más puro estilo de un partido carente de democracia interna. Sólo hubo un candidato para presidir y dirigir el partido, con un equipo que se elige en bloque, nombrado a dedo por Mariano Rajoy, el hombre que va a llevar el timón de ese gran buque transatlántico descrito por Camps e identificado tan cariñosa y acertadamente por Jiménez Losantos como el Titanic del PP.

N
o pensó Camps en lo poco idóneo de la imagen dibujada, y no pensó tampoco en que los icebergs que se van a encontrar por el camino pueden dañar seriamente a ese buque, que se puede ir a pique muy fácilmente, o como dice muy acertadamente Así está Murcia, al capitán le gustan los arrecifes y está tirando por la borda a la gente que podrían salvar el barco.


S
e trata de un congreso que sólo ha podido aclamar lo que se ha decidido en las vísperas. Se formó con compromisarios elegidos de
forma muy dudosa y mucho antes de conocerse las posibles candidaturas (que se han quedado en la de Rajoy, cosa que ya me olía desde el principio). Sólo el 17% de las asambleas del PP han votado a los compromisarios (por ejemplo, en Galapagar ni siquiera tuvo lugar la votación), de modo que se habrá seguido el sistema de designación dedocrática. Por lo tanto, los compromisarios, como he dicho en otro comentario, no están comprometidos con las bases. Luego están los avales, cuya utilidad no es otra que impedir que se presenten más candidatos.

E
n vísperas del congreso dijo Mariano diCaprio: "Este partido sólo se debe a los españoles, a los que lo votan y a los que no nos han dado su apoyo". ¿Cómo que se debe a los que no le han dado su apoyo? Eso tal vez sería el caso si gobernase, pero por ahora se debe básicamente a sus afiliados y votantes.


A
ñadió el presidente del PP: "Este partido está abierto a todos y desde sus principios y convicciones quiere dirigirse a todos los españoles, vivan en el lugar de España donde vivan, sean quienes sean y sea cual sea su condición o pensamiento". También aquí se descubre la hipocresía, pues un partido de centro es un partido sin principios claros, sin convicciones, y desde luego no está abierto a todos, pues Rajoy hace poco mandó a freir espárragos a los conservadores y a los liberales. En los partidos locales del PP mandan familias, las familias de siempre, sin tener en cuenta la nueva realidad de los municipios, así que de abierto nada. El equipo nombrado por Rajoy en el congreso confirma que de apertura no hay nada, ha excluido a los críticos y a todos que le puedan hacer sombra, con una excepción: Ruiz Gallardón. Pero Ambiciones no tiene un puesto muy relevante que digamos.


O
tra afirmación más descriptiva de la manera de pensar del presidente del PP confirmado por el 78% de los compromisarios es esta: "A partir de ahora, aquí sólo hablarán los que tienen que hablar." Eso ha quedado claro desde siempre, particularmente desde que la Niña de Rajoy manda a sus diputados. No hablará nadie que no piense como Rajoy. O dicho de otra forma: El partido siempre lleva la razón. El que no está con el partido está contra él. Claro está que el partido es Mariano Rajoy.


E
stas perlas del principal dirigente despótico del PP (en mi opinión, casi todos los dirigentes del PP son déspotas, se llamen Gallardón, Fraga, Rajoy...) dejan claro lo que pintan los afiliados en el partido: ¡NADA! No se les pregunta, no pueden opinar ni pueden votar. Decir que el partido se debe a todo el mundo es palabrería hueca como la que emplea Z. El mismo congreso es el mejor ejemplo, pues no ha salido nada nuevo, nada innovador de los discursos que se pronunciaron. Quitando las críticas infructuosas de Acebes, Aznar y Mayor Oreja, ningún "cretino" [Fraga dixit] se atrevió a decir nada. Es más: En el nuevo comité ejecutivo no hay ningún "cretino" ni ninguna "esa-tía-quién-es" para decir algo que Rajoy no quiera que se diga, pues sólo hablarán los que tienen que hablar, es decir, los que tienen permiso para hablar.


Ha sido un congreso de la exclusión de los disidentes, de la mediocridad y de discursos insignificantes por carentes de contenido y de gancho (quitando los de Acebes y Mayor Orjea). Ha sido una demostración de la ineptitud para el liderazgo y supone una desesperación para los afiliados y votantes del PP que realmente quieren ver defendidos sus ideales.

F
inalmente, ha sido un congreso marcado por la falta de realismo. La mejor muestra es lo último que dijo Camps a la prensa: Que en Ferraz están bebiendo litros de tila por la desesperación que les invade. Será champán lo que beben mientras bailan el casachoc de la alegría que les da a los camaradas. Lo que hace falta en Génova 13 es una carga de antidepresivos, porque los necesitarán cuando se hayan celebrado las elecciones europeas o publicado algunas encuestas de intención de voto.

E
l congreso ha sido un gasto inútil y un esfuerzo en vano. Los votantes de la derecha se han quedado sin lider y España se ha quedado sin alternativa de gobierno - por ahora. ¿A dónde vas, Mariano, a dónde vas, triste de ti?

C
omo nota graciosa, una canción. Era un himno del partido comunista germano-oriental SED en 1950. Refleja más o menos la filosofía que parece dominar a la directiva del PP. La letra en español va detrás de la alemana.

Das Lied der Partei

Canto al Partido
Sie hat uns alles gegeben. Nos lo ha dado todo.
Sonne und Wind und sie geizte nie.
Sol y viento, y nunca regateó.
Wo sie war, war das Leben.
Allá donde estaba, había vida.
Was wir sind, sind wir durch sie.
Lo que somos, lo somos por él.
Sie hat uns niemals verlassen.
Nunca nos ha abandonado.
Fror auch die Welt, uns war warm.
Cuando el mundo pasaba frío, nosotros sentíamos calor.
Uns schützt die Mutter der Massen.
Nos protege la madre de las masas.
Uns trägt ihr mächtiger Arm.
Nos soporta su potente brazo.
Die Partei, die Partei, die hat immer Recht! El Partido, el Partido, ¡siempre tiene la razón!
Und, Genossen, es bleibe dabei;
Y, camaradas, insistimos:
Denn wer kämpft für das Recht,
Quién lucha por la justicia,
Der hat immer recht.
siempre tendrá la razón.
Gegen Lüge und Ausbeuterei.
Contra la mentira y la explotación.
Wer das Leben beleidigt,
Quién insulta a la vida,
Ist dumm oder schlecht.
o es tonto o es malvado.
Wer die Menschheit verteidigt,
Quien defiende a la humanidad
Hat immer recht.
siempre tendrá la razón.
So, aus Leninschem Geist,
Así, con espíritu leninista,
Wächst, von Stalin geschweißt,
crece lo que Stalin soldó,
Die Partei - die Partei - die Partei.
El Partido, el Partido, el Partido.
Sie hat uns niemals geschmeichelt. Nunca nos ha adulado.
Sank uns im Kampfe auch mal der Mut, Y cuando alguna vez durante la lucha perdíamos el valor,
Hat sie uns leis nur gestreichelt, sólo nos acarición silenciosamente,
zagt nicht und gleich war uns gut.
no decaigáis, y enseguida nos sentíamos mejor.
Zählt denn noch Schmerz und Beschwerde,
Qué importan dolor y molestia,
wenn uns das Gute gelingt.
si logramos lo Bueno.
Wenn man den Ärmsten der Erde,
Cuando para los más pobres del mundo
Freiheit und Frieden erzwingt. se consigue por la fuerza libertad y paz.

Die Partei, die Partei, die hat immer Recht! El Partido, el Partido, ¡siempre tiene la razón!
Und, Genossen, es bleibe dabei; Y, camaradas, insistimos:
Denn wer kämpft für das Recht, Quién lucha por la justicia,
Der hat immer recht. siempre tendrá la razón.
Gegen Lüge und Ausbeuterei. Contra la mentira y la explotación.
Wer das Leben beleidigt, Quién insulta a la vida,
Ist dumm oder schlecht. o es tonto o es malvado.
Wer die Menschheit verteidigt, Quien defiende a la humanidad
Hat immer recht. siempre tendrá la razón.
So, aus Leninschem Geist, Así, con espíritu leninista,
Wächst, von Stalin geschweißt, crece lo que Stalin soldó,
Die Partei - die Partei - die Partei. El Partido, el Partido, el Partido.
Sie hat uns alles gegeben, Nos lo ha dado todo,
Ziegel zum Bau und den großen Plan.
Tejas para la construcción y el gran Plan.
Sie sprach: Meistert das Leben,
Nos dijo: Gestionad bien la vida,
Vorwärts Genossen packt an.
Adelante, camaradas, manos a la obra.
Hetzen Hyänen zum Kriege,
Cuando las hienas corren a la guerra,
Bricht euer Bau ihre Macht,
Vuestra obra romperá su poder,
Zimmert das Haus und die Wiege,
Construid la casa y la cuna,
Bauleute seid auf der Wacht.
Albañiles, estaos vigilantes.
Die Partei, die Partei, die hat immer Recht! El Partido, el Partido, ¡siempre tiene la razón!
Und, Genossen, es bleibe dabei;
Y, camaradas, insistimos:
Denn wer kämpft für das Recht,
Quién lucha por la justicia,
Der hat immer recht.
siempre tendrá la razón.
Gegen Lüge und Ausbeuterei.
Contra la mentira y la explotación.
Wer das Leben beleidigt,
Quién insulta a la vida,
Ist dumm oder schlecht.
o es tonto o es malvado.
Wer die Menschheit verteidigt,
Quien defiende a la humanidad
Hat immer recht.
siempre tendrá la razón.
So, aus Leninschem Geist,
Así, con espíritu leninista,
Wächst, von Stalin geschweißt,
crece lo que Stalin soldó,
Die Partei - die Partei - die Partei.
El Partido, el Partido, el Partido.
(Letra y música: Louis Fürnberg, 1950)
Die Partei hat immer recht 

2 comentarios:

Miguel Pazos dijo...

El PP sale peor de como entró, todavía mas muerto. Pobre Aznar

Fan Fatal dijo...

¡Qué añoranza de Aznar! Rajoy cada día me cae peor. Debía de haberse retirado y haber dejado que se presentaran más candidatos.

Rosa Díez y UPyD tienen mi voto en este momento.

Yo a éstos no los voto. Y a Gallardón menos.