sábado, 29 de agosto de 2009

España es la madre de todas las burbujas inmobiliarias

En España tenemos un gobierno verdaderamente angelical, pues nunca tiene la culpa de nada de lo que no va bien en este país.

Esta vez ha sido el Ministro de Trabajo Corbacho quien a repartido responsabilidades, sin ninguna autocrítica, algo ya habitual en este ejecutivo. El ministro ha acusado a la banca de provocar la crisis del sector inmobiliario y de la construcción al conceder de forma desmesurada créditos a los promotores e hipotecas a particulares.

"Ya que desde el sector financiero se dan tantos consejos al sector laboral, voy a recordarle una cosa: que es el culpable de la situación del ladrillo. La inflación del sector inmobiliario, quien la amparó, quien la promovió fue el sector financiero", dijo Corbacho en declaraciones a Europa Press.

No es que le falte razón en cuanto a la extrema generosidad con la que la bandca repartió el dinero para la compra de viviendas y el consumo financiado con hipotecas sobre inmuebles sobrevalorados al decir que "si no se hubiese construido tanto en España ni dado hipotecas al 120% del valor de tasación del inmueble ni concedido créditos para la compra de suelo con con tanta facilidad, ahora la situación económica sería diferente".

Diferente sí podría ser si este gobierno -tan listo él- hubiese actuado a tiempo desde que asumiera el poder en 2004, después de que al PSOE se le llenara tanto la boca con el tema de la burbuja inmobiliaria cuando estuvo en la oposición. Pero el gobierno hizo todo loo contrario: Permitió que los precios inmobiliarios se aumentaran otra vez de forma vertiginosa hasta 2008, y toda esa especulación con el suelo y las viviendas le vino muy bien para poder afirmar lo bien que lo hacían mientras que seguía la bonanza económica, que nos vendían como gran logro de la política económica socialista.

Corbacho siguió diciendo: "Y a mí me gustaría que algún responsable del sector financiero", a los que acusó de avaricia financiera, "saliera algún día y dijera: ganamos mucho dinero en aquella época, pero probablemente nos equivocamos", dijo el ministro, quien recomendó que los créditos del sector financiero "no deben volver al ladrillo, más allá del espacio que el ladrillo tiene que ocupar, que no es poco."

¿Y los responsables de este gobierno? No olvidemos que ya en 2004 los expertos internacionales anunciaban el fin del boom de la construcción en España para 2008, aún sin saber la crisis que se avecinaba. Estar cinco años sin tomar medida alguna para luchar contra la especulación, la concentración de la actividad económica en la construcción y sin buscar una reestructuración del mercado laboral con incentivos y programas para otros sectores industriales y de servicios es una irresponsabilidad grave.

Los expertos del sector inmobiliario estiman que con la concesión de hipotecas más ajustada, el alto nivel de paro y el todavía elevado stock de pisos, que los precios de la vivienda continuarán a la baja durante el nuevo curso que está a punto de empezar.

La agencia inmobiliaria Aguirre Newman asegura que los precios de la vivienda aún deberán bajar en torno a un 10% y asegura que todavía no ha acabado el ajuste, ya que una vez que los bancos no dan hipotecas por el 100% de la vivienda, es más necesario que nunca tener el 20% del valor del piso deseado ahorrado, pero... ¿Quién tiene ahorrado un 20% del valor de un piso?", se preguntan desde Aguirre Newman.

Otros expertos ya dijeron hace pocos meses que los precios deberán bajar al menos un 30% para que el mercado pueda reajustarse de verdad y responder al verdadero poder adquisitivo de los ciudadanos. El jefe de Estudios de Idealista.com, Fernando Encinar, asegura que el ajuste de los precios "aún no es suficiente para situarlos en un entorno de accesibilidad". si hemos vivido una burbuja que ha durado años y el Ministerio de Vivienda dice que el precio sólo ha caído un 8%, "ése ajuste no hace justicia ni es aún suficiente para contrarrestar una burbuja que ha durado años"

Por su paarte, el director general de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (api), Sergio Fernández, aseguró que "todavía queda tiempo para salir de la situación" en la que se encuentra el sector residencial, ya que "primero ha de mejorar la situación económica general" y señala que será importante saber qué hacen los bancos con sus pisos.

Interesante es la apreciación de la firma alternativa de análisis británica variant perception que ha emitido un duro informe sobre el mercado español en el que compara a España con la interminable crisis vivida por Japón desde la explosión de su burbuja inmobiliaria hace décadas. De hecho señala que España es el Japón 2.0 y que tiene la "madre de todas las burbujas inmobiliarias".

La firma de análisis, cuyo domicilio está en Londres, pero en cuya web no se encuentra rastro alguno de quiénes la forman, explica que los efectos de "la caída del mercado inmobiliario español son peores de lo que piensa la mayoría", "que los bancos españoles están escondiendo sus pérdidas" y que "los inversores están fumando crack si creen que los bancos españoles son los más fuertes de europa"

Tal y como ya se ha comentado alguna vez, denuncian que los bancos españoles no están mostrando al mercado sus créditos inmobiliarios y que están dando más crédito a empresas constructoras "zombies". Las razones por las que variant perception piensa que hacen esto es para tener mejores resultados, no confesar su exposición al mercado, continuar refinanciando empresas en problemas y extender créditos con prácticas crediticias de tiempos de la burbuja al haberse convertido en las mayores inmobiliarias del país.

la firma británica, calificada por Financial Times como "casa alternativa de análisis económico", también estima que España atravesará por más problemas económicos y que la situación de los bancos y el mercado inmobiliario nacional acabará por afectar al resto de Europa y sus entidades financieras. Por ello, recomienda no invertir en acciones ni bono españoles, especialmente de bancos, constructoras y toda empresa relacionada con el consumo.

variant perception señala que lamenta golpear a España de esta forma pero que piensa que "es un desastre a punto de ocurrir" y que se debe conocer su situación, que pasará por deflación, alto nivel de paro, colapso inmobiliario e insolvencias bancarias.

variant perception, cuyo informe ha sido reproducido por un blog de financial times, resalta que España tiene "la madre de todas las burbujas inmobiliarias". Para ello se basa en que el valor de los créditos a promotores ha pasado de 35.500 millones de dólares en 2000 a 318.000 millones de dólares en 2008, un aumento del 850% en ocho años. En total, añade, el montante de créditos concedidos a promotoras y constructoras equivale al 50% del PIB, al alcanzar 470.000 millones de dólares. en su opinión, "la mayoría de todos estos créditos serán de mala calidad".

Señala, además, que "si hemos acertado, España pronto tendrá bancos zombies como Japón y afrontará un prolongado periodo de deflación, que incluso será peor para España que en el caso japonés".

Para atacar la situación que atraviesan los bancos por culpa de los pisos, la firma de análisis señala que España tiene más de un millón de casas sin vender y la mayoría en una ubicación mala, ya que están en la costa. al parecerse su burbuja a la americana, continúa, "podríamos pensar que los precios de la vivienda en España han sufrido como en Estados Unidos, pero no es el caso, ya que según los datos oficiales, los precios han bajado poco más del 10% desde los máximos"

Así que, en resumen, lo que ya dije en varias entradas de Occidente a la Deriva, la crisis no ha tocado fondo, sino que viene gorda gordísima. De hecho, los vendedores de pisos y casas aún no parecen haberse dado cuenta de la situación y siguen pidiendo precios desorbitados por inmuebles que no valen más que una tercera parte de los mismos, más o menos lo que valían en 2000. Pero ya llegará la hora de la verdad. Y con un gobierno inepto, inactivo y que sólo sabe echar las culpas a los demás sin mover un sólo dedo para dar soluciones, esta crisis va a durar años. Igual será mejor reorientarse fuera de España para poder avanzar económicamente, porque con un gobierno socialista hasta 2012 esta crisis no acabará ni en 2016.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Está muy bien la crítica al gobierno, pero la oposición no es menos culpable que éste, tanto en su papel actual como oposición, como en los años en los que estuvieron en el poder y el precio de la vivienda empezó a dispararse. Las medidas deberían haber empezado en su mandato y no cuando la bola de nieve era tan grande que era mucho más difícil intervenir. Era la época en la que "España va bien", "crecemos por encima de la eurozona", y la famosa frase de cascos "si los españoles compran pisos y segundas residencias a precios altos es porque pueden pagarlos", era la época en la que los promotores y constructores advertían de que el libre mercado no debía ser intervenido por el gobierno, y no lo hicieron. Era la época en la que como 10 ó 15 años de hipoteca ya no eran suficientes, los plazos se alargaron a 20, 25 y 30 años. Era la época en la que como destinar el 35% de los ingresos a pagar la hipoteca y una vez ampliado el plazo de ésta tampoco era suficiente, se concedieron hipotecas a las que se debían destinar para su pago porcentajes de los ingresos superiores al 50 o 60%, y quien gobernaba en aquel momento tampoco hizo nada. El crecimiento español se ha fundamentado en la construcción desde antes de la democracia, con sus altibajos, crisis y correcciones en los precios, como la de finales de los 70 y la de la década de los 90, con gobiernos socialistas y populares en el poder. Está muy bien criticar al gobierno por sus acciones o inacción en paliar la crisis actual, pero recomendaría al autor de este artículo que fuera menos sectario y analizara con más profundidad el origen de esta crisis, a nivel mundial, y a nivel nacional la implicación que la primera ha tenido y la particularidad en que sea más profunda por el peso específico de la construcción en nuestra economía. Cierto es que quien gobierna en este momento debe tomar las medidas, pero puestos a explicar el porqué de esta situación, no nos limitemos a sectarismos políticos, ni intentemos disculpar a la oposición y el papel que también tuvo cuando gobernaba en el devenir de esta crisis, ni su responsabilidad como oposición y aportar soluciones, que si las tienen, como dicen tenerlas, tampoco las aplicaron cuando debieron.

Atreides dijo...

En este artículo analizo la situación actual basándome en otras fuentes, pero no disculpo al gobierno anterior. Pero después de cinco años y medio lo que no procede es echar la culpa al gobierno Aznar. Cada medida económica tiene su momento y no vale para siempre. El PSOE llegó al poder sin tener ni programa ni puñetera idea de cómo encauzar los problemas que se avecinaban, y así ha seguido todo este tiempo. Cierto que el PP podría haber actuado contra la especulación, pero el PSOE no hizo sino agravarla.
La crisis económica internacional tiene su influencia, pero la crisis en España es autofabricada, los factores externos no son determinantes, pero la agravan. Como se puede ver en otros países de la UE, la crisis no tiene el mismo impacto, España es "campeona" en desempleo, cierre de empresas y altos precios de la vivienda. ¿Qué ha hecho el gobierno Zapatero? NADA. Tampoco parece estar pensando en hacer algo, más allá del Plan E, que es una gota sobre una piedra candente.
Luego, no se puede decir que el PP lo hace demasiado mal, pues en las CC.AA. gobernadas por él la situación es mejor que en las otras. Quizás porque algunos gobernantes piensan a largo plazo, no como ZP de hoy a esta tarde.