miércoles, 17 de noviembre de 2010

UPyD es ¡UN PARTIDO SOVIÉTICO!

Control ideológico en el Club de la Rosa:
Cuatro afiliados de UPyD Madrid fueron "dados de baja" de la formación el pasado viernes por tener enlaces en sus cuentas de Facebook "apoyando posiciones y actos de otros partidos, como C's, PP y el Frente Nacional".


R10 coquetea con el estalinismo
Así lo han explicado fuentes de la formación magenta puntualizando que "no han sido expulsados, sino dados de baja" siguiendo los estatutos del partido. Y es que el artículo 9 de los mismos establece como causa de baja automática que el afiliado realice "actos de propaganda a favor de otra formación política".

Desde UPyD han matizado que no se les ha dado de baja "por ser amigos de Nicolas Sarkozy en el Facebook, como están diciendo" sino por tener "enlaces que apoyan posiciones y actos de otros partidos, como el PP o el Frente Nacional". También han apuntado las mismas fuentes que los afectados pueden formular alegaciones a su baja.

Las reacciones no se han hecho esperar. La primera ha sido la de la plataforma Responsabilidad Social Ciudadana, liderada por Javier Flores, miembro de la ejecutiva regional del partido y uno de los candidatos presentados para optar a la Alcaldía de Madrid.

Ha arremetido contra las "expulsiones arbitrarias y las actitudes opacas, las mismas que han llevado a dimitir de sus cargos en la dirección regional" a varios de sus miembros, como el propio Flores, la responsable de Expansión, Loida Santisteban o el de Jóvenes, Roberto Hernández. También ha dimitido uno de los integrantes de la dirección municipal, Javier García Oliver.

Por otro lado, Héctor Salazar, miembro del Consejo Político Territorial de Madrid, ha rechazado que un afiliado "sea expulsado de un partido político por tener al PP, PSOE o a Ciutadans entre sus amigos de una red social".

"No se entiende que la dirección de un partido se dedique a rastrear los perfiles personales de una red social de sus afiliados. No creo que haya sido una decisión del Consejo de Dirección en pleno. Rosa Díez jamás permitiría un comportamiento semejante", ha añadido. Lo que olvida Salazar es que doña Rosita ya ha hecho uso en varias ocasiones de su estilo autoritario eliminando a cualquier afiliado que le parecía tener ideas propias diferentes a las de su dirección.

Salazar cree que ahora la pelota está en el tejado de la Comisión de Garantías, el órgano que "tiene que aclarar a los afiliados si tener como amigos a otros partidos políticos es motivo de expulsión".

"No creo que seguir a un determinado partido sea equivalente a pedir el voto o hacer publicidad y propaganda. Todos podemos, incluso debemos, estar informados de lo que sucede en otros partidos y de sus propuestas, sea mediante los medios de comunicación o a través de una red social", ha opinado.

Asimismo, Loida Santisteban, exmiembro de la dirección regional, ha arremetido contra "bajas automáticas o expulsiones fruto de investigaciones selectivas, algo inadmisible que requiere explicaciones".

El partido de doña Rosita la Pastelera ha demostrado una vez más que está lejos de ser capaz de regenerar la política. La aplicación de métodos contrarios a la Constitución y más propios de estados estalinistas deja ver claramente cuál es la verdadera ideología de los dirigentes de este partido.

Resulta inconcebible que se dicte a los afiliados de un partido qué páginas pueden seguir y cuáles no, y si tienen que elegir sus amistades feisbukianas en función de la pertenencia a uno u otro partido. Que las páginas que sigues o los amigos que tengas en una red social usen logos o imágenes de partidos políticos o que te interese saber lo que hacen otros políticos a través de sus perfiles respectivos nunca puede constituir una causa para ser expulsado del partido al que perteneces. Las prácticas empleadas por el club de doña Rosita es una muestra de intolerancia al más puro estilo soviético. Un partido que se precie deberá confiar en la fidelidad de sus afiliados, y si éstos cambian de idea a ráiz de lo que leen en otros sitios será porque su partido ya no les ofrece nada que les merezca su apoyo.

Finalmente, la ejecutiva ha tenido que rectificar y anular sus decisiones de expulsión ("baja automática") al haber publicado muchos medios de comunicación lo que ocurre en el seno de este partido. Sólo que la rectificación no es de sabios, como se suele decir, sino consecuencia del acorralamiento de los cazadores cazados. En esta ocasión los medios de comunicación han tenido un papel clarificador y han contribuido a que la democracia y el orden constitucional funcionen adecuadamente poniendo en su sitio a los que tienen otra idea de cómo debe funcionar un partido en un régimen democrático.

El daño causado dará que pensar a los afectados y a muchos más de los que apoyan al partido de doña Rosita. Esta visto que le quedarán dos telediarios. Y los que se han rebelado contra las decisiones han demostrado que vale la pena rebelarse.

Más detalles sobre el asunto en El Transversalista
Noticia en El Mundo


No hay comentarios: