lunes, 11 de agosto de 2008

Putin el Terrorífico, asesino del Cáucaso











¡Rusos asesinos! - ¡Rusos invasores!
¡Cerdos rusos! ¡Cerdos bolcheviques!



¡¡¡NO A LA GUE
RRA!!!
Rusia provoca una guerra sin precedentes con Georgia
Putin aprovecha las Olimpíadas para iniciar la invasión de un país soberano


¿¿¿Dónde están nuestros angelitos de la paz como Almodóvar,  Llamazares, Sabina y otros bolcheviques de salón???

Es la táctica ya conocida de los rusos: Siempre atacan con nocturnidad y alevosía. Coincidiendo con la inauguración de los Juegos Olímpicos en Pekín, la capital de la dictadura comunista opresora de China, Putin, despreciando el derecho internacional, ha ordenado la invasión de territorio georgiano para desatar una nueva guerra en el Cáucaso. No ha sido bastante la devastación de la república caucásica ocupada y oprimida de Chechenia, con la que Rusia está en guerra prácticamente desde que se produjo el supuesto desmoronamiento de la URSS (que Occidente no supo aprovechar), ahora le toca a Georgia, país emergente y de una antiquísima cultura europea desde tiempos de los griegos, que llamaron al país la Iberia Oriental, el punto donde acabó el imperio griego en el este, mientras que su límite occidental era la Iberia Occidental, la Península Ibérica.

Rusia se anexionó al pequeño país caucásico en 1801, bajo el reinado del Zar Alejandro, y es desde aquella época que Rusia domina a la cordillera caucásica con mano dura. El Zar Alejandro hizo raptar y trasladar forzosamente a la Familia Real de Georgia a Moscú para evitar así que se restableciera la soberanía nacional, lo que Rusia impidió desde entonces hasta 1990, con el corto paréntesis de independencia tras la revolución y que sólo duró hasta 1921. Bajo la URSS se prosiguió con la colonización del país por rusos, lo que da origen al conflicto actual de Osetia del Sur, poblada en su mayoría por rusos, como parece. Como la "nueva" filosofía del ex jefe de la KGB, ¿ex? bolchevique y dictador de facto de Rusia Vladimir Putin es que "allá donde haya rusos, es Rusia", se permite invadir cualquier país en el que considera que están en peligro sus amados ciudadanos rusos, que entre otras actividades ejercen la de extender una red mafiosa de prostitución, trata de blanca y extorsión en el Reino de España.

S
in duda, Osetia del Sur siempre ha sido territorio georgiano. Es más, el Cáucaso nunca ha sido ruso, sino es territorio anexionado sin ninguna unión cultural o étnica real con Rusia. Los rusos que hay son los colonizadores del Imperio Ruso que se establecieron allí siguiendo la política de los hechos consumados e irreversibles de Rusia, fuera ésta Monarquía Imperial, república comunista o federación pseudo-democrática (lo del carácter federal de Rusia es un chiste, ningún territorio no ruso forma parte voluntariamente de este país de borrachos y violentos.

E
l que se negara a Georgia su entrada en la OTAN hace pocos meses responde, seguramente, al conocimiento de los planes rusos de invadir el país, pues los políticos occidentales son lo suficientemente cobardes para servir al juego imperialista ruso en lugar de plantar cara al hombre de la cara de hielo. Si Occidente se calla ante el atropello ejecutado por Rusia, está claro que se está dejando intimidar. Pero entonces soplarán vientos desfavorables en el este y puede peligrar la Unión Europea, pues al entrar en ella Serbia, aliado tradicional de Rusia, la libertad de los países Europeos se verá en peligro.

La tibieza de Bush recuerda mucho a Rajoy. Merkel está callada como una p....ésima líder de un país que con la devolución de la RDA por parte de Rusia hizo un mal negocio a manos del canciller traidor de la patria Helmut Kohl y del ministro traidor Wolfgang Schäuble, ambos cobardes y provincianos que se dejaron pisar por los rusos todo lo que éstos querían. No en vano Rusia abrió el muro el 9 de noviembre, la misma fecha en la que los políticos alemanes traicionaron a su país firmando el Tratado de Versailles. Los rusos ya sabían que lo volverían a hacer.

La Unión Europea brilla por su inoperancia, las protestas son más que tibios y nadie parece mover un solo dedo para defender la soberanía de Georgia.
Parece que no se dan cuenta de la gravedad de los sucesos. Rusia también querrá Armenia, Aserbaidjan, y tiene una cuña metida en la UE al seguir ocupando la parte norte de Prusia Oriental, entre Lituania y Polonia. Rusia cuenta con un aliado de peso en los Balcanes: Serbia. Y Rusia suministra armamento a Hugo Chávez. ¿Cuál es el país que es una espina en el costado de Chávez? ¡Colombia! Ya en 2004 estaba claro lo que pretende hacer el dictador venezolano cuando compró armamento al bobo solemne de Zapatero. ¿Quién no recuerda la escena de acojone del entonces ministro Pepe Bono en Caracas para firmar el convenio de venta de armas?

Curioso que recientemente el dictador golpista y opresor de Venezuela, Hugo Chávez, hiciera una visita a Rusia, Bielorusia, Portugal y España. Curioso que la cumbre de la OTAN celebrada en Bucarest, en la que destacó el aislamiento de Zapatero, negara a Georgia su admisión en la organización. Curioso que Rusia vuelve a utilizar a Cuba como base militar llevándose la mar de bien con los hermanos Castro.

¡Todo esto huele a 1956: Hungría!

¡Huele a alta traición!

¿Resulta que Occidente traiciona nuevamente a un país europeo del este con tal de librarse unos años más de las sucias garras de los bolcheviques rusos?

¡Ah, el petróleo, el gas natural! Mirad por dónde cojean los palomos de la paz.

Y ¿dónde están los palomos de la paz de España? Toda esta pandilla de bolcheviques de salón no dice ni mu. En Georgia los rusos están asesinando a una población indefensa usando su supremacía militar contra un pequeño país sin posibilidades de protegerse eficazmente. EE.UU. no atreve a mojarse, era más fácil hacer de gran invasor del Iraq para acabar con un dictador bocazas que parar los pies a Rusia.




¡Por una Georgia libre, soberana y europea!
¡No a la guerra!

2 comentarios:

Habemus dijo...

¡Alto y claro!

Anónimo dijo...

Veo a R. Zapatero, haciendo uso de la momoria hstórica y creando una segunda "División Azul" para destacarla en Georgia.

Pero en misión humanitaria, faltaría más