domingo, 28 de febrero de 2010

La Cuba comunista asesina y encarcela... y Occidente calla

El sábado, día 27 de febrero de 2010, se celebraron en España (Madrid y Barcelona) sólo dos concentraciones en protesta por la muerte del preso político Orlando Zapata, encarcelado y torturado por el régimen castrista por defender una democracia y la libertad en Cuba, después de que decidiera ponerse en huelga de hambre, una acción de protesta que nada impresiona a la dictadura comunista en Cuba y que ha tenido el desenlace que no preocupa ni a los líderes de la interminable revolución cubana ni a los políticos occidentales ni mucho menos a todos los titiriteros bocazas de Occidente, general y manifiestamente encantados con la dictadura inhumana de Cuba y la guerra en Afganistán y que sólo arman ruido cuando se trata de acorralar y aislar a las fuerzas políticas que no sean de la izquierda y extrema izquierda.

Las dos concentraciones fueron convocadas por Ciudadanos (C's) - Partido de la Ciudadanía, la de Madrid además por la organización Cuba Democracia Ya. Ciudadanos ha sido, por tanto, el único partido con representación parlamentaria que no dudó ni un instante en convocar dos actos de protesta delante de las representaciones diplomáticas cubanas en España, mientras que los demás partidos (y sus millones de votantes y decenas de miles de militantes) no fueron capaces sino de unas manifestaciones tibias y muy contenidas, posiblemente -como es ya habitual en Occidente- para no molestar al régimen opresor comunista de Cuba.

Tampoco Rosa Díez, del montaje político UPyD, ha tenido visibilidad alguna durante la jornada de ayer, lo que por otra parte tampoco es ninguna sorpresa, dado que en el pasado Rosa Díez estuvo encantada de poder abrazar y besar al dictador cubano Fidel Castro. Su talante socialista de corte bolchevique quedó, una vez más, visible para toda la opinión pública, un talante que sus escasas bases del partido inventado sobre la marcha para asegurarse un hueco en la vida parlamentaria y que dirige doña Rosita la Pastelera con mano férrea, casi me atrevería a decir castrista, compartirán encantadas.

Triste es también que con tantísimos cubanos exiliados en España fueran tan pocos los que acudieron a protestar delante de la embajada cubana en Madrid y el consulado general de Cuba en Barcelona. Siempre ha sido curioso que la mayoría de los cubanos en Europa suelen tener ideas bastante pro castristas, pero prefieren vivir en los países occidentales libres en lugar de disfrutar de las bondades de la revolución comunista en Cuba y del alto nivel de vida del paraíso socialista en la tierra.

Por otra parte, a los ciudadanos españoles seguidores y votantes de los grandes partidos no les parece importar tampoco la situación en Cuba. Ellos sólo defienden la libertad si así se lo mandan sus líderes, en caso contrario las convocatorias de otras organizaciones no pueden contar con su apoyo. Es una muestra más del deficiente desarrollo de la mentalidad democrática en España, donde se vota y actúa más por siglas y consignas que por consideraciones racionales u objetivas, pues la defensa de las libertades debería ser independiente de las organizaciones que la promueve y ser un acto voluntario y espontáneo sin necesidad de convocatorias expresas por parte de las organizaciones con más peso en la vida política y social en España.

Lo que ayer quedó manifiesto es que en España sólo hay un partido político comprometido con las libertades civiles y políticas: Ciudadanos - Partido de la Ciudadanía (C's), liderado por su diputado en el Parlamento Catalán Albert Rivera. Los demás líderes políticos de PSOE y PP prefirieron hacerse la foto electoralista vadeando por las inundaciones en Andalucía simulando su prepcupación por los afectados por las mismas. Está claro qué futuro espera a la libertad y la democracia con estos políticos, sólo preocupados por las encuestas, no por principios y valores en los que no creen o que temen defender por si las moscas.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ciudadanos debe aprovechar todos estos actos para que la sociedad oiga su voz, aunque es probable que a partir de noviembre desaparezca si no alcanza nada en Cataluña.

Marc

Atreides dijo...

El incremento de la intención de votos a favor de Ciudadanos (un 50% sobre el porcentaje de noviembre) parece alentador e indica que la mayor presencia de C's en la vida pública catalana es el camino correcto. Sería importante no sólo mantener los 3 diputados, sino que se incremente este número a 5 para disponer de un grupo parlamentario propio y tener una voz más fuerte en la política catalana y española. La desaparición de C's sería una pérdida que supondría el empobrecimiento de la política española y dejaría a los ciudadanos abandonados a los tejemanejes de los grandes partidos y de los nacionalistas.

Martha Colmenares dijo...

Vi la foto, Atreides, y esos amores son para toda la vida.
Abrazos