sábado, 7 de junio de 2008

La defensa del español viene de fuera

Ayer, Libertad Digital se hizo eco de un artículo publicado por el director general de Air Berlin en la revista de la compañía y en el que critica la nueva política lingüística del gobierno balear, que "invita" a las compañías aéreas con base en Baleares a que usen el catalán para atender a sus pasajeros.

L
a airada reacción de los fascistas separatistas de ERC, que a raíz de esa crítica califican a la compañía aérea berlinesa de nazi, sólo es una muestra más del talante totalitario de los extremistas catalanistas.

C
omo muy bien dice el director general de la compa
ñía, Joachim Hunold, España está retrocediendo a los tiempos de los miniestados medievales en lugar de fomentar una Europa unida que se pueda entender sin barreras.

N
o vale de nada que el gobierno remita a la Constitución y la legislación vigente para dar con ello por supuesto que la lengua española no está siendo discriminada. La contestación que la ministra de administraciones públicas dio el otro día a Rosa Dí
ez no fue más que una evasiva. El artículo de Air Berlín viene, por tanto, en un momento muy oportuno para llamar la atención sobre un hecho: La discriminación del español como lengua vehicular para todo el territorio español.

L
o que ocurre en España es impensable en el resto de Europa
. Si en Alemania se pusieran a imponer las pocas lenguas regionales como lengua oficial única, sería un caos. El bávaro está reconocido como lengua, aunque no deja de ser un dialecto del alemán. A nadie se le ocurre elevar el bávaro a lengua oficial y dar la formación en colegios y universidades en esta lengua. Esto sería muy perjudicial para la movilidad de la gente, ya que el bávaro no se entiende fuera de Baviera o Austria. Lo mismo ocurre con el Plattdeutsch (alemán llano) hablado en la zona de Hamburgo, otra lengua propia casi desaparecida. Y la lengua de los sorbos en la Lausitz (Brandemburgo), una etnia residual del pueblo eslavo de los sorbos, que está reconocida como lengua cooficial en la zona, es ahora objeto de mayor apoyo oficial para que no se pierda.

L
os nacionalistas catalanes, gallegos y vascos van a conseguir con su actitud neofascista que las empresas se busquen emplazamientos en países en los que no se plantean semejantes problemas. El ciudadano tiene que tener libertad para expre
sarse en la lengua que más le conviene y tiene que tener la oportunidad de recibir la educación escolar o universitaria en la lengua oficial de todo el Reino de España. Si este derecho no lo garantizan los gobiernos autonómicos, debe ser el gobierno central quien ponga los medios necesarios para garantizar un derecho constitucional y fundamental.

Me pregunto desde hace tiempo por qué no ha intervenido en esto la Unión Europea o el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea, porque en España evidentemente se están vulnerando derechos fundamentales sin que el gobierno español ponga remedio a esta situación. La opresión y persecución de los ciudadanos que hablan español en regiones con otras lenguas oficiales que no respetan la lengua oficial de toda España son actuaciones contrarias a las libertades que deben quedar garantizadas en toda la Unión Europea. ¿Acaso el Partido Patético ha hecho gestiones en el sentido de obtener de la Unión Europea algún amparo? Ya se ve que el PP más bien hace cosa común con la izquierda, porque Rosa Díez se ha quedado sola en la defensa del español en el Congreso.

L
o que podría hacer Air Berlin es contestar al gobierno balear en berlinés e implantar el berlinés como lengua en la que se dirijan a sus pasajeros, especialmente los que hablen catalán. Dijo muy bien el señor Hunold que al final esto va a
acabar en que tengan que usar todas las lenguas del territorio español según adonde vayan sus aviones. Es hora que se sepa en Europa lo que ocurre en España. Que lo entiendan será otra cuestión. Esto no hay quién lo entienda fuera de España. España es diferente, cada día más.


Diese olle katalanistische Mischpoke is doch völlich meschugge! Endlich hat mal eener so richtich uff'n Tisch jekloppt und diesen uffjetakelten Affen von de balearische Rejierung so janz uff de sanfte eenen um de Löffel jehaun! Hat nich lang jedauert, und schon taucht da so eener von de republikanische Feifenköppe uff und blubbert da was von Nazis, weil se keene sachliche Kritk vertrajen können. Uffjestekert sind se anjesichts der Wahrheit ihrer Umtriebe.

Esta es la viñeta que acompaña al artículo en la revista de Air Berlín. En Libertad Digital no se atrevieron a traducir correctamente el texto que lleva:


"Jolines, cuando vengan aquí a Baviera estos catalanes cerdos prusianos, entonces tendrán que esmerarse en hablar en bávaro. Malditos turcos."

Para que se entienda: "Saupreiß" significa cerdo prusiano y lo aplican a todos los alemanes al norte de Baviera por la histórica rivalidad entre Prusia y Baviera. Es una expresión muy asentada como si se dijera "prusiano de mierda". En este caso se combina con los catalanes. "Kruzi-" viene de crucifijo e inicia cualquier expresión inventada y compuesta de varias palabras que sirva para maldecir algo, digamos que en este caso da igual decir malditos turcos que malditos "polacos". El lenguaje es típicamente bávaro. La traducción suena un poco fuerte, pero lo es menos en bávaro.


Artículos relacionados de este blog:
Tigres de papel
El catalán puede perjudicar seriamente la salud
Air Berlín, los catalanes y los "prusianos marranos"

2 comentarios:

Miguel Pazos dijo...

El banner está en mi blog. Por cierto, pásate a ver el nuevo modelo.

Un saludo

El Espantapájaros dijo...

Debemos apoyar la valentía de esta compañía al denunciar el acoso que sufre por parte de los rancios y paletos poderes nacionalistas. Como sabrá, ayer el inefable y asaltador Joan Puig atacó a esta compañía poniendo en su logo una esvástica nazi. ¡Como si Esquerra no fuera en el fondo un partido nazi, es decir, racista, nacionalista, socialista y totalitario! Por otra parte, también es banalizar el nazismo: por mucho que les haya podido molestar, el español es lengua oficial y es un derecho el usarla dentro del territorio nacional. A nadie le pueden obligar a lo contrario.