martes, 5 de agosto de 2008

Air Berlin, los catalanes y los "prusianos marranos"

En relación con el intento del gobierno nacionalista balear de imponer el uso del catalán a las compañias aéreas con líneas regulares a las islas baleares, Air Berlin había publicado el tan polémico artículo sobre la sinrazón de querer imponer hoy en día lenguas regionales en España habiendo una lengua oficial común a todo el país y hablado por 500 millones de personas en el mundo y tendiendo la Unión Europea a una dilución cada vez mayor de las fronteras nacionales, lo que implica también el uso de las lenguas vehiculares más conocidas para todos. Dicho artículo de la revista de a bordo se ilustró con la siguiente viñeta:

Jolines, cuando vengan aquí a Baviera estos catalanes marranos prusianos,
tendrán que esmerarse en hablar bávaro, malditos turcos .


La traducción del término bávaro de "Saupreiss", un insulto que los bávaros utilizan desde tiempos remotos para denominar al pueblo que era dominante en Alemania tanto antes como después de la unificación de 1871 y hasta la disolución forzosa, injusta y contraria al derecho internacional del estado prusiano mediante decreto por las potencias vecedoras aliadas en 1945, significa más que "cerdo prusiano" (lo que sería realmente "Preussenschwein") tanto como "prusiano marrano", "prusiano cabrón", "prusiano de mierda", y aunque es un insulto bastante fuerte, dicho por un bávaro, para un alemán hoy en día resulta más bien gracioso, a parte de que los tacos bávaros siempre suenan muy fuerte sin serlo necesariamente. Se añade la circunstancia que pocos alemanes tienen hoy en día conciencia de prusiano por haber sido privados de su país por potencias extranjeras. Luego lo de "Kruzitürken", algo así como "malditos turcos", es una muestra más de los tacos bávaros, que a veces se mezclan sin ton ni son. Aquí sería mejor decir "Kruzikatalanen". ("Kruzi" viene de crucifijo, crucificar)

Que la viñeta utilizada por Air Berlín, una compañía fundada y con sede en la capital de Prusia, se sirva del humor bávaro, resulta algo raro, pero seguramente lo hace con intención de poner una nota graciosa a la crítica justificada a la política lingüística catalano-balear.

No obstante, calificar a los catalanes de "catalanes cerdos prusianos" es un agravio para todo prusiano, pues los catalanes ni son prusianos ni tienen mentalidad prusiana. Mucho menos la política lingüística catalana tiene algo que ver con lo que era Prusia, un país sumamente tolerante ya en tiempos del Rey Federico el Grande de Prusia, quien acogía a muchísimos huguenotes huidos de Francia por la persecución de los protestantes y que aportaron mucho al estilo de vida de Prusia y especialmente de su capital de Berlín.

En Prusia nunca hubo problemas con lenguas regionales, y la aportación de los huguenotes fue enriquecedora sin que llegaran a crear guetos francófonos dentro de Prusia. Hasta el día de hoy se han mantenido en Berlín muchas expresiones de origen francófono y judío, una particularidad prusiana.

Air Berlín haría bien en no ensuciar el buen nombre de Prusia, país aniquilado y vilipendiado por los nacionalsocialistas y disuelto por decreto de las potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial por atribuirle de mala fe la responsabilidad del nacionalsocialismo, nacido precisamente en Baviera y liderado por un austriaco nacionalizado irregularmente alemán, no por último porque Prusia siempre había sido la espina en el costado de Gran Bretaña y Francia por impedirles el control sobre la Europa central.

En fin, la viñeta más bien responde a una intención graciosa, pero incluso así sería deseable que pensaran un poco al usar y relacionar determinadas expresiones fuera de contexto. Un catalán nunca será prusiano y un prusiano nunca será un fanático nacionalista separatista catalán. Una cosa es que un bávaro llame cabrones a los prusianos y otra muy distinta es mezclar el buen nombre de los prusianos con los extremistas catalanes. Es como llamar malnacidos a los extremeños, un agravio serio.

Nota: Entiéndase marrano como sinónimo de cerdo, no de judío converso. Llamar marranos a los cerdos es muy frecuente.

Artículos relacionados de este blog:
Tigres de papel
El catalán puede perjudicar seriamente la salud
La defensa del español viene de fuera.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sinceramente, no sé a que viene todo este despliegue notable de conocimientos históricos para posteriormente invalidar tus argumentos sembrando odio y discordia hacia una cultura y un idioma antiguos y abiertos al mediterráneo.
La gente del pueblo balear tiene todo el derecho a expresarse y recibir la información de sus compañías aéreas en la lengua que los vio nacer y que aman.

Lógicamente en caso de que esos derechos se vean vulnerados el gobierno que los representa está en todo su derecho de aplicar medidas para que se respeten los derechos de sus ciudadanos.
Y, repito, a pesar de una política de prohibición, menosprecio y desdén hacia las otras lenguas peninsulares por parte del centralismo castellano, sigue siendo la lengua del pueblo balear.

Si quieres establecer una dicotomía aún más clara de las distinciones evidentes del modelo peninsular con la hegemonía prusiana solo tienes que referirte a sus políticas linguísticas.

Están los otros idiomas peninsulares en igualdad de condiciones con idioma hegemónico? Se me permite pues, en tanto que soy considerado español (nación de naciones, o no?) expresarme en todos los organismos y insituciones con una lengua que en teoria pertenece tanto a España como el castellano?

Si hay una idea de fervor extremo por un concepto hilarante es la de España. Prusia puso todos los mecanismos necesarios para reunificar una nación preexistente (la germánica) en un territorio más o menos cohesionado, convirtiendose de paso en la principal fuerza motriz del nuevo estado.
A mi entender puede funcionar una federación hispánica sin pretensiones colonialistas hacia las nacionalidades existentes.
Si hay una mentalidad supresora, dominante, retrógrada, anticuada y totalitaria es la castellana. Lo sabe el mundo entero, vuestro proceso de descolonización y vuestro débil intento de mantener los enclaves de nulidad estrategica permiten comprovar que dicha mentalidad antidemocrática y antiliberal sigue vigente en España.

Te pido por favor que tengas más criterio a la hora de publicar tus articulos en la red y dejes de empozoñar la convivencia en este país, aquellos que tenemos que soportar el mayor peso estamos empezando a cansarnos de este discurso cínico y beligerante.

Robert G. B. (Nacido en el Reino Unido, me siento catalán porque es el pueblo con el que he madurado. Dejad de vilipendiar a una nación que tiene el mismo derecho a existir, pedir que la respeten y defender a sus ciudadanos,que cualquier otra)

PS: La mentalidad prusiana o Prusia no necesita de terceros para mancillarse, precisamente se mancillo solita con el II y III R.

Anónimo dijo...

Si quieres establecer una dicotomía aún más clara de las distinciones evidentes del modelo peninsular con la hegemonía prusiana solo tienes que referirte a sus políticas linguísticas.

Están los otros idiomas peninsulares en igualdad de condiciones con idioma hegemónico? Se me permite pues, en tanto que soy considerado español (nación de naciones, o no?) expresarme en todos los organismos y insituciones con una lengua que en teoria pertenece tanto a España como el castellano?

Si hay una idea de fervor extremo por un concepto hilarante es la de España. Prusia puso todos los mecanismos necesarios para reunificar una nación preexistente (la germánica) en un territorio más o menos cohesionado, convirtiendose de paso en la principal fuerza motriz del nuevo estado.
A mi entender puede funcionar una federación hispánica sin pretensiones colonialistas hacia las nacionalidades existentes.
Si hay una mentalidad supresora, dominante, retrógrada, anticuada y totalitaria es la castellana. Lo sabe el mundo entero, vuestro proceso de descolonización y vuestro débil intento de mantener los enclaves de nulidad estrategica permiten comprovar que dicha mentalidad antidemocrática y antiliberal sigue vigente en España.

Anónimo dijo...

Te pido por favor que tengas más criterio a la hora de publicar tus articulos en la red y dejes de empozoñar la convivencia en este país, aquellos que tenemos que soportar el mayor peso estamos empezando a cansarnos de este discurso cínico y beligerante.

Robert G. B. (Nacido en el Reino Unido, me siento catalán porque es el pueblo con el que he madurado. Dejad de vilipendiar a una nación que tiene el mismo derecho a existir, pedir que la respeten y defender a sus ciudadanos, que cualquier otra)

PS: La mentalidad prusiana o Prusia no necesita de terceros para mancillarse, precisamente se mancillo solita con el II y III R.

Anónimo dijo...

La union hace la fuerza pero no se hace a la fuerza.
Dejad tranquilos y preocupense de lo suyo, yo me he criado en cataluña y nunca he tenido ningun problema para comunicarme en catalan o castellano a las Administraciones, eso son burradas que suelta telecinco.
Por otras, mirad otro enfoque de la noticia: si el verano se plaga de alemanes que se van de vacaciones, almenos que los/las azafatas de vuelo de las islas tengan trabajo (si se impone hablar catalan, entonces no seran alemanas las azafatas, y tu tranquilo que esas azafatas hablaran tambien el IDIOMA DE LA ESPAÑA UNA UNIDA (que jamás existirà si no es con mucha opresion como ya la hubo).

Ciao bambino (vivimos en un mundo globalizado, despierta, que ahora WE SPEAK IN ENGLISH i España no es el OMPLIGO del mundo)... Maldito chuminismo.
(porfavor no me respondan con unas lecciones de historia con palabras pomposas, si no las utilizo es porque no me hace falta demostrar nada)