domingo, 7 de diciembre de 2008

ERC llama al regicidio

La izquierda está que arde. Arde de fanatismo, de intolerancia, de mentalidad antidemocrática y de sed de sangre.

Después del exabrupto del señor alcalde de Getafe, Pedro Castro, (más bien de la revelación de lo que piensa en realidad), ahora sale este sapo antiestético a pedir la muerte del Rey y quema simbólicamente la Constitución.

El diputado de ERC, Joan Tardá, aseguró hoy que sus declaraciones en un acto de las Juventudes de ERC en el Día de la Constitución, en que exclamó “muerte al Borbón” durante su intervención, hacían referencia “de forma metafórica” a una “frase célebre”, y afirmó que nunca ha deseado “la muerte de ninguna persona”.

“Me parece poco riguroso que se diga que yo afirmé eso”, explicó Tardá en una entrevista a RAC1, en la que aclaró que aludió a una “expresión popular de la Guerra de Sucesión, en la que se apelaba metafóricamente a la lucha en contra de los borbones y lo que entonces significaban”.

Claro, y nosotros, los ciudadanos, somos tontos de los cojones (Pedro Castro dixit) y nos lo creemos. Entre otras porque en tiempos de la guerra de sucesión también se pedía la tercera república. Se trata de contextualizar, igual que la salida de tono barriobajera de Castro hace unos días. Pedir la muerte del Rey es un llamamiento al regicidio, y evidentemente no se pide hoy en día la muerte de Felipe V, sino del Rey reinante, que estorba a los separatistas catalanes para alcanzar la independencia injustificable.

Lamentó Tardá que “la anécdota acabe prevaleciendo por encima de la categoría” (llamar al regicidio es para él una anécdota) y defendió que el acto de las JERC pretendía evidenciar el rechazo a una Constitución que “no reconoce los derechos nacionales de Cataluña y que, además, impone una institución monárquica que es ajena a la legalidad republicana de entonces”. ¿Legalidad republicana de entonces? ¿De cuándo? ¿Cómo que se impone? ¡Hubo un referéndum en 1978 y el pueblo convalidó la restauración monárquica!

“Entiendo que puede ser más o menos afortunado”, reconoció, pero consideró: “Se haga lo que se haga, seremos objetivo de la gente interesada que sólo quiere hacer daño”. Encima va de víctima.

No obstante, subrayó que lo importante era denunciar un discurso institucional que no permite al pueblo catalán el derecho a decidir, y otras cuestiones fundamentales para encarar los retos del siglo XXI”.

En una nota de aclaración posterior, el republicano aseguró que nunca ha deseado “la muerte de ninguna persona”, lo que queda avalado por su “larga trayectoria política, siempre en el marco de los valores democráticos y de progreso”, expuso. Claro, ya se ve lo democráticos que son sus valores. Matar al Rey es un valor democrático e imponer al pueblo un sistema político, también.

En este sentido, planteó que su expresión se refirió a una crítica a la monarquía como institución, que en “ningún caso se debe interpretar dirigida a una persona física”, y volvió a criticar que determinados medios de comunicación aprovechen la ocasión para “descontextualizar” unas palabras, con el objetivo de “criminalizar” a determinadas formaciones políticas, sentencia. Para mi, ERC es un partido antisistema que está al margen de la Constitución.

Creo que está claro lo que quiso decir este fanático republicano. Seguramente lamentará que hoy en día no exista la guillotina para poner al pueblo ante hechos consumados como allá en 1789. Me pregunto quién es el señor Tardá para pedir la muerte de nadie o para querer imponer al pueblo qué forma de estado debemos tener.

Por otra parte, Jordi Cañas, portavoz del Comité Ejecutivo de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, ha invitado a ERC a dejar los cargos públicos de las instituciones “si no están de acuerdo con el Estado y el sistema constitucional”, en respuesta a lo manifestado este sábado por el diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà.

Cañas ha recordado que “mientras algunos hacen pedagogía de la democracia y el respeto, como el acto organizado por Ciudadanos en la plaza de Cataluña de Barcelona, celebrando con la ciudadanía los valores que defiende nuestra Constitución, otros ejercen de peligrosos pirómanos de la política”.

Para Ciudadanos, “tenemos un problema, aunque algunos no lo quieran ver, porque hay partidos como ERC, BNG, PNV o EA que quieren dinamitar el Estado de las Autonomías” y algunos de estos partidos “como ERC y BNG están gobernando en determinadas Comunidades Autónomas con el beneplácito y el apoyo del PSOE, y en Cataluña con el respaldo del PSC liderado por José Montilla”.

Bono justifica lo injustificable “para mantener el poder”
.

El portavoz de Ciudadanos se ha referido igualmente a la reacción de José Bono, presidente del Congreso y dirigente del PSOE, quitando hierro a la intervención del diputado del ERC en la que gritó “muerte al Borbón” calificándola de “propia de un partido que es capaz de cualquier cosa para mantener el poder. Hasta justificar lo injustificable con el objetivo de amparar a un aliado de Gobierno del PSC en Cataluña. Una aliado que el día 6 de diciembre quema y entierra la Constitución, mientras desea la muerte del Jefe del Estado”.

Para Cañas, "Tardà debe pedir inmediatamente disculpas por sus palabras, ya que de no ser así la Fiscalía debería investigar lo sucedido.

El señor Bono también se ha lucido. Vaya defensor de la Constitución y la democracia que tilda de exabrupto sin mayor importancia las serias amenazas de Tardá contra el Rey y la democracia. Deberían suspender a Tardá de su cargo en el Congreso y abrir diligencias por injurias y amenazas de muerte al Rey. Es hora que se ponga orden, pero la defensa del orden constitucional no les importa lo más mínimo a estos políticos demócratas de pacotilla. Parece que sólo Ciudadanos tiene el valor de defender la Constitución.

7 comentarios:

Miguel A. dijo...

Lamentable el espectáculo que ha dado ERC.

lojeda dijo...

Verguënza debería de darle, estar chupando del bote y decir esas palabras.
Aunque lo peor creo yo que es, que le disculpen sus palabras como ha hecho Bono, diciendo que es "primario" y no lo procesen y pongan de patitas en la calle. Ahora deberemos estar atentos a las reacciones del gobierno y de sus socios catalanes.
Un saludo

Sergio Sanz dijo...

Me ofende que catalogue a la izquierda y al republicanismo en todo su conjunto por que un partido como ERC tenga tanto la palabra izquierda como la palabra republicana en sus siglas.

Yo me considero de izquierdas y republicano, y ERC me ofende de la misma manera que me ofende el PSOE. Y de la misma manera que no quiero que se criminalice a la derecha, no quiero que se criminalice a la izquierda. Son modelos distintos de articulación de propuestas políticas, pero si se rigen por valores democráticos y se pone en alza la deliberación política como medio para alcanzar acuerdos, no podremos hacer otra cosa que felicitarnos.

También aprovecho para recordarle que escribe usted en una red de blogs de un partido de centro-izquierda, por lo que sus reiteradas cargas contra la izquierda van también contra el ideario de la red y a algunos nos resulta ofensiva.

Salud

Atreides dijo...

Sergio, cuando hablo de izquierda hablo de izquierda y no de centro izquierda, es decir, para mi izquierda es PSOE, IU, ERC, ICV, Batasuna/ANV. Yo soy liberal y participo en un partido de centro izquierda. Si critico a la izquierda critico a los partidos que la ocupan. Sólo se puede sentir ofendido quien se identifica con estos partidos que he mencionado. Quizás debería decir siempre izquierda bolchevique, que es la que critico, pero sonaría un poco rancio para muchos. Evidentemente, con izquierda no me refiero nunca a C's, como puede comprobar perfectamente. ERC es sin lugar a duda esa (extrema) izquierda que hay que combatir.
Gracias por el comentario.

Miguel A. dijo...

Derecha e izquierda comienza a quedarse anticuado; digamos que hay liberales y anyiliberales.

Sergio Sanz dijo...

Yo me considero de izquierdas a secas, sin necesidad de poner el centro delante. Aunque tampoco me disgusta, y de hecho estoy cómodo compartiendo partido con personas que, en términos de espacio político, se consideran de centro, centro-izquierda o izquierda. Personas progresistas, y críticas, que analizan la realidad continuamente para no quedarse desfasados como IU.

Opino también que es una vergüenza que un partido como el PSOE o IU sean los referentes de la izquierda en España, ya que no sólo es que su estrategia política para ganar elecciones me parezca indignante ya que no se basa en otra cosa que en el miedo a la derecha, sino que encima, en su acción de gobierno lejos de hacer frente a las causas de desigualdad –que sería uno de los objetivos tradicionales de la izquierda- generan nuevos focos. Lo cierto es que la calidad ética de los partidos es igual de lamentable en el caso del PP, pero al menos sé que ese partido no pretende ocupar el espacio ideológico en el que yo me podría ver reflejado. En ese sentido el PP me defrauda como demócrata. El PSOE me defrauda, además, como persona de izquierdas y socialista.

En cualquier caso ninguno de esos partidos da la talla en las necesidades de respeto institucional, ni respeto al adversario político. Además, demuestran poca decencia con determinados pactos que no responden a otra cosa que el mercadeo político y no a intereses generales. Me parece más ajustado atacar a esos partidos entrando en el fondo de las cuestiones, que criminalizando una determinada etiqueta, que es lo que hace el PSOE respecto a la derecha.

Por otra parte, no consigo ver en ERC ninguna apuesta ni por valores republicanos ni por principios de izquierdas. Me parece un partido que desestabiliza las instituciones –como todos los nacionalistas- y que tiene una obsesión un tanto incompatible con la democracia. Es simplemente un partido reaccionario, y uno de los más firmes representantes de uno de los sectores de la España rancia (ver http://jovenes.ciudadanos-cs.org/las_jerc_representan_a_la_espana_rancia).

Criticar a toda la izquierda porque se parte de las premisas de “PSOE malo” y “PSOE izquierda”, me parece un sofisma, que a mí particularmente, me resulta desagradable.

Salud
Sergio

Atreides dijo...

Pero esa es la izquierda que tenemos. Precisamente por eso me gusta el proyecto de C's que propone una nueva manera de hacer política, en realidad sin una ideología predefinida como es tradicionalmente el caso. Como dice Miguel A., delimitar izquierda y derecha no es lo que interesa hoy en día, en el pasado ha quedado demostrado que las ideologías puras no aportan nada, sólo crispación. Siempre habrá ideas conservadoras y sociales que son perfectamente compatibles, lo que se podría resumir en un liberalismo moderno que fomenta el progreso y el respeto hacia los demás. Lo malo es que en C's haya mucha gente que quiere convertir al partido en una especie de IU-bis arrimándolo a la izquierda más parecida a una ERC no nacionalista que a un partido abierto a todos los ciudadanos.

La política necesita una renovación profunda, pero falta voluntad de los dirigentes políticos establecidos para que se produzca.

El ideal que persiguen muchos que se llaman "de izquierdas" (y estoy seguro de que sus convicciones son sinceras, como seguramente es tu caso) olvidan que la izquierda del poder siempre será igual de nefasta para todos los ámbitos de la sociedad y la política.

En este punto, el PP tampoco me parece un partido serio y democrático. Yo lo he criticado mucho en mi blog. No se puede ser conservador y tener miedo a serlo, como es el caso del equipo actual del PP. Así no se hace una buena política de alternativas.

Tampoco se debe tener miedo a abrirse a ciudadanos que no sean propiamente de izquierdas cuando ven una alternativa en un proyecto nuevo.

Si uno compara la escena política en diferentes países europeos, verá que los problemas son los mismos en todas partes. En este sentido, lo que digo sobre la izquierda tal como la he definido o circunscrito antes, es aplicable a todos los países europeos.