martes, 14 de abril de 2009

Occidente y la Ley de la Sharia

El presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, ha firmado una norma que impone la ley islámica sharia en el valle de Swat, en el noroeste del país, dentro de un acuerdo con el que pretende poner fin a la violencia talibán, informaron medios estatales.

"Como consecuencia del acuerdo de paz mencionado, la situación de ley y orden está mejorando en Swat", dijo la Asamblea en su recomendación para que Zardari firmara la norma.

El incremento de la violencia extremista en Paquistán y la extensión de la influencia talibán en el noroeste están relanzando el temor sobre la estabilidad en el país, que cuenta con la bomba atómica y es un importante aliado de Estados Unidos en sus esfuerzos por estabilizar su vecino Afganistán.

Las autoridades aceptaron una demanda islamista sobre la sharia en Swat en febrero para poner fin a más de un año de enfrentamientos, pero sus críticos dijeron que el aplacamiento sólo envalentonaría a los extremistas.

Swat era uno de los principales destinos turísticos paquistaníes hasta 2007, cuando los extremistas se infiltraron en la Provincia de la Frontera del Noroeste desde sus bastiones en la frontera afgana para respaldar a un clérigo radical.

Por otra parte, hace diez días se aprobó por el gobierno afgano una ley que devuelve al país a la época talibán. Como comenta Soraya Sobhrang, la responsable de asuntos de la mujer de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán (AIHRC), "es peor que con los talibanes". "Los talibanes se sacaron sus preceptos de la manga, pero ahora se han aprobado por ley." Foto: La realidad social de Afganistán - ¿Democracia para qué? ¿Para quién?


"What the international community has done is really shameful. If they had got more involved in the process when it was discussed in parliament we could have stopped it. Because of the election I am not sure we can change it now. It's too late for that."

After seven years leading Afghanistan, Karzai is increasingly unpopular at home and abroad and the presidential election in August is expected to be extremely closely fought. A western diplomat said the law represented a "big tick in the box" for the powerful council of Shia clerics.

Leaders of the Hazara minority, which is regarded as the most important bloc of swing voters in the election, also demanded the new law.

Ustad Mohammad Akbari, an MP and the leader of a Hazara political party, said the president had supported the law in order to curry favour among the Hazaras. But he said the law actually protected women's rights.

"Men and women have equal rights under Islam but there are differences in the way men and women are created. Men are stronger and women are a little bit weaker; even in the west you do not see women working as firefighters."

La ley establece restricciones a la libertad de las mujeres chiíes:

Artículo 132: "La esposa está obligada a acicalarse para su marido, como y cuando él desee. El marido, excepto cuando esté enfermo o de viaje, está obligado a mantener el coito con su mujer cada cuatro noches. La esposa está obligada a dar una respuesta positiva."

Artículo 133: "El marido puede prohibir a su esposa hacer cualquier acto innecesario o antiislámico. La esposa no puede abandonar la casa sin permiso del marido."

"Son obligaciones de la esposa ser obediente, ser solícita con los deseos sexuales del marido y no abandonar la casa sin su permiso. La violación de cualquiera de estas obligaciones significará desobediencia al esposo."

Esta ley también ha sido autorizada por el presidente afgano Karzai, marioneta de EE.UU. y que destaca por sus pases de modelo para capas afganas, quien firmó hace años la Convención Internacional para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres. Será que se quiere asegurar el voto de los hombres afganos en las próximas elecciones presidenciales.

Nuestro gobierno, tan laicista, -al igual que los demás gobiernos occidentales- apoya con nuestras tropas el mantenimiento de un régimen político que supone una marcha atrás en el desarrollo de la democracia en Afganistán. La presencia de las tropas de la OTAN se justifica precisamente con querer establecer en afganistán un sistema democrático. Sin embargo, cuantas más tropas occidentales haya en este país del Medio Oriente y más tiempo dure la ocupación de este país, menos libertades democráticas y sociales parece haber. Como manifestó hace poco un profesor afgano en un debate televisivo en Alemania, junto a Peter Scholl-Latour, un insigne periodista conocedor de la zona, en Afganistán no puede haber democracia al estilo occidental, entre otras porque el 80% de la población es analfabeta y hará lo que le digan los jefes tribales. Foto: Cumbre de la OTAN en Estrasburgo - ¿libertad y democracia occidental o ley de la sharia?

El ex ministro de asuntos exteriores alemán Joschka Fischer, de los Verdes, tan progre él, dijo en su día para justificar el envío de tropas alemanas a Afganistán, que "nuestra libertad de defiende en el Hindukush." ¿Es esta la libertad nuestra que defienden en Afganistán? ¿O será la Sharia la libertad que quieren introducir en Europa, a juzgar por su aplicación tácita en algunos países de la UE?

Ahora vemos que en menos de dos semanas se están apretando las tuercas en dos países vecinos, cada vez más sometidos al islám, cada vez más extremistas. ¿Cuál es la política del señor Zapatero al respecto?

No hay comentarios: