viernes, 1 de enero de 2010

Occidente a la Deriva desea un feliz y próspero 2010 a todos sus lectores

Ya ha comenzado el último año de la primera década del siglo XXI. Este será un año de cambios en el mundo ante el estancamiento que estamos sufriendo en lo político, económico y social. Lo que ocurría antes a los monarcas casi absolutistas, que a principios del siglo pasado no parecían darse cuenta de que el mundo estaba cambiando deprisa y exigía  dar respuesta a las reivindicaciones de una sociedad moderna y una economía dinámica y pujante, es exactamente lo mismo que esta pasando a los políticos de hoy que ocupan ahora los sillones cómodos de las prebendas y de los acuerdos tomados entre ellos al margen de la ciudadanía.

Nuevamente, el mundo acusa la necesidad de cambios radicales sin que sus gobernantes se estén dando cuenta de que viven alejados de la realidad. La situación se garava aún más por la existencia de organizaciones en la sombra que manejan o intentan manejar los hilos de los gobernantes que todos suponemos que son elegidos por los pueblos cuando, en realidad, son colocados por estos hombres en la sombra recurriendo a métodos muy bien calculados de marketing y manipulación de las mentes para salir elegidos.

Una muestra muy clara de ello es la Unión Europea, que se aleja cada vez más de los ciudadanos y cuyos máximos mandatarios no responden ante el Parlamento Europeo ni son elegidos por gremios representativos de la voluntad popular de los europeos, a los que nos han metido más bien a la fuerza en una especie de confederación de estados europeos sin contar realmente con nuestra opinión ni con nuestra aprobación.

Ante los problemas actuales y la necesidad de un cambio, Occidente a la Deriva seguirá comentando el acontecer político y tratará de aportar opiniones para evaluar la situación general. Es importante que los que somos independientes de los medios dominantes sigamos contribuyendo a que los ciudadanos puedan informarse y analizar los que ocurre en sus países y en el mundo.

Este año 2010 será, sin duda, un año interesante y que marcará en cierto modo el destino del mundo. En España será también un ano importante en lo que se refiere a la libertad de expresión, seriamente amenazada por el gobierno socialista y el Club de la Ceja, y la recuperación de la crisis que parece cada día más complicada ante la incapacidad del gobierno de tomar medidas adecuadas para reconducirla y de poner a España en coordinación con el resto de Europa para recuperar una posición de liderazgo y no de periferia provinciana.

Occidente a la Deriva desea a todos sus lectores  que a pesar de esta situación éste sea un año de prosperidad y de progreso en lo personal, en lo social y en lo económico y que sigan siendo fieles a este blog, que ya ha entrado en su tercer año de existencia.

Feliz 2010 y que la Fuerza y Dios les acompañe.

No hay comentarios: