sábado, 16 de agosto de 2008

Occidente fracasa ante la agresión de Rusia

El invasor ruso se dedica a destruir, a matar y a recrear situaciones de los peores tiempos de los años 1940.

Georgia indefensa, a merced de la violencia rusa y de la inoperancia de Occidente.

Los últimos movimientos diplomáticos de la Unión Europea y de Estados Unidos demuestran que Occidente y, especialmente, la Unión Europea están completamente descolocados ante la agresión de Rusia contra un pequeño país indefenso. El único que ha demostrado un poco de valor y decisión ha sido el presidente francés Sarkozy, pero ni siquiera a él le hacen demasiado caso en el Kremlin. Foto: El ministro de exteriores francés, Kouchner, visita los destrozos causados por Rusia en Gori.

Los rusos, como siempre, firman compromisos, pero no los cumplen nunca o sólo mientras que les sea útil. Es la táctica bolchevique ya esgrimida por el fundador del P$O€, Pablo Iglesias, uno de los políticos españoles más ruines de principios del siglo XX. Foto: Tanques georgianos destruidos desde el aire por las tropas de paz rusas.

Es curioso que en las encuestas de los periódicos digitales la mayor parte de la gente parece dar la razón a Rusia, mientras que presentan a Georgia como el país culpable del desastre. Pero no hay que olvidar que dos regiones históricamente georgianas, colonizadas en otros tiempos de la ocupación rusa de 200 años por colonos rusos, llevan dieciseis años dando serios problemas. Ya en 1991 hubo una guerra civil en Georgia provocada por los rusos de Abjasia y Osetia del Sur. Foto: Condolezza Rice, hija, cada vez te pareces más a una Priscilla Reina del Desierto que a una ministra de asuntos exteriores de una potencia mundial.

Es curioso también que la ONU, organismo internacional que se caracteriza por su inutilidad para resolver conflictos, envió tropas de la ONU para asegurar la paz en las regiones de Abjasia y Osetia del Sur. ¿De qué países son esas tropas de seguridad? ¡DE RUSIA!. Es decir, se encarga el mantenimiento de la paz a tropas enemigas del país que persiguen el único fin de la invasión y ocupación ilegal de un estado independiente y soberano.

Tras la débil independencia de Georgia conseguida en 1991/1992, acompañada de todas las maniobras desestabilizadoras imaginables por parte de Rusia, con asesinato del entonces presidente Gamsajurdia en circunstancias muy extrañas, Eduard Shevardnadse, bolchevique avanzado y antiguo ministro de asuntos exteriores de la URSS, se hizo con el poder en Georgia, y está claro de la mano de quién consiguió imponerse. Pero el colaboracionismo de Shevardnadse con sus camaradas rusos no era lo que deseaba el pueblo georgiano, y fue precisamente bajo este ex ministro comunista que la situación en Abjasia y Osetia del Sur se desestabilizó aún más. Foto: Shevardnadse. No por ser georgiano deja de ser un traidor. Stalin también era georgiano...

Rusia no respeta ahora ningún acuerdo de alto el fuego, vuela puentes y bloquea carreteras, dentro de un país que ha invadido, sin respeto alguno por el derecho internacional y un estado soberano. Foto: El presidente ruso Medvedyev, marioneta de Putin.

Europa tenía que haber actuado ya hace por lo menos quince años asociando a Georgia a la Unión Europea e integrándola en la OTAN. En la cumbre de la OTAN celebrada este año en Bucarest no debían haber tenido miramientos con los gruñidos rusos aceptando el ingreso de Georgia y Ucrania en la OTAN, porque se ve claramente que esas muestras de debilidad y acojone de los europeos y americanos no llevan sino a que el ruso se sienta aún más fuerte.

La táctica de los rusos bolcheviques e imperialistas ha sido siempre la de un paso atrás y dos pasos hacia adelante. Puede inluso que dieran dos atrás, pero luego dan cinco hacia adelante. A su táctica también pertenece la de hacerse con los accesos a los mares, para cortar todo suministro a los países a subyugar. Abjasia es una pieza clave de esta táctica. Foto: Gorbachov, el que ideó la caída del muro, ¡qué maniobra tan astuta para engañar a Occidente! Ahora, el que debía haber dejado libres a los países oprimidos por la URSS, apoya la agresión rusa contra Georgia.

Esto lo debería saber muy bien la canciller alemana Ángela Merkel, antigua secretaria de agitación y propaganda de las Juventudes Comunistas de Alemania oriental y que estudió en Moscú en tiempos de la URSS. Sólo un afiliado muy firme en marxismo-leninismo podía acceder a estos privilegios de estudiar en Moscú. Ahora, aparentemente reconvertida a la democracia cristiana (¡JUAS! - felices los que se lo crean), Merkel sólo tiene palabrería hueca, exigencias debiluchas ante el oso ruso al que hay que abatir, no acariciar. Y su ministro de asuntos exteriores, el bolchevique moderado Steinmeier, aspirante a candidato a canciller por parte de los socialistos alemanes, tampoco tiene aspecto de saber qué hacer. Tantos años de pacifismo hipócrita debilitan la mente y el cuerpo. Fotos: (Izquierda) Steinmeier, la inoperancia de un tonto útil. (Derecha) La marioneta de Putin y la experta en agit-prop comunista.

Posiblemente, las maniobras militares georgianas en Osetia fueron producto de una trampa que los rusos tendieron a Saakashvili, un político que parece ser un poco impulsivo y que con sus ganas de echar un pulso a Rusia tiene todas las de perder. Pero, evidentemente, las maniobras no se hicieron contra Rusia, sino para asegurar el control de Georgia sobre una de sus regiones ocupadas por los rusos con sus tropas de paz (¡JUAS!). Foto: El presidente georgiano Saakashvili.

También llama la atención el silencio y la inoperancia del gobierno español en la crisis. Destaca el bolchevique avanzado, ex anti-OTAN, ex secretario general de la OTAN, oportunista y charlatán y máximo inútil de la política exterior europea, Javier Solana. Es hora de que se suprima este costosísimo alto cargo de la UE que nunca ha servido para nada ni está demostrando saber reaccionar ante la situación creada por Rusia. Tampoco se ve que la Alianza de las Civilizaciones de nuestro máximo líder e iluminado Zapatero tenga alguna actuación, aunque sólo sea simbólica, para que las (in)civilizaciones prepotentes como Rusia sean apaciguadas. Foto: Solana, Kouchner, Steinmeier.

Son estas situaciones de máxima tensión internacional que nos descubren lo ineptos y vacíos que son nuestros políticos, políticos de salón. Al campo de batalla hay que salir con botas, no con zapatos de tacón. Los rusos sólo usan botas cuando se dedican a la política exterior. Al lado de ellos, los políticos europeos occidentales se parecen más a unos paletos vestidos de drag queen en la fiesta del pueblo. Foto: Schröder, ex canciller alemán vendido a Putin (Gazprom). ¿Dónde estás, perro traidor? Sólo sabes chulear en la televisión alemana.

Es hora de actuar. La UE debe establecer una política exterior común y actuar con decisión enviando tropas de los 27 para asegurar la paz en Georgia y expulsar a los rusos. Acto seguido debe admitir a Georgia en la UE y en la OTAN para evitar futuras agresiones rusas. Si no se actúa ahora, esto se parecerá cada vez más a la Crisis de Marruecos de 1905, preludio de la Primera Guerra Mundial. La situación es muy parecida: Se trata de decidir quién domina qué parte del mundo. Rusia no se anda con chiquilladas. Foto: El ministro de asuntos exteriores francés, Kouchner. Ojalá levantasen los puños los 27 de la UE, panda de palomos cojos de la paz.

3 comentarios:

guti dijo...

omites quizá deliberadamente que el invasor ha sido Georgia, y que ha sido el que ha caudado miles de muertos, que lanzó un ataque inesperadamente por sorpresa contra la población civil de Osetia del Sur a las tantas de la madrugada. Rusia lo que ha hecho ha sido defender a los ciudadanos y contraatacar en defensa de sus intereses y los de la población civil, que por cierto son pro-rusos.
Además esta región quiere independizarse de Georgia.

Atreides dijo...

No has leído bien el artículo. Un país no puede invadirse a sí mismo, y si Georgia ha atacado a los rusos ha sido porque están dentro de Georgia ocupando territorio georgiano. Rusia no defiende a ciudadanos rusos, sino provoca incidentes desde hace 16 años. Rusia no digiere que ya no es dueña de Georgia, Lo que haces aquí es repetir la propaganda rusa antigeorgiana. Si se tratase de una defensa, ¿cómo explicas y7 justificas que Rusia invada zonas fuera de Osetia y Abjasia volando puentes de ferrocarril e impidiendo el libre tránsito? Cataluña también se quiere independizar, pero por eso no deja de ser territorio español. Rusia no tiene ningún derecho a estar decidiendo lo que se hace con Abjasia y Osetia. Georgia lo que hace es defenderse contra la invasión rusa que lleva ya demasiado tiempo.

Atreides dijo...

Southossetia, no voy a permitir que insultes al pueblo georgiano. Además, no llegas a conclusiones con fundamento, pues comparar a los rusos invasores con los extranjeros que puedan vivir en España es absurdo, los extranjeros no declaran la independencia de las zonas en las que viven ni tienen tropas de sus países en territorio español como es el caso de Osetia del Sur y Abjasia, ambas regiones históricamente georgianas. O expones tu punto de vista con elegancia y argumentos o te los comes. ;-)