miércoles, 23 de septiembre de 2009

Benidorm y los socialistas decimonónicos

Triste espectáculo él de Benidorm, una lección de lo que no debe ocurrir en una democracia parlamentaria y una demostración de la mentalidad trasnochada de nuestra clase política española.

Mucho se parece esa moción de censura a uno de esos pronunciamientos que abundaban en España en la segunda mitad del siglo XIX. Los pronunciamientos siempre eran una especie de intento de golpe de estado para cambiar el curso político del país por la fuerza.


Los socialistas han dado una nueva prueba de lo que para ellos es el ordenamiento jurídico y la voluntad popular expresada en las últimas elecciones municipales en Benidorm. Se han servido de un tránsfuga del PP, un personaje del que ahora se ha sabido que ya se gastó una broma similar en otra legislatura municipal, y a pesar de ello le volvieron a meter en la lista electoral los del PP. Foto: Maite Iraola.

No sólo eso: Todos los concejales socialistas de Benidorm se han dado de baja en el PSOE para llevar a cabo su golpe municipal particular para no salpicar a su partido con sus fechorías. Pero esto agrava aún más los hechos, pues ahora son unos concejales que ya no representan al partido por el que habían sido elegidos. Así que todos ellos son ¡TRÁNSFUGAS! que han robado sus escaños de edil sin tener ya ninguna legitimidad como partido nuevo inventado sobre la marcha.

Las mociones de censura son utilizadas generalmente de forma fraudulenta, pues no se han alegado hechos que justifiquen despojar al alcalde del PP de su cargo. Se trata sólo de hacerse con el poder como sea.


Más grave aún es que en este grupo de socialistas tránsfugas milita la madre de Leire Pajín, secretaria de organización del PSOE. Ella como responsable de organización no ha tenido voluntad de parar los pies a los camaradas de Benidorm. Es de suponer que no sólo eso, sino que les ha echado una mano para montar el numerito de escindirse del PSOE. Foto: Leire Pajín enseñando los colmillos.

Es hora de cambiar la ley electoral. ¿Por qué no se pasa a la eleccion directa de los alcaldes al margen de los concejales que consigan? Es una fórmula que resuelve el problema del transfuguismo al menos en los ayuntamientos y da estabilidad al gobierno municipal.


Es hora de pasar a las listas abiertas para que los votantes puedan eliminar a candidatos que no han dado muestras de honradez y buen hacer.


Benidorm es otro paso atrás en el desarrollo democrático de España. Ojalá se aprenda la lección - o al menos la aprendan los votantes. Lo ocurrido merece ser castigado en las urnas.


2 comentarios:

Benito García dijo...

Pronunciamientos y cantonalismos son males sempiternos de nuestra patría. País!!

Natalia Pastor dijo...

Estos 12 concejales socialistas, son los doce apóstoles de la infamia, la desvergüenza y la versión exponencial de la cloaca en que se ha convertido la política,sobre todo la municipal, más propicia que otras al chalaneo, "trinque" y recogida de comisiones por recalificación de terrenos.
Lo de Benidorm recuerda mucho a lo de Marbella y los malayos,y la madre de la Pajín da un aire, un rol similar al que encabezó Isabel García Marcos.

Lo peor de esta bufonada es el desprecio absoluto y palmario a los ciudadanos, a los que se pisotea y ningunea como si su voluntad democrática no significase nada cuando se trata de alcanzar el poder a coste de lo que sea.