sábado, 8 de enero de 2011

Muerte masiva de peces y aves: ¿Nos dan respuestas o nos toman el pelo?

Un artículo muy interesante de Doug Hagmann ha aparecido hoy en la Prensa Libre de Canadá. El autor especula sobre la posibilidad de que se trate de asuntos de seguridad nacional. 

Muchos lectores en todo el mundo están buscando explicaciones de que la muerte masiva de aves, peces y otros animales pueda tener una explicación lógica y que existan hechos históricos que confirmen que se trata de un fenómeno dentro de la normalidad.  Condicioones atmosféricas, contaminación, parásitos y enfermedades han sido apuntados como las causas principales que hay detrás de estos acontecimientos, como informó ayer Glenn Beck. Esa aparece como una explicación medianamente aceptable. Icluso podría tratarse de una explicación correcta. Pero ¿qué pasa si no es así?

Entonces, ¿por qué nuestro gobierno intenta convencernos con explicaciones absurdas cuando la verdad, si es realmente la verdad, sería mucho más convincente?

De acuerdo con la información facilitada por los medios corporativos, la explicación oficial del gobierno en materia de consumo es que la muerte masiva de aves en Arkansas fue consecuencia de los ruidos estruendosos originados por los fuegos artificiales las celebraciones de Año Nuevo - que en esta zona rural deben haber comenzado antes de medianoche. Asustados o desorientados por los fuertes ruidos, unos 5.000 mirlos de alas rojas se levantaron de sus lugares de descanso, chocaron unos contra otros y contra objetos estáticos, lo que causó traumatismos internos y les mató de forma que cayeran como lluvia desde el cielo, como si se tratara de una escena de una novela de Stephen King.

En el caso de que usted siga incrédulo, tiene que escuchar al veterano curador de aves del Smithsonian Institute, Greg Graves, que declaró que la importancia del suceso ha sido exagerada y que la “muerte masiva no es un asunto tan importante.” No sólo eso: se ha informado sobre 163 sucesos de este tipo cada año. e incluso la mayor parte de las aves "vuela por debajo de los radares" debido a factores del lugar y de otra índole (pun intended).

En cuanto a los mirlos, Graves manifestó que "los mirlos se consideran una molestia, especialmente  en el sur, donde suelen quedarse más tiempo durante el invierno. "En gran número pueden ser ruidosos, alborotadores y destructivos.

Al igual que los estimados 100.000 peces muertos encontrados en los mismos días de la muerte de aves, a sólo 125 millas en el río Arkansas, y  los 500 mirlos encontrados muertos en Pointe Coupee Parish, Louisiana, estos incidentes podrían no tener ninguna relación entre sí, dijo el señor Graves. Esta impresión fue la que también difundieron los oficiales del gobierno.

No obstante, antes de apartar las preocupaciones de los ciudadanos de a pie citando estadísticas y causas generales, ¿no sería mejor obtener respuestas que se refieran específicamente a las últimas series de incidentes? ¿O acaso no puede hacer alguien preguntas directas y específicas en lugar de basarse en  pruebas anecdóticas? 

O tal vez estamos en una presunta guerra y nuestro enemigo ha dejado claro su intento de usar armas biológicas o químicas. Si éste es ciertamente un pensamiento legítimo, ¿no sería más sensato conocer la verdad antes que ocultar los acontecimientos alegando sucesos de origen natural?

Posibles implicaciones de seguridad nacional

Después de recibir diversos correos electrónicos sobre este asunto, entre ellos uno de un soldado con una amplkia experiencia en armas biológicas y químicas destinado actualmente a Iraq, pensé que sería el momento de hacer algunas indagaciones propias. Después de todo, Janet Napolitano trabaja actualmente como asistente a las tropas estadounidenses con la misión de reforzar la frontera entre Paquistán y Afganístán. Tal vez sea esta la razón por la que no puedo encontrar en ningún medio referencias a preguntaas directas dirigidas al Departamento de Seguridad Interior concernientes a armas biológicas y químicas. Como ya apunté antes, otros se basan simplemente en pruebas anecdóticas para apoyar sus conclusiones de tipo "aquí no hay nada que ver".

La primera cosa que aprendí es que a primera vista las evidencias históricas parecen apoyar las tesis de que las extrañas muertes masivas de animales habían sido registradas a lo largo de los años como causadas por motivos que normalmente no se esperan. Por ejemplo, se había informado sobre "peces voladores" y "lluvia de ranas", lo que legítimamente se justificaba como consecuencia de tornados. No todo es una conspiración. Pero en casos concretos sí,  aunque no siempre y del todo explicable.

La segunda cosa que aprendí es mucho más desconcertante. Desafortunadamente sólo con el uso de estadísticas. Pensé que podía plantear preguntas específicas sobre las muertas recientes de animales salvajes a la agencia por excelñencia dentro de nuestro gobierno que se creó para protegernos de acontecimientos dentro de nuestro país. Lo que me encontré fue que era muy dificultoso y me reafirmó en mi convencimiento de que no están realizando su trabajo debidamente, al menos no en este momento. 

Poco después de las 9:00 horas de esta mañana (del día 8) llamé al Departamento de Seguridad Interior en Washington y al DHS Threat Fusion Center en Baton Rouge, Louisiana, que abarca también Arkansas. Me presenté y expliqué el propósito de mi llamada, que era verificar que el Departamento de Seguridad Interior ha abierto una investigación sobre los dos incidentes que afectan a las muertas de aves y peces en Arkansas, lo que I introduced myself and my purpose for calling, which was to verify that the Department of Homeland Security has an open investigation into the two incidents involving the bird and fish deaths in Arkansas, a la vista de lo que sabemos acerca de las amenazas bioquímicas actuales en los EE.UU.

En ambos organismos me saludaron personas amables que me remitieron enseguida al infierno de las transferencias de llamadas, hasta que di por último con un agente del DHS en las oficinas de este último organismo que declinó facilitar su nombre "a los medios". Era la oficina y la persona con la que tenía que hablar, se me aseguró por parte de la sede central del DHS.   

Cuando le pregunté si el Departamento de Seguridad Interior está investigando o ayudando en la investigación de los dos incidentes, el hombre declaró que el DHS es consciente de los incidentes, pero no está implicado de ninguna manera. Ninguna. 

Lo que sigue es una transcripción verbatim de mi conversación con el funcionario del DNS después de haberle informado del propósito de mi llamada y presentándome adecuadamente y después de la negaciópn oficial de cualquier implicación en el asunto: 
¿Supervisión de la investigación?, pregunté. "No", me respondió. 
“Bueno, ¿no es posible, por muy remota que pueda ser la posibilidad, que las muertes podrían ser consecuencia de haberse escapado una sustancia química o biolóigica?”, pregunté.
“Es altamente improbable, muy dudoso", respondió.
“¿Cómo lo sabe? ¿Ha estado en contacto con cualquier persona que participó en las autopsias de las aves o los peces?, pregunté.
“Uy, no,” respondió.
“Bueno, si usted no está implicado de ninguna forma en la investigación, ¿cómo lo sabe?, seguí presionando. 
“Lo sabríamos,” fue su respuesta.
“De acuerdo. Mi última pregunta, señor. ¿Llegarían a tener conocimiento si se tratare de cualquier acción de los militares estadounidenses como en el caso de las ovejas Dugway a finales de los años sesenta? ¿O les informarían de ello? -  
En este punto me interrumpió diciendo: "Esto no tiene nada que ver con los militares y no es un asunto supervisado por el DHS." 
Nuestra conversación finalizó aquí. Claro, el hombre empezó a sentirse importunado por mis continuas preguntas. Antes de colgar le pregunté por su nombre para este artículo, pero declinó alegando la misma razón.

Investigación de incidentes relevantes

Después de combinar numerosos artículos de noticias y después de contactar varias agencias de animales salvajes, pude confirmar que durante los últimos años han ocurrido varios incidentes que suponían la extraña o masiva muerte de animales salvajes en EE.UU. y en otras partes. Algunos pueden ser atribuidos a la "naturaleza" de las cosas. Otros, tel vez, no. 

El 26 de julio de 2002, por ejemplo, Paul Sperry informóque durante los 18 meses anteriores a este artículo los funcionarios sanitarios de Washington D.C. encontraron 407 aves infectadas con el virus del Nilo Occidental, incluyendo dos que se encontraron en la Casa Blanca. El método de infección con el virus del Nilo Occidental tanto de la populación de aves de EE.UU. como específicamente de las aves mismas de Washington D.C. nunca se ha explicado de una forma satisfactoria.

El 21 de diciembre de 2007, algunas docenas de aves descritas como "una bandada de martines azules" cayeron del cielo sobre la ciudad de Nueva York. Muchos fueron encontrados . Many were found repartidos por todo Staten Island, tanto cayendo del cielo como aterrizando, después de lo cual comenzaron a tropezar, mover las alas y morir. El incidente fue particularmente significativo por la gabación de un video por un aficionado que éste realizó de una de las aves tras caer sobre el suelo. A parte del hecho de que las aves deberían haber abandonado esta zona desde hace tiempo, el vídeo muestra claramente algo más que la evidencia anecdótica que nada está fuera de lugar.

Me sorprendió el gran número de muertes recientes de animales salvajes y elaboré un listado de los incidentes más significativos que se indica al final de este artículo.  También consideré interesante las similitudes entre los incidentes anteriores que no se explicaron y de aquellos que son ahora noticia.
Por ejemplo, el 8 de enero de 2007, en Esperance, una ciudad junto a Perth en Australia Occidental, fue declarada la catástrofe natural después de que varias centenas de aves caeran muertas del cielo y sobre los céspedes de la gente en un área muy amplia. Por la misma fecha y en la otra mitad del globo, fueron cerradas las calles de Austin (Texas) donde los oficiales recogieron cientos de aves muertas que cayeron también de forma inexplicable del cielo. Hasta la fecha, ninuno de los incidente sha sido explicado de forma satisfactoria. De acuerdo con un informe australiano, algunas aves presentaban convulsiones sobre el suelo antes de morir. 

¿Nada fuera de lo normal? Tal vez sirva ver otra vez el vídeo de Staten Island para hacerse una idea. 
Los informes de ahora parecen similares en la forma. Es fácil tachar los indicentes como locuras de la naturaleza o, para recalcar, que no existen pruebas de que "pueda haber algo más de lo que se ve". 

Sea como fuere, la totalidad de las "muertes masivas" incluidas en el listado indicado abajo podrían tener explicaciones inocuas, pero estoy seguro de que merecemos saber la verdad. Merecemos un mejor trabajo por parte de nuestras instituciones de investigación para asegurar que están a la altura de las circunstancias y que no son meramente organismos nacionales autorizados para la crear el nuevo orden mundial.

En virtud de mi investigación, dudo que nos contarán toda la verdad que hay detrás de estas muertes, salvo que, por supuesto, algún día alguien publique un informe como él de ,1994 GAO accounting of the Dugway sheep kill incident. Pero ¿entonces aún será de algún interés? Siento que si continuamos aceptando las explicaciones inocuas y seguimos sin preguntar por estos asuntos o seguimos nuestro camino sumidos en la más absoluta ignorancia, podríamos ser nosotros los siguientes en salir en las estadísticas. 


Doug Hagmann  Bio
Doug Hagmann Columnas más recientes Copyright © Douglas Hagmann

Douglas Hagmann, founder & director of the Northeast Intelligence Network, and a multi-state licensed private investigative agency. Doug began using his investigative skills and training to fight terrorism and increase public awareness through his website.
Doug can be reached at: director@homelandsecurityus.com



 

3 comentarios:

duque71 dijo...

Muerte de pájaros masiva, eclipse solar, esto parece la profecia de un apocalipsis cercano, jejej....
Saludos.

Anónimo dijo...

SI la verdad existe y puede causar commocion en la gente los gobiernos no lo revelaran en especial EUA que maneja los temas delicados con mucho secretismo, es comun que a la poblacion le digan una cosa cuando en realidad ocurre otra esto lo hacian por muchisimas razones una de ellas es para no generar alarma que pueda afectar la economia de EUA.

Anónimo dijo...

Señales en el cielo y en la tierra aconteceran, y por causa que abunda la maldad del hombre en la tierra, Dios dara muerte a toda persona violenta y promiscua, el dia se hacerca. La inmensa mayoria de los habitantes de todo el planeta moriran.