sábado, 25 de diciembre de 2010

Occidente a la Deriva aplaude la decisión de CiU de no apoyar la Ley Sinde

Como blog que defiende la libertad y perteneciente -a través de su autor- a la Asociación de Internautas, así como firmante de la plataforma Libertad 2.0, Occidente a la Deriva felicita sobre todo al presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, por haber conseguido que la Ley Sinde no salga por la puerta de atrás.

Occidente a la Deriva desde siempre ha manifestado su oposición a la limitación de los derechos de los internautas de usar la red mundial para obtener información y ejercer la libertad de expresión, una limitación que se pretendía imponer por el gobierno socialista y la SGAE con base en las supuestas irregularidades de sitios y blogs de Internet que ofrecen enlaces a páginas de descarga de contenidos ligados a supuestos derechos de autor, haciéndolos responsables por algo que se sustrae al control de los promotores de tales sitios y blogs.

Sobre todo gracias a los esfuerzos de la Asociación de Internautas, que desde hace años defiende los intereses de los internautas al libre uso de la red, el debate sobre la procedencia de la Ley Sinde adquirió una dimensión importante. 

Casi ningún partido apoyaba en el pasado los esfuerzos por garantizar la libertad de la red.  La repentina oposición de CiU a la Ley Sinde, que probablemente se debe más a razones de estrategia electoral por la posición reforzada de los nacionalistas catalanes de CiU que a una defensa decidida de las libertades, supone un cambio cualitativo en el panorama político español tras las elecciones catalanas. Con esta decisión han hecho sombra a Ciudadanos (C's), que como único partido con representación parlamentaria había estado de lado primero de la Asociación de Internautas y luego de Libertad 2.0 para protestar contra la Ley de Economía Sostenible de tintes totalitarios.

La política del gobierno socialista presidido por Rodríguez Zapatero está marcada por el afán de limitar cada vez más las libertades individuales de los ciudadanos. Occidente a la Deriva no considera que sea procedente querer resolver los supuestos usos ilegales de la red con una restricción importante de los derechos de todos los ciudadanos españoles.

Occidente a la Deriva destaca que el impacto social que está teniendo la problemática de la Ley de la Propiedad Intelectual es insólito, por la relativa novedad de la temática en un campo hasta ahora no limitado ni legislado como es el de Internet.

Es importante la oposición decidida  al recorte de libertades, por lo que el voto de CiU contra la aprobación de dicha ley supone garantizar derechos que el PSOE intenta limitar.


No hay comentarios: