martes, 29 de septiembre de 2009

Elecciones en Alemania: Análisis de trasvases de votos

En el semanario alemán Junge Freiheit se ha publicado un interesante análisis de trasvases de votos en las pasadas elecciones generales en Alemania, que refleja que el comportamiento de los votantes es cada vez menos previsible y que la fidelidad tradicional a determinados partidos ya no existe, sino que el voto se decide por razones de oportunidad y de descontento.

Los dos gráficos muestran el trasvase de votos de y a los dos partidos de la Unión liderada por Ángela Merkel y de y a los partidos considerados de extrema derecha (aquí llamados de "derechas", término no exacto, dado que la Unión es centro-derecha, mientras que algunos partidos filonazis no son la derecha propiamente dicha, sino la izquierda nacionalsocialista camuflada.

Los gráficos proceden del Instituto de Investigación Electoral, Social y Metodológica (Institut für Wahl-, Sozial- und Methodenforschung).

De acuerdo con este análisis, los votantes decepcionados de los dos partidos unionistas (Unión Demócrata-Cristiana y Unión Demócrata-Social de Baviera) se decidieron en estas elecciones con mucha más frecuencia por el partido comunista La Izquierda que por alguno de los partidos de extrema derecha. De acuerdo con el instituto de la ciudad de Ulm, la Unión perdió respecto de las últimas elecciones generales de 2005 unos 2.100.000 votos.

La mayor parte de los antiguos votantes de la Unión votó esta vez por los liberales del FDP (1.050.000) o se quedó directamente en casa (919.000).

Mientras que el pasado domingo fueron incluso unos 240.000 antiguos votantes de los partidos de la Unión que pusieron la cruz en el partido La Izquierda, los partidos de la extrema derecha apenas pudieron captar el voto de los votantes decepcionados de la Unión.

Un número elevado de antiguos votantes de la extrema derecha no fue a votar

En toda Alemania, CDU y CSU perdieron sólo 10.000 votos a los partidos extremistas de la derecha. Mientras que en los antiguos estados federados occidentales, la Unión perdió 29.000 votos a favor de dichos partidos, en los estados federados del este sólo fueron 23.000 antiguos votantes de la extrema derecha que optaron esta vez por la CDU. Esto también quedó reflejado en Brandemburgo, donde los partidos filonazis NPD y DVU, que esta vez concurrieron por separado a las elecciones, no lograron revalidar su presencia en el parlamento brandemburguense (por añadidura, la labor parlamentaria de la DVU había sido bastante lamentable). La DVU perdió 5 puntos, el NPD rescató sólo el 2,5% de los votos en las regionales. También está visto que la importancia de estas elecciones generales hizo recapacitar a muchos votantes del este de Alemania. Estos partidos (NPD, DVU, REP) suelen servir como receptores de votos de castigo y no son tanto expresión de una base social pronazi.

En resumen, los partidos de extrema derecha perdieron un total de 120.000 votos, 50.000 de ellos al partido neocomunista La Izquierda, 20.000 a los liberales del FDP y otros 20.000 a los Verdes , y 80.000 no fueron a votar. En cambio, la extrema derecha recibió 50.000 votos de antiguos votantes de los socialistas del SPD.

Leyenda para los gráficos: Rechte = Extrema derecha; Nichtwähler = Abstención; CDU-CSU = partidos de la Unión; SPD = socialistas; Grüne = Verdes; FDP = liberales; Linke = comunistas.

Trasvase desde el SPD (socialistas):


Trasvase desde la CDU-CSU (populares):

Trasvase desde y al FDP (liberales):

Trasvase desde y a LA IZQUIERDA (comunistas)


Trasvase desde y a los VERDES:

Voto por edades:

Voto por tipos de empleo:

Si la elección del canciller fuese directa, el resultado sería:

Mapa de mayorías del voto directo (la elección de candidatos directos en cada circunscripción, por mayoría simple); los colores fuertes son mandatos conquistados esta vez, los colores suaves son repetición de mandato por el mismo partido:

La fuerte pérdida de votos del SPD supuso casi siempre la victoria del candidato popular, en el este frecuentemente del candidato comunista. Los Verdes sólo conservaron un mandato directo en Berlín, su presidente de origen turco, Özdemir, sólo pudo presentarse como candidato directo al no haber logrado ningún puesto en la lista, pero no ganó en su circunscripción y se queda fuera del parlamento; los Verdes deciden los puestos de lista por primarias, igual que en España Ciudadanos.


Wikio

4 comentarios:

pedrito dijo...

Muy buen blog . En ningun medio español he visto tantos datos sobre las elecciones alemanas. Enhorabuena.

Atreides dijo...

Muchas gracias, Pedrito.
No creo que se tomen las molestias, y eso que uno lo hace por amor al arte...

economiaasturias dijo...

Muchas gracias, me sumo a la felicitación. Esto es lo que andaba buscando el otro día.

Atreides dijo...

Para el que sepa alemán, aquí hay un análisis electoral extenso del FDP:
http://www.fdp-bundespartei.de/files/363/Analysebericht_BTW_270909.pdf

También tienen análisis de Schleswig-Holstein:
http://www.fdp-bundespartei.de/files/363/Analysebericht_S-H_270909.pdf

y Brandemburgo:
http://www.fdp-bundespartei.de/files/363/Analysebericht_BTW_270909.pdf