jueves, 11 de noviembre de 2010

Tercer Aniversario de Occidente a la Deriva

Nuevo logo de Occidente a la Deriva
El tiempo pasa deprisa. Hoy el blog Occidente a la Deriva cumple tres años. Desde hace tres años, a través de mi blog intento contribuir a contrarrestar la deriva de Occidente, cada vez más evidente.

En estos tres años, y como era de esperar, Occidente -y con él España- han sufrido y aún están sufriendo un deterioro económico, social y político que no hace sino acelerar la deriva hacia el desastre.

Hace 92 años, en 1918, Oswald Spengler comenzó a escribir su magna obra "La Decadencia de Occidente", que terminó en 1922. Justo después de la Primera Guerra Mundial tuvo la visión exacta de lo que iba a ocurrir a Occidente, ya que dicha guerra fue el principio del fin de la civilización occidental, una civilización marcadamente europea -y no olvidemos que Canadá y Estados Unidos de América tienen raíces profundamente europeas-, cristiana y desarrollada, a su vez fuertemente unida a un pasado cultural y políticamente glorioso como fue él de Grecia y Roma.

Especialmente a causa de la crisis económica, provocada básicamente por quienes ostentan el verdadero poder económico en el mundo y que suelen pertenecer al círculo tenebroso -oh, qué casualidad- del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) y del Club Bilderberg, pero también por la ineptitud de gobernantes con tan pocas luces como los que tenemos en España, se ha hecho aún más patente esta deriva de toda una sociedad europeo-norteamericana paralizada e impotente ante las fechorías de sus políticos.

Occidente a la Deriva ha ido evolucionando en estos tres años. Desde posturas inicialmente más conservadoras ha dado paso a un enfoque más independiente de posturas ideológicas concretas, dando paso a la rebelión ciudadana que tanta falta hace ante lo que sucede en España, Europa y Norteamérica.

Ello se debe, entre otras razones, a que su autor no se considera conservador, sino liberal en la más pura de las acepciones, independiente de posicionamientos ligados a una ideología política concreta, porque los valores tradicionales de una sociedad pueden perfectamente estar en sintonía con ideas relacionadas con el progreso social y la participación ciudadana.

Por añadidura, el sector conservador de España, representado básicamente por el Partido Popular, no es ningún ejemplo ni de democracia ni de coherencia ni de sentido común, como tampoco lo es en materia de honradez y buena gestión. Más o menos igual que el PSOE, cuyos logros más destacables son un paro nunca visto, un despilfarro nunca visto y la ineptitud total y absoluta de sus dirigentes.

Esta deriva que sufre Occidente -y que representan sus políticos en todas partes, pero especialmente en España- hace que la ciudadanía empieza a rebelarse - porque existen ciudadanos que piensan que esta situación no sólo necesita cambiar, sino que incluso se puede cambiar.

Por eso hace falta rebelarse y denunciar lo que funciona mal en este reino y en este continente. Por eso hace falta ofrecer o proponer alternativas y apoyar a todos que sean capaces o al menos tengan la voluntad y la disposición para poner en práctica otro estilo de gobernar, de gestionar y de hacer política.

Estoy seguro de que este blog, por su alcance limitado, no puede parar la deriva de Occidente. Pero lo que sí puede hacer es aportar un granito para que sus lectores reflexionen y se animen a poner otro granito a que las cosas cambien para mejor y que seamos cada vez más los que no sólo nos quejamos de lo que hay, sino que aunemos fuerzas para provocar un cambio, aunque sólo sea en nuestro ámbito más cercano. 

Gracias a todos que hayan seguido este blog desde sus inicios y a todos los que se han unido a él como lectores o comentaristas durante estos tres años. Espero que sigan todos interesados en sus contenidos y que éstos sirvan para sentirnos unidos en un objetivo común: Rebelarnos contra lo que no nos gusta.

Un abrazo muy fuerte,
Atreides

P.D.: Para modernizarse, este blog cambiará de aspecto. Como los cambios de diseño suponen mucho tiempo, irán apareciendo poco a poco.

3 comentarios:

Pfunes dijo...

¡Feliz "blogoversario" Atreides! Una revolución empieza por las ideas; cada vez hay más gente concienciada de la decadencia de Occidente y no sólo desde posturas nostálgicas ultramontanas sino desde una perspectiva más actual que incluso ven cómo los mismos que les han dado elevadas cotas de bienestar y libertad ahora se las socavan.

Además de tus artículos de opinión, sabes que siempre me han gustado tus artículos sobre la realidad cultural alemana (fue precisamente gracias a un artículo sobre el cierre del aeropuerto de Tempelhof por lo que conocí tu blog).

Disfruta de tu trabajo. Un cordial saludo.

Pfunes

Atreides dijo...

Gracias, Pfunes, estoy totalmente de acuerdo contigo.
Espero volver a escribir más, últimamente no doy abasto con todo.
Un abrazo

AMDG dijo...

Enhorabuena y a cumplir mas.

Un comentario: la postura conservadora es una estrategia perdedora. Además, no quedará dentro de poco nada que conservar.