lunes, 14 de septiembre de 2009

Arenys de Munt, ¿el principio del fin?

La consulta popular ilegal llevada a cabo ayer en el municipio barcelonés de Arenys de Munt sobre la independencia de Cataluña marca un antes y después en el tratamiento de los movimientos separatistas en España, especialmente a causa de la total pasividad del gobierno español, del Tribunal Constitucional, de la Justicia en general y de la Delegación del Gobierno en particular.

A pesar de la denuncia presentada por Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía contra la celebración de la consulta popular ante la Justicia por ser ésta ilegal al no ser competencia de los municipios ni de las comunidades autónomas de celebrar plebiscitos o consultas populares sobre cuestiones nacionales, ya que éstos sólo pueden ser convocados por el gobierno central o el Congreso, mientras que los demás partidos que se supone defienden la unidad nacional de España -PSOE, PP- no han movido ni un dedo ni han levantado la voz contra esta consulta popular ilegal, el ayuntamiento de dicha población catalana han seguido adelante con la votación sin encontrar ningún obstáculo.


Muy triste y lamentable ha sido que los únicos defensores de España hayan sido un grupo de exaltados falangistas, que dieron justamente la imagen que no se debe dar, quedando la defensa de España en un acto anecdótico y ridículo, cuando faltaba toda manifestación de partidos democráticos para reafirmar la unidad nacional y la defensa de la Constitución. Hasta me atrevería a decir que la aparición de falangistas fue un acto programado o incentivado por el mismo gobierno catalán para ridiculizar cualquier muestra de españolidad en el día de la consulta popular.

Al margen de esto, con un 41% la participación ha sido insuficiente. Del total de votos emitidos (2.671), 61 lo han hecho por el 'No', 29 han sido votos en blanco, 12 han sido nulos y 2.568 a favor de la independencia. Es de suponer que el 59% restante de los votantes pasó ampliamente de la votación, ya que no sólo era simbólica y propagandística, y hasta se puede aventurar que ese 59% es contrario a una secesión de Cataluña.


Los organizadores de la consulta ilegal, el Moviment Arenyenc per l'Autodeterminació, anunciaron los resultados en medio de centenares de personas que se han concentrado ante el Centre Moral de la localidad, lugar donde se ha realizado la consulta, en un ambiente de fiesta mayor, con cánticos y gritos a favor de la independencia.


Lo que considero una tergiversación de la realidad es calificar el alto porcentaje a favor de la independencia (96%) como un contraste con el 19% de catalanes a favor de la independencia que ofrecía el pasado mes de julio el último barómetro de opinión de la Generalitat, un porcentaje muy similar desde octubre de 2004. Hay que tener en cuenta que a juzgar por los resultados, en la consulta participaron casi exclusivamente los ciudadanos de Arenys de Munt que simpatizan con el separatismo. Además, como la consulta no es vinculante por ilegal e improcedente, muchos habrán votado a favor de la independencia por saber que no tiene consecuencias para sus vidas. En caso de un referéndum real, muchos se pensarán si esto interesa realmente teniendo en cuenta las consecuencias de una independencia de Cataluña. Reslta inverosímil extrapolar el voto de 2.600 sobre casi 7.000 ciudadanos con derecho a voto a toda una región como Cataluña.

Lo que sí es preocupante es la posible espiral de consultas populares ilegales que este acto consentido en Arenys deMunt puede provocar. Diferentes personalidades, como la senadora por CiU Montserrat Candini, el presidente de Esquerra, Joan Puigcercós, el responsable de Inmigración de CDC, Àngel Colom, el eurodiputado de ERC, Oriol Junqueras, así como también alcaldes de diferentes municipios de Cataluña entre los que cabe destacar el de Serós, Gabriel Pena, han estado presentes durante la jornada.

Como se ha podido leer en la prensa, son ya unos 60 municipios que han mostrado su intención de seguir el ejemplo de Arenys de Munt. Teniendo en cuenta la difusión mediática de esta consulta popular celebrada en Arenys de Munt en el exterior, es fácil imaginarse el efecto que pueden tener otras sesenta consultas ilegales similares, sobre todo si continúa la pasividad del gobierno y de la Justicia ante hechos que atentan contra la Constitución y la legalidad vigente. Tampoco S.M. el Rey parece preocuparse por la situación mientras recibe a dictadores autoinvitados. Da la impresión que hasta disfruta con ser insultado y humillado por separatistas catalanes y tiranos extranjeros que tienen en común hablar de colonialismo cuando se refieren a España. Esto puede ser el principio del fin de la España como la hemos conocido hasta ahora y a la que no defienden sus máximas instituciones.


7 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

El proceso de balcanización en España se ha tornado irreversible.
Zapatero ha alimentado al monstruo nacionalista, y éste acabará por fagocitarlo a él y al conjunto de la Nación española que asiste impávida y narcotizada al primer envite secesionista de magnitud.
Y a éste, le seguirán otros.

Una cascada de ayuntamientos catalanes seguirán al de Arenys de Munt, y cuando el cómputo satisfaga a los estrategas nacionalistas, plantearán la independencia de Cataluña a organismos internacionales.
El órdago está servido.

Jose dijo...

Soy de la misma opinión que Natalia, supongo que a estas horas ya estarán frotándose las manos y con sonrisa más que aparente todos aquellos que desde hace ya varias decadas proyectaron e idearon la independencia y soberanía de cataluña. Hay que decir la verdad le pese a quien le pese y en este proyecto, madurado desde hace decadas, se encuentran no solo los politicos, sino tambien empresarios agradecidos, periodistas fichados por el poder,intelectuales servilistas, artistas y deportistas, todos sea por la causa de la independencia, da igual mentir, humillar, calumniar o ridiculizar a todo lo que huela a españa. En mi opinión todo está bien trazado para que en un plazo medio la independencia de cataluña sea algo poco menos que inevitable.

Xavier Montesa dijo...

La mayoría de los ciudadanos de Arenys no han querido participar en esa payasada que ha organizado un partido local. Yo de vivir allí hubiera hecho lo mismo. Votar en un sentido u otro es dar legalidad a lo que no lo tiene. Por otra parte han votado menores de edad. Lo cual dice mucho de la catadura moral de los que lo han organizado. Ahora bien, estamos en un país en el que nunca pasa nada, en el que se realiza una consulta ilegal, y el Fiscal General del Estado que es quien tiene que velar por la acción de la justicia, no mueve ni un dedo. A los representantes públicos se les debe de exigir que sean los primeros en cumplir con las leyes. Y si no lo hacen que los inhabiliten para cargos públicos. Por otra parte tampoco me parece adecuado que se hagan juicios tremendistas. No le hagais el juego a esos payasos.

Anónimo dijo...

La consulta fue totalmente legal.
Mi pregunta, ¿a que viene tanto jaleo? ¿Tenéis miedo de saber lo que piensa la gente? No entiendo porque se arma todo esto solo porqué la gente exprese su pensamiento.
¿Preferirías que fuese como antes, que no había libertad de expresión?

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Creo que lo peor que se ha podido hacer es darle publicidad, que es en el fondo lo que querían. Lo único que quieren los políticos nacionalistas es la publicidad y el victimismo. Lo segundo lo han conseguido porque el Juzgado de lo Contencioso ha suspendido la convocatoria y lo primero, también.

Atreides dijo...

Encapuchado (por anónimo), tan valiente, la consulta era totalmente ilegal porque supone una infracción de los preceptos constitucionales. La Constitución y las leyes están para ser cumplidas, no para que una minoría fanática de separatistas imponga su criterio por la fuerza se las salten. El alcalde de Arenys debería ser inhabilitado. Aquí no se trata del ejercicio de la libre expresión de pensamiento, sino de una consulta popular organizada y ejecutada por separatistas y saltándose, además, la ley electoral que establece como edad mínima los 18 años.
Léete las disposiciones legales y verás que se establece claramente quiénes pueden convocar una consulta popular o un referendum sobre una cuestión que afecta a todo el estado.
Para dar su opinión, cada uno dispone de los cauces adecuados: encuestas, prensa, televisión; no se pueden malutilizar procedimientos que están reservados al estado porque al alcalde de un pueblo le den aires de grandeza. ENcima, la consulta ha sido financiada por la Generalidad de Cataluña, otra infracción de la ley. SI la justicia declara el acto ilegal e improcedente, el gobierno autonómico no puede actuar en contra. No se debía haber permitido este atropello de la Constitución.

Datiu dijo...

Tienes toda la razón, de acuerdo en el 100% !!!