lunes, 14 de junio de 2010

Zapatero, el hazmerreir de Italia

El presidente del gobierno español está cada vez más aislado. Su desastrosa gestión de gobierno y su ridículo papel como simbólico presidente de turno de la Unión Europea no han hecho sino enfatizar su mala imagen en el exterior.

Como tal presidente de turno de la UE ahora quería aprovechar para visitar oficialmente a Su Santidad el Papa, a pesar de su tradicional fobia a todo lo que tiene que ver con el cristianismo.

A parte de esta incoherencia, Don Alicio no tuvo mejor ocurrencia que saltarse un protocolo que nadie se ha saltado hasta ahora: Visitar al primer ministro italiano el mismo día de la visita al Papa. Dicha afrenta no quedó sin castigo. Berlusconi no dudó en dejarle plantado en medio de la rueda de prensa que el Mr. Bean español pensó que iba a ser conjunta, como corresponde a todo gran estadista de la política mundial, y cuál fue su sorpresa cuando Berlusconi se despide socarronamente de él diciendo que con la bendición del Papa es como saludar a un santo, y le deja compuesto y sin rueda de prensa en el mayor de los ridículos que se puede dejar a un jefe de gobierno extranjero.

Pero es un castigo merecido, después de los muchos insultos que ha tenido Zapatero para Berlusconi. Aunque puede parecer exagerado que en esta ocasión prevalezca el protocolo, Zapatero bien merece aprender lo que significa no respetar ciertas costumbres. Se le ha quedado -otra vez- cara de tonto contemporáneo. Disfruten con el vídeo. La conferencia de prensa la dio después, solo y con la bandera española, mientras se retiraron las banderas italiana y europea. Todo un detalle.

1 comentario:

Conchita dijo...

No está bien visto ZP en el extranjero. Es lo que tenemos y merecemos, a ver si cuando llegue 2012 es posible que la gente abra los ojos y reaccione. Saludos.