lunes, 22 de noviembre de 2010

El patetismo separatista de Solidaridad Independentista de Laporta

En las últimas encuestas el partido del independentista radical Joan Laporta, Solidaridad Catalana por la Independencia, podría ser uno de los partidos nuevos con posibilidades de entrar en el Parlamento Catalán, seguramente a costa de ERC, siendo el partido de los más radicales indepedentistas catalanes.

Ese independentismo feroz parece ser, en todo caso, el único argumento de dicho partido, y siempre sorprende de nuevo que un partido pueda aglutinar votos suficientes alrededor de un único argumento, como ha pasado en algunos países con el Partido Pirata, cuando carece de un programa de gobierno serio para abarcar todos los temas políticos importantes.

Tan patético como el mismo Joan Laporta, que cuando era presidente del Club de Balompie de Barcelona no dudaba en usar un club deportivo de renombre para sus objetivos políticos personales, ha resultado ser el vídeo de campaña rodado principalmente en Madrid. Aparece en él como "argumento" una actriz porno catalana haciendo de pilingui lasciva que se revuelca con la bandera independentista catalana en plena Gran Vía madrileña.

La clase política catalana, a excepción de Ciudadanos (C's), sólo parece tener como idea fija argumental el sexo o las insinuaciones sexuales, sin otro mensaje que ofrecer. Lo peor será que encima haya mucha gente que responde positivamente a esa pobreza intelectual y creativa dando su voto a partidos como Solidaridad Catalana por la Independencia, Alternativa de Gobierno (Nebrera y sus gemidos de corrupción y lujo), PPC (el partido patético compulsivo de Sánchez-Camacho y su videojuego matailegales), CiU (que presenta en un cutrevideo a España como carterista), PSC (orgasmos democráticos en el colegio electoral), ERC (los andaluces son inmigrantes y Andalucía no paga impuestos mientras Madrid se revuelca en lo que recauda en Cataluña) o Carmen de Mairena ( que argumenta cantando malamente y enseñando pechos en la universidad). Carmen y Sánchez-Camacho, finalmente, se parecen en sus labios de pato a base de silicona o botox, quedando en evidencia que ni una ni otr@ tienen argumentos convincentes para el gobierno de Cataluña.

Y es ésta la imagen de la política española actual. La única luz de esperanza entre todos es C's con su principal candidato Albert Rivera.




No hay comentarios: