domingo, 2 de mayo de 2010

Libertad 2.0: Todos contra la Ley Sinde de la Censura de la Red


El pasado viernes tuvo lugar en Madrid un doble acto de protesta contra la Ley de Economía Sostenible, nombre que quiere decir Ley de Economía Intervenida, pensada principalmente para recortar las libertades civiles en España. Se conoce también bajo el nombre de "Ley Sinde", fruto de la labor de una bolchevique de pro, la Ministra de (in)Cultura del Gobierno de España, entre otras dedicada a proteger los derechos de autor de una forma un tanto sectaria e interesada, superponiendo la acción del gobierno a la seguridad jurídica que todo estado de derecho debe garantizar a sus ciudadanos. Según esta ley, no serán los tribunales sino la Administración quien decida sobre la licitud del uso de contenidos intelectuales o artísticos en la red pudiendo cerrar cualquier blog o sitio de Internet por resolución administrativa antes de determinar objetivamente la procedencia o no de tales medidas.

El acto etuvo organizado por la plataforma Libertad 2.0 de Defensa de Nuestra Libertad y contó con el apoyo de varias organizaciones: Ciudadanos (C's), el único partido político que apoyó el acto, la Asociación de Internautas, el Club Liberal Español, la Asociación por las Libertades y los Derechos Civiles y la plataforma del Manifiesto en Facebook. El acto fue presidido y dirigido por el conocido periodista madrileño Hermann Tertsch, antiguo presentador del telediario de la Noche de Telemadrid y que fue víctima, hace pocos meses, de una brutal agresión como intento de acallar las voces críticas con el régimen imperante en España.

El acto se inició en la Plaza de las Ventas de Madrid, con una toma de fotos de los participantes. Desde allí, el cortejo fúnebre por Doña Libertad de Expresión, encabezado -entre otros- por el conocido bloguero Prevost-  se dirigió hacia el Centro Cultural Buenavista, donde tuivo lugar el acto central con las intervenciones de los representantes de las organizaciones convocantes.

Tras una introducción desafiante de Hermann Tertsch, quien hizo referencia a su reciente experiencia personal diciendo que "Tengo miedo de lo que son capaz algunos, Perdonen que me ponga frívolo, pero estos me dan más miedo que los encapuchados", tomó la plabra Almudena Negro, periodista y portavoz de Libertad 2.0, bajo el lema de "Defendemos la libertad en Internet y la Libertad con mayúsculas". Libertad 2.0 cuenta ya con más de 10.000 adhesiones.

A continuación intervino Albert Rivera, presidente y diputado de Ciudadabos (C's) - Partido de la Ciudadanía. En su intervención  enfatizó la defgensa de los derechos de autor como parte de los derechos fundamentales que tenemos todos los ciudadanos, pero resaltó que "hace falta encontrar fórmulas modernas que permiten compatibilizar ese reconocimiento al trabajo del autor con el derecho de todos los demás ciudadadnos a tener acceso a la información".  "Ciudadanos defiende en Madrid, en Cataluña y en cualquier parte la libertad de los ciudadanos y, por tanto, también la libertad en Internet." "Los gobiermos siempre quieren controlarlo todo", afirmó y continuó diciendo que "sólo nos quedan la calle y también Internet, que no es poco". Finalizó su intervención con una cita de Manuel Azaña: "La libertad no hace felices a los hombres, los hace sencillamente hombres."

El presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, destacó que en el acto éramos muy pocos en comparación con la cantidad de personas que desde la red estaban pendientes delo que allí se decía, y eso era muy importante. La Asociación de Internautas que él preside nació cuando aquellos primeros usuarios, dependientes de unos primitivos routers  se dieron cuenta del potencial de Internet, fundamentalmente en lo referente al acercamiento y comunicación entre las personas, y lo perjudicial de los abusivos precios de conexión, que no se podían tolerar por parte de todos los usuarios.
Eduardo Vidal, cofundador del grupo Facebook Manifiesto, resaltaba que a los gobiernos les cuesta asumir la idea de que los ciudadanos puedan organizarse tan bien como lo hemos hecho hasta ahora, conseguir comunicarse, utilizar Internet, compartir documentos, sin la ayuda de reglamentos complejos ni leyes prohibitivas, en definitiva, sin su control.

 
Gracias a Skype fue posible la sorprendente y emotiva intervención en directo de Yoani Sánchez, desde Cuba, a través de línea telefónica. La conocida y popular disidente cubana, famosa por la publicación de contenidos abiertamente opuestos al régimen dictatorial cubano a través de Internet, agradeció a todos los presentes la posibilidad de intervenir en la distancia afirmando “esos 120 caracteres que tenemos en Twitter son en muchas ocasiones lo que nos queda de libertad a los ciudadanos de Cuba, perseguidos por los trolles, un nuevo tipo de policía en Internet a disposición de los intereses castristas por silenciarnos”. También recordó los intolerables costes de conexión que en Cuba se tienen que pagar por acceder tan sólo durante una hora a Internet, un precio que, en muchos casos, supone más del salario correspondiente a un mes.


Intervinieron también con palabras contundentes en defensa de la libertad Luis Canal, Presidente de la Asociación por los Derechos y las Libertades Civiles, y Bernardo Rabassa, Presidente del Club Liberal Español, que comentaba emocionado “Cuando se me acerca un hombre uniformado, de gris, o con gorra, aún me duele la crisma. Y eso es la dictadura, que no se olvida. No podemos aceptar esta Ley de patada en la puerta”.

También Francisco Javier Jiménez Rivero, de Hazte Oír, destacó que el Internet es un medio moderno y que a los gobernantes actuales les cuesta aceptar que la información y los medios de comunicación han cambiado y que no es posible controlarlos, sino que hace falta encontrar nuevas formas de difundir contenidos: "El Gobierno debería animar a la industria de los derechos de autor a que busque nuevos modelos de negocio y no limitarse a proteger a un sector que se podría definir como "una panda de inadaptados tecnológicos". Por eso pidió que esta ley debe ser derogada cuanto antes.

Aunque el acto tuvo lugar en vísperas del fin de semana marcado por dos días festivos (1 de mayo y 2 de mayo), era de esperar una mayor asistencia física de todos los que reivindicamos la libertad en Internet. Tampoco los grandes medios de comunicación prestaron atención al acto, cuando reclaman para sí la libertad y el deber de informar. Quizás muchos aún no vean los verdaderos riesgos que medidas como la Ley Sinde implican para las libertades civiles. Y como siempre, sólo Ciudadanos (C's) ha sabido estar a la altura de las circunstancias como único partido que defiende las libertades civiles.



No hay comentarios: