lunes, 28 de diciembre de 2009

Montilla anuncia, entre otras medidas, que 2010 marcará el fin de la fiesta de la Navidad en Cataluña

El aranés será segunda lengua extranjera obligatoria en la enseñanza secundaria

Los toros serán sustituidos por celebraciones de los castellers



En un tono tan decidido como optimista, el presidente de la Generalidad catalana, José Montilla, ha anunciado varias medidas con las que el gobierno catalán impuslará a partir del 1 de enero la catalanidad de   las cuatro provincias nororientales de España.

 Como ya se adelantó hace unas semanas, una de las medidas diferenciadoras con el extranjero español será la supresión de las fiestas navideñas, calificadas por Carod-Rovira de "rancia herencia de la Inquisición española". En este sentido, Montilla ha afirmado que el calendario catalán de 2010 ya no contempla la Navidad como fiesta, que será sustituida por un día del solsticio catalán que coincidirá con la fecha que coincide con la menor duración de la luz solar del año y que será celebrado con fuegos artificiales fabricados en Cataluña y con cava catalán.

Otra de las medidas anunciadas por Montilla en el día de hoy es que el aranés será introducido como segunda lengua extranjera -después del inglés- en la enseñanza secundaria para "fomentar el entendimiento entre pueblos" y para que los catalanes tengan en el futuro más oportunidades. También prevé fomentar como asignatura optativa el aragonés, mientras que el español quedará circunscrito al ámbito privado, que podrá estudiarse en alguna dependencia del Instituto Cervantes o mediante cursos a distancia ofrecidos por las instituciones extranjeras españolas.

Asimismo, Montilla ha adelantado  que para compensar a las antiguas plazas de toros por la pérdida de ingresos, éstas serán convertidas en Plazas de la Fiesta Catalana y ofrecerán espectáculos de castellers, butifarradas y bailes colectivos de Sardanas, convirtiendo así las plazas de la muerte y el sufrimiento de los animales en lugares de alegría y diversión.

A lo largo de 2010 se continuirá con las medidas para convencer a los ciudadanos que insisten en ser castellanoparlantes sobre las ventajas económicas de renunciar al uso de una lengua extranjera y de no negarse a la integración voluntaria en la moderna sociedad catalana. 

Por su parte, Rosa Díez manifestó que es hora de acabar con las desigualdades provocadas por los nacionalistas exigiendo un estado federal que respete a todas las nacionalidades por igual. "El verdadero progreso consiste en proponer alternativas con la fortaleza de un roble que proporcionen a los ciudadanos algo a qué agrarrarse", prosiguió.



¡Inocente, inocente! - Aportación de Occidente a la Deriva a los Santos Inocentes


No hay comentarios: