jueves, 12 de agosto de 2010

Socialistas madrileños: El Partido siempre tiene la razón

Más de lo mismo
Era el lema del partido comunista de Alemania Oriental, la antigua RDA, y parece que es también el lema que defiende Lissavetzky, que dejó entrever en su presentación. Aquí decide la cúpula del partido, y ya está.
Después del golpe de efecto de Zapatero al querer imponer a la fracasada Trinidad Jiménez frente a Tomás Gómez, ahora lo da con la presentación de su Secretario de Estado para el Deporte Jaime Lissavetzky.

Lissavetzky ya estuvo en el gobierno autonómico con Joaquín Leguina, y siempre ha tenido cargos en ejecutivos socialistas. Con esta elección, al igual que con la de Trinidad Jiménez, queda una vez más patente la incapacidad de los partidos tradicionales de renovarse y presentar nuevas propuestas con gente diferente. Pasan los años, los lustros y las décadas, y allí siguen siempre los mismos, hasta la edad de los dinosaurios, sin que se vislumbre la renovación tan necesaria.

Lissavetzky siempre ha sido muy hábil. Apenas ha aparecido en las peleas entre familias del partido -al menos cara al exterior-, y sus cargos políticos siempre han sido más de retaguardia, en carteras que ofrecen menos frentes débiles, o al menos así fue en tiempos de Leguina, y así sigue siendo en el ejecutivo de Zapatero.

Como era de esperar, Trinidad enseguida le apoyó en sus pretensiones de ser candidato a alcalde de Madrid, y Tomás Gómez -al que dejaron en evidencia Lissavetzky y Jiménez en un deasyuno previo a la presentación durante un desayuno en el Círculo de Bellas Artes- también, qué remedio, aunque en este caso no es ningún rival directo para la Comunidad de Madrid.

No faltó la referencia a las "primarias" que decidirán en el PSM quién va a ser al final candidato, pero las primarias en el PSOE no son las primarias auténticas como las hay en Ciudadanos (C's), y ya se vio con Zapatero que allí cuentan las familias del partido que manejan los apoyos a cambio de favores futuros.

Ante un panorama bastante desolador en Madrid con candidatos de los grandes partidos que ofrecen lo mismo que hace 30 años, se hace necesaria una alternativa diferente como Ciudadanos (C').

No hay comentarios: