jueves, 4 de junio de 2009

Quedan 24 horas de campaña electoral y una sola alternativa para una Europa más democrática

Quedan apenas 24 horas para hacer campaña, para convencer o intentar de convencer al electorado qpara que cada uno opte por el partido que considera la mejor alternativa para que Europa sea más ciudadana, más democrática, más transparente y menos dictatorial, menos oligárquica, menos alejada de la realidad.

La campaña en España ha estado marcada por el bipartidismo, la falta de mentalidad democrática y plural, el ensimismamiento de los políticos que se creen dueños de los poderes públicos y la prensa manipuladora, esa prensa que alardea siempre de "su deber de informar" mientras omite información, la tergiversa y la adapta a los objetivos y favoritismos de sus directores o consejos de redacción, presumiblemente vendidos a determinados grupos de poder y de intereses que nada tienen que ver con la democracia.

Llama la atención que en España (como seguramente ocurriría en los demás países de la UE) la campaña ha estado centrada en asuntos nacionales o -para ser más exactos- en las descalificaciones entre PP y PSOE, los aviones militares usados por los socialistas de la ceja para sus mitines y las varias corruptelas con investigaciones en curso.

Ningún partido ha hablado de Europa, menos uno: Ciudadanos y su coalición electoral Libertas-Ciudadanos de España. Con el sin duda mejor cabeza de lista y candidato a eurodiputado de todos, Miguel Durán, el mensaje de Libertas-Ciudadanos ha sido claro: Más Europa, con más democracia, más cercanía al ciudadano, más participación directa del ciudadano y menos imposición por una Comisión que no elige ni el pueblo ni el parlamento. La coalición Libertas-Ciudadanos ha sido clara en lo que le preocupa y lo que pretende hacer, mientras los demás sólo se han tirado los trastos a la cabeza.

El mejor ejemplo de agotamiento de los dos grandes partidos ha sido anoche Jaime Mayor Oreja, cuando fue entrevistado por Hermann Tertsch en las Telenoticias de la Noche de Telemadrid: Un discurso agotado, sin ideas, sin ganas y sin argumentos, pero sobre todo sin programa.

Ni falta hace hablar del ex ministro de Justicia López Aguilar, candidato anodino y poco convincente, dedicado a la descalificación del PP y poco más, entre vuelo y vuelo, alguno pagado por el estado acompañando al Cejas.

Poco antes, en Intereconomía Televisión y Radio, Miguel Durán tuvo ocasión de exponer sus ideas, sentado al lado de Gustavo Arístegui, quien estuvo visiblemente contrariado con el largo discurso de Durán y los sms poco favorables al PP y muy favorables a Libertas-Ciudadanos de España. También el discurso de Arístegui, una de las pocas cabezas inteligentes que quedan en el PP, está agotado y sin fuerza. Él de Durán, en cambio, es entusiasta y fresco, algo diferente a lo acostumbrado.

Lo que sí me entristece es que la pluralidad política y la mentalidad democrática en España no existen. La prensa sólo informa de lo que interesa a los grupos que la controla en cada caso. Las televisiones sólo informan lo que les permiten los poderes que las controlan, sean públicas o privadas.

Sería deseable que se informara también de los partidos pequeños, los que no cuentan con parlamentarios autonómicos o nacionales. Los ciudadanos tenemos derecho a saber qué propuestas hay para poder elegir libremente. Sólo que la libre elección de los partidos no les gusta a los que ostentan el poder ni a los poderes fácticos que controlan a los partidos en el poder.

Una verdadera democracia no tiene que temer las alternativas, pues la mentalidad democrática verdadera llevaría a la aceptación deportiva y natural de que gane el mejor o el que haga las mejores propuestas. La estabilidad de la democracia reside en la alternancia en el poder no sólo de los grandes partidos, sino entre todos los partidos que existan y sean medianamente serios en sus propuestas. Una verdadera democracia no tiene que tener miedo a los ciudadanos y los plebiscitos. La democracia directa es la mejor forma de decidir las cosas, aún contando con el riesgo de decisiones equivocadas. Pero haría que los ciudadanos adquiriesen conciencia de su corresponsabilidad en la gestión de su estado, su comunidad o su municipio, lo que haría, sin duda, que se interesasen más por la política y sintiesen entusiasmo a la hora de participar en las decisiones. Claro que para llegar a una situación óptima harán falta muchos años de experimentación, pero eso tampoco importa. Lo que importa es no dejar el poder en manos de unos hombres grises que manejan todo a su antojo, como es el caso en la UE con la Comisión Europea.

Estamos llamados a elegir unos diputados de un parlamento sin poder efectivo de legislar y de controlar a las instituciones europeas. Pero precisamente por esa razón es más necesario que nunca que elijamos a personas con ganas de cambiar las cosas en Europa, con el suficiente entusiasmo y desprendidos de las estructuras estáticas de los partidos tradicionales o de partidos que a pesar de ser nuevos sólo siguen las viejas pautas inmovilistas.

Por ahora sólo veo la alternativa de Libertas-Ciudadanos de España, la más seria y más europeísta de todas, pues ha sido la única candidatura que no ha parado de hablar de Europa y de hacer propuestas sensatas para mejorar la Unión Europea y los derechos de sus ciudadanos.

Deseo la mejor de las suertes a Libertas-Ciudadanos de España y que obtenga al menos dos diputados. Sería la señal de que existen ciudadanos que reflexionan y que tienen un verdadero interés por cambiar las cosas en Europa, pero también sería una advertencia para los demás partidos de que deben cambiar su actitud ante los ciudadanos (aunque ya veremos que uno y otro se darán por vencedor de los comicios sin reparar en sus fracasos como él de la baja participación).

Por eso recomiendo:

2 comentarios:

Benito García dijo...

Arístegui no me gusta, no es por estigmatizar, pero no me queda claro su papel. En las últimas elecciones estuvo con Obama, ¿por qué?, porque Sarah Palin era ultra-evangelista. Este PP es demasiado contradictorio.

Mikado dijo...

Mis estimaciones para mañana, en la batalla C´s vs. UPyD, España: cs 70.000 votos upyd 400.000, Cat. ahí está el gran combate y va a decidir el futuro de C´s, la operación con Libertas tiene por finalidad principal vencer en Cat. el resultado será reñido, pero upyd se llevará el gato al agua a pesar de Intereconomía 22.000 votos contra 20.000 de Lib+C´s