lunes, 22 de diciembre de 2008

Elecciones provinciales en Québec (Canadá)

Como es habitual, en Europa no se presta mucha atención a lo que pasa en el Reino del Canadá, con hablar del idolatrado Obama están ya bastante ocupados.

El pasado 8 de diciembre de 2008 se celebraron elecciones provinciales en Québec, lo que equivale a nuestras autonómicas.
Vencedor ha sido el Partido Liberal de Québec (PL), liderado por Jean Charest, que con esta victoria inicia su tercer mandato al frente de la provincia francófona de Canadá. La mayoría absoluta del Partido Liberal contrasta con el claro avance del Partido Quebequés, el partido nacionalista que favorece la independencia de Québec, mientras que el partido Acción Democrática de Québec ha sufrido un descalabro que ha supuesto la dimisión de su jefe de partido.
Foto: Parlamento Provincial de Québec en Ciudad de Québec.

Resultados:
[PLQ, PQ, ADQ, QS, Total]

Escaños
66
51
7
1
125
variación
+18
+15
-32
-1
0
2004
48
36
39
2
125


Consulte aquí los datos en el sitio «Le Québec vote» para saber más sobre las elecciones.


«En este período de incertidumbre económica, muchos de los quebequeses ha reconocido la necesidad de tener un gobierno estable. [...] Seremos dignos de la confianza de los quebequeses y yo seré el primer ministro de todos los quebequeses», ha asegurado Jean Charest.
«El Québec debe poner en práctica todo para poder resistir esta tempestad económica. Por nuestra parte, debemos movilizar nuestros esfuerzos para conservar nuestros empleos y para preparar la recuperación», añadió el jefe liberal, reelegido por tercera vez para gobernar la provincia.
Aunque corta, la victoria liberal se explica en gran parte por las ganancias en territorio de la ADQ, en Beauce, en Mauricie y en Chaudière-Appalaches. Foto: Jean Charest, primer ministro quebequés y líder del Partido Liberal.


Dumont se va, Marois se siente feliz
Los votantes han castigado severamente al partido de Mario Dumont, que ha visto menguar el número de sus diputados de 41 a 7. La ADQ ha perdido prácticamente todos sus feudos, con el batacazo de pesos pesados del partido como Gilles Taillon y Sébastien Proulx.
«En este contexto, no se sorprenderá nadie al saber que no seré el cabeza de lista de mi partido para las próximas elecciones. Ha llegado para mi la hora de volver la página y de ocuparme de mi familia», comentó Mario Dumont.
La noche fue especialmente feliz para el Partido Quebequés, que ha recuperado su estatuto oficial de oposición. Con los resultados de las elecciones, la cabeza de lista del partido Pauline Marois no solamente ha superado los resultados de André Boisclair de 2007, ella también supera los resultados obtenidos por Bernard Landry en 2003, mejorando no sólo la posición en los feudos del partido, sino también el porcentaje de votos.
«¡Olé! ¡Olé! ¡Olé! ¡Olé!», gritó una Pauline Marois radiante a sus militantes reunidos en Montreal. «Esta noche nos hemos acordado de que el Partido Quebequés es un gran partido, es un partido que ha recuperado su fuego. [...] Y aunque estemos un poco decepcionados esta noche, el gran reto que tenemos para el Québec sigue con vida vida y tenemos el deber de conservar la esperanza.» Foto derecha: Pauline Marois, cabeza de lista del Partido Quebequés.

Khadir electo

La noche también estuvo marcada por la elección del primer diputado de Québec Solidario. El médico árabe Amir Khadir venció al quebequista Daniel Turp en la circunscripción de Mercier.

«De Gatineau a Gaspé, cientos de miles de quebequeses y quebequesas han dado un poco de esperanza que es posible otro Québec», lanzó Amir Khadir a sus militantes. Foto: Amir Khadir, nuevo diputado provincial de Québec Solidario.


Mientras que Stephen Harper -el primer ministro canadiense- celebró la victoria federalista en las elecciones del Québec, algunos soberanistas insinuaron que le tenían que agradecer unos resultados superiores a los esperados.
El primer ministro emitió un comunicado para felicitar a Jean Charest del Partido Liberal por la recuperación de la mayoría absoluta.
Harper dijo que espera trabajar junto al reelegido primer ministro quebequés durante la primera conferencia sobre economía en el mes de enero. Foto: Stephen Harper, primer ministro canadiense, durante el encendido de las luces navideñas.
"Estoy muy contento de que los quebequeses hayan elegido un gobierno federalista", dijo Harper.
"Deberemos continuar para alcanzar resultados tangibles para todos los canadienses, ioncluidos los quebequeses… El Gobierno del Canadá sigue decidido para construir un Québec fuerte dentro de un Canadá unido."
Mientras tanto, los críticos en la provincia del Québec especulan que el primer ministro canadiense ha ayudado a construir un Partido Quebequés más fuerte con las elecciones del lunes 8.
El PQ siempre, en toda su historia, había salido peor parado el día de las elecciones de lo que avanzaban las encuestas, mientras que los liberales se beneficiaban tradicionalmente de lo que los quebequeses llaman el "bonus de las urnas" (ballot-box bonus).
Esta vez ha sido diferente.
Al invertirse la tendencia histórica del día de las elecciones, el PQ obtuvo unos resultados mucho mejores que esperado y disminuyó la brecha entre su partido y los liberales hasta tal punto que casi acaba con la mayoría absoluta de Charest.
La diferencia en votos entre PQ y PL es ya sólo de 7 puntos, y eso que las encuestas realizadas unos días antes situaban al PQ 14 puntos por debajo del PL. A consecuencia de estos resultados, Charest sólo mantiene una mayoría de 3 escaños.
La líder del PQ, Pauline Marois, dijo que no está segura si ello se debe a todas las maniobras antiseparatistas desde Ottawa, lo que ayudó a su partido a alcanzar un porcentaje de votos mejor que esperado.
Marois dijo que es demasiado pronto para llegar a la conclusión que los ataques de los Tories contra el Bloque Quebequés ayudaran al PQ - pero añadió que si los Tories ayudaron a alguien fue a su partido.
"Al final, puede que haya sido mejor para nosotros, porque vimos que el señor Harper no respetó la visión de los quebequeses", añadió Marois.
Los Conservadores denigraron el acuerdo de gobierno entre los liberales y el NDP (Partido Nuevos Demócratas - Liberales Canadienses) como la llamada coalición separatista. Foto: Parlamento Canadiense en Ottawa.
La estrategia de Harper ha ayudado a crear una amplia oposición a la coalición en todo Canadá, pero también provocó un reñido debate sobre soberanía después de que el asunto ha tenido cualquier deriva menos la de quedar olvidado durante la campaña en el Québec.
Charest, suyos liberales se hicieron con 66 de los 125 escaños de la provincia, dijo que es imposible determinar en qué medida los comentarios de los Conservadores han podido influir en los resultados de las elecciones. Fotos izquierda y abajo: Montréal en estos días.
"No sé en qué medida influyó sobre las elecciones", dijo Charest durante la conferencia de prensa celebrada en la ciudad de Québec.
"Otros dirán que lo ocurrido en Ottawa reforzó el voto al Partido Quebequés. Al final no estoy seguro. No lo sé."
Charest también quitó importancia a las opiniones de que su partido no ha tenido unos resultados tan buenos como pensaba que iba a obtener.
"Me siento orgulloso del hecho de que los quebequeses respondieron bien a mi petición de una mayoría estable", dijo el primer ministro.
Charest dijo que tomará el juramento a su gobierno antes de las vacaciones, porque es importante mostrar a los quebequeses que está comprometido con afrontar la actual "tormenta económica".
En Toronto, el primer ministro de la provincia de Ontario, Dalton McGuinty, saludó la reelección de Charest.
"Me parece que cada vez que tenemos la elección de un gobierno federalista en la provincia de Québec, no es sólo una gran noticia para los ontarianos, sino para Canadá en su conjunto", dijo McGuinty.
"Espero seguir colaborando en él y espero seguir proporcionando más fuerza al Canadá Central. Muchos de nuestros objetivos y oportunidades son los mismos."
Enlaces:
Sitio oficial en Internet del Primer Ministro del Reino del Canadá
Sitio Oficial del Primer Ministro del Québec

2 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Que el recibimiento del Niño Dios te traiga muchas felicidades.
Recibe mi abrazo, Martha

Miguel A. dijo...

Es una pena que el liberalismo empiece a avanzar ahí y no en EEUU; el Partido Republicano tiene que buscar a alguien que vuelva al reaganianismo ya.