lunes, 28 de septiembre de 2009

Elecciones Generales en Portugal: Victoria pírrica de los socialistas

Como se puede leer en la prensa lisboeta, la victoria del Partido Socialista de Sócrates supone la pérdida de la mayoróa absoluta, aunque el PS seguirá gobernando con el apoyo de uno de los partidos de extrema izquierda: Bloque de Izquierdas o CDU, una colaición del Partido Comunista con otros grupos al estilo de IU.

Por otra parte, el Partido Social Demócrata (conservadores) ha alcanzado la segunda posición, mientras que el CDS-Partido Popular (centro / centro derecha) ha dado la sorpresa obteniendo los mejores resultados de los últimos 26 años.


No se entiende muy bien que los socialistas hayan conseguido mantenerse en unos resultados bastante buenos, ya que la llegada al poder de Sócrates supuso una subida del IVA en 5 puntos y una crisis económica muy fuerte, aunque últimamente parece que Portugal remonta el vuelo mejor que la vecina España.




En realidad, en España parece que sabemos más de lo que ocurre en Venezuela, Honduras o Cuba que en el país vecino, debido al nulo interés mutuo de conocerse más. La política portuguesa es casi una incógnita para nosotros.

Desde la revolución de los claveles, los portugueses siempre han tenido un apego casi enfermizo a la izquierda. Así es que votan a la izquierda a pesar de lo mal que lo hace. En este contexto, es preocupante que haya dos partidos de extrema izquierda con más de un 17% de los votos.


Lo que es más preocupante es la baja participación en las elecciones. Aproximadamente un 40% de los portugueses con derecho a voto no fueron a votar.


Sócrates tiene la intención de gobernar en minoría, con acuerdos puntuales con los partidos de la oposición. Si esto va a funcionar es un tanto dudoso, aunque por otra parte, si tuviese que coaligarse con uno de los dos partidos de extrema izquierda, podría suponer fricciones continuas dentro del gabinete.


Los dos partidos de derecha y centro deberán aprovechar su posición mejorada para ganar puntos y convencer a la población de la necesidad de un cambio político dentro de cuatro años. También podría ocurrir que a falta de una mayoría estable los socialistas tengan que adelantar los comicios. Ello dependerá mucho de la evolución de esta crisis económica y de cómo Portugal logra una mejora sustancial de la situación de empleo y PIB.

No hay comentarios: