jueves, 20 de agosto de 2009

Priscilla, ¿Reina de la Guerra?

Cuando Zapatero nombró a Carmen Chacón Ministra de Defensa, justo cuando estaba a punto de dar a luz, el acto en sí ya me parecía una falta de tacto y sensibilidad, entre otras porque una ministra recién llegada a un ministerio no puede estar de baja a las pocas semanas por dar a luz, con todo lo que implica la responsabilidad de convertirse en madre y tener que atender adecuadamente al recién nacido. También era una falta de respeto a la institución - y más aún: la imagen de España en el exterior quedó bastante ridiculizada, ya que semejante "curiosidad" no se había visto nunca. Por añadidura, no se trata de un ministerio cualquiera, sino él de defensa, que agrava aún más la situación de provisionalidad de su dirección. Foto: Priscilla Reina del Desierto - ¿Cuál será la imagen de los transexuales en el ejército?

La gestión de Carmen Chacón al frente del ministerio ha sido también polémica por otras razones:


En marzo de 2009 anunció que el gobierno había acordado por sorpresa y sin coordinación con la OTAN la retirada de las tropas españolas de Kosovo, en mayo de 2009 se vio ante el problema de la mala gestión del brote de la gripe porcina H1N1 en el cuartel de Hoyo de Manzanares, que a todas luces no tuvo el tratamiento profesional por parte de los servicios médicos que precisamente un cuartel con mucho trasiego de personas debería tener. Como nueva muestra de la mala gestión de los asuntos importantes por parte de este gobierno, el incendio que se declaró hace un par de días en el campo de maniobras militares de San Gregorio (Aragón) ya ha arrasado 6.500 hectáreas debido a la mala o inexistente coordinación con las autoridades civiles aragonesas para conseguir extinguir el incendio y evitar que se extienda aún más. Foto: Chacón, la Ministra de Defensa encinta - ¿Desafío o humillación?

Pero lo que a este gobierno no le preocupa en absoluto es la calidad de su gestión, sino la transformación de la sociedad. En lugar de dar respuesta a problemas como la intervención española en la guerra en Afganistán, cada vez más cruenta, lo que está en clara contradicción con el mensaje de los cejistas de la SGAE del ¡No a la Guerra!, se añade ahora la controversia por la última medida del Consejo de Ministros referida a las fuerzas armadas. Se trata de un nuevo Real Decreto que viene a plasmar la permanencia de los transexuales en el ejército y que modifica los criterios de aptitud psicofísica. Según las nuevas normas, los transexuales podrán ser militares siempre que las operaciones no afecten a sus capacidades. La ministra de Defensa, Carmen Chacón, señala que tan sólo se trata de "adaptar la normativa a la realidad constitucional y legal". Foto: Chacón desafiante - En la Pascua Militar se saltó la etiqueta vistiendo esmóquin. Si ello sirviese para algo más que montar un numerito...

Lo que a primera vista parece una lógica evolución en la línea de garantizar a todos los ciudadanos los mismos derechos, más bien suena a otro golpe de efecto. Parece poco realista que los transexuales sean bien aceptados en los tres ejércitos, por mucho que sea deseable que no se queden marginados como históricamente al poder dedicarse casi exclusivamente a la prostitución y el espectáculo, ya que por la particularidad de las "costumbres" que suelen destacar (aunque sólo sean las de una minoría, pasando desapercibidos los que llevan una vida "normal") son mal aceptados por la sociedad en general. Foto: Un transexual fue rechazado nuevamente en febrero de 2009 por no tener pene. Ahora, seguramente, logrará su objetivo, aunque no lo tendrá fácil una vez dentro.

En agosto de 2008, Defensa ya planteaba el cambio de los trámites médicos que determinan si una persona puede vestirse de militar. Además de eliminar como causa de exclusión, la ausencia de genitales, planteaba prohibir la entrada de aquellos que tuvieron problemas en la visión algo que ha quedado limitado sólo a militares con responsabilidades de vuelo.

De esta manera, personas con cambios morfológicos en sus genitales externos, y que no repercutan en sus funciones, pueden mantener la misma aptitud para el servicio que tendrían sin esos cambios, siempre y cuando su salud no se vea comprometida por alteraciones que pudieran condicionar su aptitud psicofísica.


En definitiva, no se contempla el aspecto psicosocial de su inserción en las fuerzas armadas. Su aceptación exigirá una educación previa de la tropa. Como se sabe, muchas de las mujeres que accedieron en su día con mucho bombo y platillo en las fuerzas armadas no lo han tenido nada fácil y muchas han dejado las filas por no soportar el ambiente militar tradicionalmente machista. Y si aún parece ser lo más natural que las mujeres se incorporen a filas, la realidad es otra, y hemos aquí una serie de noticias sobre la problemática actual, como también en concreto, a pesar de la aceptación oficial y legal de los homosexuales, éstos sufren un acoso permanente para que dejen las filas, y muchas mujeres causan baja por depresión por esa misma situación. Nos podemos imaginar, por tanto, en qué situación se encontrarán los transexuales, aunque hay ejemplos de transexuales que lograron tener éxito mientras que no se supiera de su doble vida. Foto: Salir de los tópicos y del encasillamiento - la integración de los transexuales como meta.

¿Serán tod@s ell@s
Reinas de la Guerra como Priscilla era la Reina del Desierto? La medida del gobierno parece más bien eso: Un golpe de efecto un tanto decadente para dar la nota, no para resolver problemas.

3 comentarios:

Carolina dijo...

Ni idea de la integración de las personas transexuales en el Ejército.
Ni idea de la aceptación de los transexuales en cualquiera de los tres Ejércitos.
Ni idea de lo que es un transexual. (Las fotos de la pélicula "Priscill..." lo demuestran.
Ni idea del Ejército español actual.
Ni idea de donde estamos ya situadoas y situados personas transexuales, incluso dentro de las propias FAS.
Total, ni idea de nada.
Solo prejuicios y más prejuicios de toda la vida, como lo de la prostitución, el espectáculo y "nuestras costumbres". ¿Pero que sabrás de este tema?.
Un saludo.
PD. ¿Lo publicarás?

Atreides dijo...

Oficialmente no puede haber transexuales en el ejército hasta la aprobación de la ley en cuestión. La mejor prueba es que a un transexual se le rechazó por no tener pene. ¿Qué me dices?
Aceptación prácticamente nula, diría yo. De hecho, he consultado con gente que ha servido en el ejército y dudan mucho de que lo vayan a tener fácil.
Lo de Priscilla es simplemente para provocar. De hecho pongo en duda los tópicos.
Idea del ejército actual bastante, sólo hay que hablar con militares para alucnar.
En las FAS dudo mucho que haya transexuales bien situados, hasta ahora no podía haberlos.
Al apuntar prostitución, espectáculo y "costumbres" hago referencia a tópicos, no que esa sea la situación de la mayoría.
Si sabes tanto del tema y eres militar transexual, pues ¿qué tal si aportas pruebas en forma de documentación con enlaces?
Si no se aceptan sin más ni las mujeres (más de mil bajas por depresión son significativas) ni a los homosexuales, ¿qué me dirás de los transexuales?

Atreides dijo...

Otra cosa: El artículo está documentado con enlaces (en negrita), entre ellos sale una entrevista con un militar gay que es elocuente, así que no cuentes cuentos:

"Voy a publicar el libro después del verano. Hablo de mi experiencia como militar y el título será parecido a Cómo ser militar y gay a la vez. He sufrido amenazas, abusos, insinuaciones... han intentado echarme del Ejército de cualquier manera.

¿Siempre se ha sentido así?

No. He estado a gusto un tiempo, pero todo cambió cuando ya salió lo de la boda en los medios. Ahora me están haciendo la vida imposible dentro y lo estoy pasando mal. Sé que no voy a ascender por ser quién soy.

Han intentado echarme del Ejército de cualquier manera.
¿Conoce a otros homosexuales que les pase lo mismo?

Bueno, no es que todos los gays lo estén pasando mal dentro del Ejército. Pero sí conozco a más compañeros que tampoco lo están pasando bien y a otros que ni siquiera hablan."