viernes, 20 de marzo de 2009

NR10 - Un búho llamado Deseo

Los recientes tránsitos a mejor vida política son llamativos. Muchos antiguos afiliados de Ciudadanos se pasan a las filas del montaje psoeico no nacionalista de doña Rosita la Pastelera, y a juzgar por la calidad política de los que han decidido incoprporarse al proyecto fucsia sin democracia interna, UPyD se parece cada vez más a un autobús nocturno que va recogiendo a los últimos de la noche, agotadas sus ideas innovadoras para la política y dispuestos a incorporarse a las filas de un partido que nada tiene que ver con el que han dejado.

Antes de marcharse, estas personas se han mostrado bastante desleales con C's. Muchos de ellos han intentado acabar con otros afiliados que no encajan en sus ideas sectarias de lo que debe ser un partido innovador para intentar anclarlo en los mismos esquemas ideológicos de siempre. Y encima parecen creer que en el feudo de doña Rosita van a llegar a algo.

El parecido entre el proyecto fucsia y "Un tranvía llamado Deseo" de Tennessee Williams es llamativo. Sólo que en lugar de tranvía aquí es un autobús fucsia con un cartel al estilo: "Probablemente, la democracia interna no existe - disfruta de la vida".

Sinopsis de la "película":

"Blanche crea su propio mundo de fantasía a través de los personajes que interpreta, como él de la no nacionalista, la mujer atractiva, o la opositora feroz. Ella da forma a una fachada detrás de la cual se esconde, ocultando sus secretos e intentando alcanzar su antigua gloria, y demostrando su narcisismo e inhabilidad para relacionarse con los otros de su partido de una manera democrática.”

9 comentarios:

Pfunes dijo...

Vaya con el trasfuguismo entre unos partidos y otros. De todas formas soy de la opinión de que tanto Ciudadanos como UPyD pueden renovar nuestro anquilosado sistema político.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Pues desde luego en Lleida, según noticias que tengo, no creo que prospere mucho.

SixTarta dijo...

A mi, lo que me resulta paradógico, es que después de tantos esfuerzos por eliminar de C's aquello por lo que muchos nos afiliamos, que era el ser un partido transversal, van y cuando lo consiguen y ya ponen por todas partes que C's es "un partido de izquierdas", les parece poco y como se han cargado y vaciado prácticamente el partido, lo dejan como un juguete roto y muchos de estos "izquierdistas" (es decir rebotados de Izquierda Unida y PSOE), se pasan "alegremente" a UPyD, y aquí paz y después gloria.Prácticamente todas las huestes de INN del "bambas" están colocadas a lo largo y ancho de toda la geografía de UPyD. Uno de los "fichajes" más llamativos es el de Miguel Salmerón, de triste memoria en C's. Y lo curioso es que se ha "colocado" de "portavoz" del Comité Local de Cornellá. http://www.upyd.es/servlets/VerFichero?id=19616

Atreides dijo...

¿Ves, Sixtarta, como te publico tus comentarios cuando mantienen las formas? ;-)

Pasquino dijo...

Atreides, creo que te van a nombrar embajador plenipotenciario ante cierta Unión Puñetera y Desalmada.

Sixtarta, "tantos esfuerzos por eliminar de C's aquello por lo que muchos nos afiliamos" que dices, no servirán de nada mientras quede gente como Atreides.

Recuerdos a Erasmo.

Atreides dijo...

Sixtarta, en UPyD os estáis quedando con lo peorcito que quedaba (y aún queda) en C's, mezclado con algún que otro despistado del PP que cree en la sinceridad de Rosita la Pastelera y de la que carece todo socialista bolchevique tipo PSOE.
Una cosa está quedando clara: UPyD funciona igual que el PSOE o el PP, sin democracia interna. Es lo que pasa cuando se copian ideas sin creer en ellas. Mientras, en C's practicamos la democracia directa y las listas abiertas.

Antonio Marín (en El Librepensador) dijo...

Extraordinaria reflexión. Yo creo personalmente que hace falta una regeneración personal de todos nosotros, de todos los ciudadanos. Entender la política como una profesión rentable y que te concede todo tipo de privilegios es el gran error que cometemos todos. Aceptar y asumir que nuestros representantes se pasen la vida en la poltrona y no exigir una ley que limite los mandatos de todos los políticos, representantes sindicales, consejeros, asesores... es el mayor error que todos, de manera incomprensible, toleramos. Hay que cambiar por dentro y empezar a entender la política, el sindicalismo y la gestión pública como una vocación que tiene un tiempo limitado y donde nadie puede dedicarse a medrar o a realizar negocios privados. Rosa y todos los chicos de su extraño partido tienen poco futuro. Ahora han canalizado la frustración de muchos ciudadanos, pero esa formación carece de programa e ideología, así como de presencia real en el tejido social, urbano... No tienen nada que ofrecer, pues son los frustrados de otras formaciones tradicionales y no han cambiado sus comportamientos ni desean regenerar verdaderamente la obsoleta y miserable vida política española.

agrimensor dijo...

Pobre Pastelera ¿porqué la tratas tan mal? Si ella sólo quiere volver a lucir pamelas a costa del contribuyente como cuando compadreaba con el padre Arzalluz.
Que se le arrime tanto baboso no es culpa de tan delicada flor, es que moscones babosos siempre ha habido muchos. Ahora están en masa en el Pink Party, qué le vamos a hacer.

SixTarta dijo...

Blogger Atreides dijo...
«Sixtarta, en UPyD os estáis quedando con lo peorcito que quedaba (y aún queda) en C's,....»

Puedo estar de acuerdo con eso. Ahora bien, yo no me estoy quedando con nada. Presupones que soy de UPyD, y estás en un error.

Si me fui de C's cuando se empeñaron en aquello del partido de izquierdas abandonando la transversalidad, malamente podría afiliarme a un partido estalinista.

A pesar de los pesares, hubo cien veces más democracia interna en C's, de la que nunca habrá en UPyD.

Rosa Díez chantajea al Consejo Político