miércoles, 19 de enero de 2011

Renania del Norte Westfalia: La inconstitucionalidad del despilfarro gubernamental

El gobierno de coalición rojiverde de Renania del Norte Westfalia
España debería tomar ejemplo de Alemania: La justicia del estado federado de Renania del Norte Westfalia (región perteneciente a la antigua Prusia) ha parado las ansias de endeudamiento público del nuevo ejecutivo regional formado entre socialistas y verdes. 

Aunque no es la decisión final, el Tribunal Constitucional del estado federado ha paralizado cualquier decisión dirigida a un nuevo endeudamiento de Renania del Norte Westfalia y permite sólo el uso de recursos líquidos y la disolución de posibles reservas no necesarias en estos momentos y de activos de fondos se inversión.

Antes y después de las elecciones al parlamento del mencionado estado federado, cuya capital es Düsseldorf, tanto los socialistas como los verdes anunciaron suintención de endeudar a su estado con tal de poder cumplir con sus promesas de más derechos sociales y la gratuidad de la universidad, para la que el anterior gobierno conservador-liberal había establecido el pago de matrículas para cubrir parte del elevado coste de la enseñanza superior.

El Tribunal Constitucional del estado federado (en Alemania cada estado federado tiene una constitución propia y, por tanto, un tribunal constitucional propio para cuestiones que afectan a las constituciones de cada estado) estudia la constitucionalidad de la ampliación de los presupuestos del estado federado para 2010, lo que afectará también a los presupuestos para 2011. El gobierno regional había decidido un endeudamiento adicional de 8 mil millones de euros, una cantidad que supera con creces los recursos para inversiones, y allí reside el límite constitucional para la contratación de nuevos créditos.

Sobrepasar dicho límite sólo sería lícito si existiere una perturbación del equilibrio económico general, algo que alegó el gobierno rojiverde, cuando en realidad Alemania registra indicios claros de recuperación. Aunque el ministro regional de finanzas dijo ayer que la resolución provisional del tribunal no significa que sea la decisión definitiva, todo indica que existen indicios de inconstitucionalidad de los presupuestos.

Se trata de un hecho único en Alemania que los jueces paralicen la política de endeudamiento de los políticos. El procedimiento de inconstitucionalidad se inició a consecuencia de la demanda d einconstitucionalidad de los conservadores de la CDU y los liberales del FDP contra la ampliación de los presupuestos para 2010, que fueron aprobados por el gobierno de minoría con el apoyo de los comunistas.

Esta situación puede suponer un adelanto de las elecciones, ya que para los verdes el endeudamiento es un punto irrenunciable de su programa electoral. Además, la coalición de gobierno no cuenta con la mayoría absoluta en la cámara regional y depende en muchas cuestiones del apoyo de los comunistas. Al fracasar los presupuestos para 2011 será inevitable disolver la caámara y convocar nuevas elecciones en el plazo de 60 días.

La decisión del tribunal impide el cierre del ejercicio por parte del gobierno. Las medidas cautelares impiden ahora cualquier contratación de nuevos créditos que podrían ser inconstitucionales.

La ministro-presidente de Renania del Norte Westaflia, la socialista Hannelore Kraft, manifestó ante la prensa que "no se ha suspendido íntegramente la ejecución", sino que los jueces del tribunal constitucional regional han prohibido básicamente la contratación de nuevos créditos. El ministro de finanzas, Nornert Borjans, añadió que "por supuesto, el gobierno del estado federado acatará la decisión del Tribunal Constitucional regional". Podrían tomar nota los nacionalistas catalanes.

Según el jefe de la oposición conservadora, Röttgen, la paralización del endeudamiento deliberado la consecuencia de una política presupuestaria irresponsable guiada por intereses de estrategia de partido y la falta d etoda medida. desde que fue investitda ministra-presidente del estado federado, la señora Kraft gastó a raudales dinero que no tenía.

Mientras, en España el Senado sigue el ejemplo de todos los socialistas tan dados a gastar lo que no tienen. La introducción del uso de las lenguas cooficiales en la Cámara Alta de España responde exclusivamente a razones ideológicas y estratégicas de los partidos nacionalistas, cuando todos los senadores dominan perfectamente el español para poder desarrollar su trabajo parlamentario.

En este ejemplo de Renania del Norte Westfalia se ve muy bien la diferencia de gestión de la cosa pública entre España y Alemania. La irresponsabilidad es claramente contraria a las constituciones regionales y la rapidez del tribunal constitucional competente es una garantía de que queden paralizadas decisiones que podrían comprometer seriamente a las arcas públicas y, con ello, perjudicar a los ciudadanos, que son al fin y al cabo los que tienen que pagar los desaciertos de sus gobernantes.

El suceso también ilustra por qué Alemania está remontando la crisis con cierta fuerza, mientras que en España seguimos cuesta abajo con los frenos quemados.


Parlamento del estado federado de Renania del Norte Westfalia


No hay comentarios: