jueves, 26 de septiembre de 2013

Elecciones en Alemania: Entre la ingobernabilidad y el sopor

Ángela la Grande: Cuando menos se lo espera puede que llega su fin
El pasado domingo se celebraron las décimo octavas elecciones generales en Alemania. Ganó por mayoría simple la Unión Demócrata Cristiana junto a la Unión Social Cristiana de Baviera, pero se quedó a sólo 4 escaños de la mayoría absoluta. Los socialistas (o socialdemócratas, lo que en el fondo viene a ser lo mismo) apenas aumentaron en porcentaje (2,7%), sobre todo por su candidato a canciller, Peer Steinbrück, que ni contaba realmente con la simpatía de sus camaradas de partido ni se mostró demasiado hábil durante la campaña. Los Verdes, a los que uno de los líderes regionales de los liberales del FDP vaticinó en un debate previo a las elecciones que pronto ellos también tendrán que temer no alcanzar la barrera del 5% de los votos, bajaron al 8,3%, castigados sobre todo por su campaña marcada por querer aumentar los impuestos a mansalva, imponer unas 20 prohibiciones (como la de comer carne un día a la semana) y por haber protagonizado dos de sus máximos representantes y su candidato Trittin, hace 30 años, posicionamientos a favor de la legalización de la pedofilia con consentimiento de los niños, un debate ya superado hace tiempo, pero que se ha reavivado por las sospechas que cayeron hace unos meses sobre el eurodiputado verde Cohn-Bendit en esta materia; sin duda les costó dos puntos en estas elecciones. Los comunistas del antiguo partido comunista SED de Alemania Oriental, hoy denominado La Izquierda, perdieron aún más que los Verdes, pero sacaron 1 escaño más que aquellos y se pavonean ahora de ser "la tercera fuerza política en la Dieta Federal". 

Alternativa por Alemania: El cambio que necesita Alemania
La sorpresa dio el nuevo partido de orientación conservador-liberal Alternativa por Alemania (AfD), liderado por el catedrático de economía Bernd Lucke. Aunque en vísperas de las elecciones se les daba entre un 3 y un 8% de los votos, con un 4,7% de los votos se quedó a sólo 0,3% de poder entrar en la cámara baja. El nuevo partido ha tenido que lidiar con una campaña de difamación lanzada por los otros partidos, que siempre intentan descalificar cualquier alternativa conservadora como de ultraderecha populista. Pero en realidad, la campaña de la AfD ha sido un ejemplo de claridad, nada populista y no enfocada sólo en un tema, como dicen y repiten los periodistas, aunque sí en un tema central como la crisis del Euro y las posibles soluciones que prononen: salida del Euro de los países del sur de Europa para que puedan ajustar sus economías con monedas nacionales, un Euro para los países del centro y del norte de la UE, pero incluso la posibilidad de una salida ordenada del Euro si se demuestra que no es viable ni para Alemania. Pero no se trata de salir del Euro sin más, como quiere dar a entender el gabinete de la señora Merkel.

Después de la euforia inicial de los unionistas de CDU y CSU y el aparente parálisis de los tres partidos de la izquierda al ver que no sólo han perdido o no crecido lo sificiente, sino que sólo formarían mayoría absoluta los tres juntos, ahora resulta que va a ser muy complicado que Merkel encuentre un socio de coalición al haber perdido los liberales su representación parlamentaria.

Liberales: Incapaces de renovar, víctimas de su propia idiotez
Resulta que los liberales del FDP, que en 2009 alcanzaron un resultado histórico del 14,6% tras cuatro años de Gran Coalición entre CDU, CSU y SPD, sólo llegaron al 4,8% y se quedaron fuera de la Dieta Federal. La culpa es casi enteramente de ellos, porque no supieron defender su programa electoral de 2009, que traicionaron en las mismas negociaciones para formar gobierno con Merkel, y tampoco supueron sacar rédito de una gestión de gobierno que los votantes en general consideran que ha sido muy positiva. Lo mismo que ocurrió al SPD en 2009, cuando bajó al 23% y consiguió el peor resultado desde 1949.

Los socialistas (socialdemócratas) ya dicen internamente que no quieren volver a una gran coalición para que les cruja de nuevo Merkel y acaben peor que nunca en las próximas elecciones. Otra alternativa barajada en círculos de la Unión es una colaición con los Verdes, pero ellos están divididos entre los que rechazan totalmente entrar en el gobierno de Merkel, visto el triste destino de sus antecesores SPD y FDP, y los que sí están a favor de una alianza conservadora y verde.

Verdes: Trittin, entre la chulería y un pasado de ideas estrambóticas
Lo que tampoco es una idea efímera es una colaición entre SPD, Verdes y comunistas, ya que entre los tres no sólo tienen la mayoría absoluta, sino también tienen muchas más coincidencias programáticas e ideológicas que con la CDU-CSU. Además, la CSU bávara ya manifestó que rechaza cualquier acuerdo con los verdes.

La coalición de izquierdas tiene bastante atractivo para los tres partidos perdedores de la izquierda. Verdes y comunistas saben perfectamente que sus días están contados. El ecologismo de los Verdes hace mucho que ha dejado un tema central de su política, el medio ambiente y la protección de los animales y de la naturaleza ya se quedaron en el camino durante el gobierno rojiverde de Gerhard Schröder, y muchas de la scosas que defienden ahora no las pusieron en práctica entonces, de modo que su credibilidad es escasa. Además, tanto Verdes como comunistas han tenido que comprobar en varias elecciones regionales recientes que su potencial de votantes jóvenes había ido a parar a los Piratas, que entraron con un 7-8% en cuatro parlamentos regionales, pero que en estas elecciones generales fracasaron con un 2,2% de los votos porque sus dirigentes y todo su partido han dado muestras de caos, falta de definición, incapacidad de posicionarse ante problemas candentes y una campaña electoral bajo mínimos, entre otras porque la prensa, que en su día les daba bastante bombo, ahora pasó de ellos.

Piratas: Una burbuja de jabón dura lo que dura
Por lo tanto, la alternativa de formar gobierno bajo un canciller socialista del SPD sería la (posiblemente última) oportunidad para poder gobernar y convencer a los ciudadanos )a base de imposiciones y ehchos consumados) de las bondades de sus programas de gobierno: subidas de impuestos, prohibiciones, más inmigración, más gastos sociales, más subsidios, más endeudamiento. 

Lo que es menos seguro es que tal gobierno de izquierdas dure cuatro años. Sobre todo los comunistas de Die Linke (La Izquierda), el mismo partido que bajo el nombre de SED gestionaba la dictadira comunista en la extinta RDA, tienen ganas de gobernar, algo que ya hacen o han hecho en los estados federados del este junto al SPD. Y ante el panorama de los Verdes de acabar aplastados por Merkel si entran en coalición con ella, así como él del SPD de acabar igual si aceptan una gran coalición, la probabilidad de un gobierno tripartito que acabe con Merkel como canciller es bastante alta.
Wagenknecht: Comunistas de salón ansían el poder

¿Cuál será el resultado de un gobierno tripartito? Seguramente el caos, tanto para Alemania como la Unión Europea, pero supondría un cambio radical que dinamizaría la estancada Unión Europea y el letargo político en Alemania. No hay bien que por mal no venga.

A Merkel le quedaría ser la sucesora de Barroso al frente de la Comisión Europea, puesto que anhela sin duda desde hace algún tiempo. Su manera de gobernar la Unión Europea chocaría con, sin duda, con muchos gobiernos, incluido el gobierno de izquierdas en Alemania, lo que tal vez sea el principio de un cambio vertiginoso, pero muy interesante.


Steinbrück, ¿canciller por accidente?

Resultado nacional

Resultado provisional de las Elecciones Generales en Alemania

Descripción Votos a candidadtos directos Votos a listas de partidos
Número % Dif. resp.  2009 en % Número % Dif. resp.  2009 en %
Con derecho a voto 61.903.903 - - 61.903.903 - -
Votantes 44.289.652 71,5 0,8 44.289.652 71,5 0,8
Nulos 688.428 1,6 -0,2 587.178 1,3 -0,1
Válidos 43.601.224 98,4 0,2 43.702.474 98,7 0,1
CDU Cristiano-demócratas 16.225.769 37,2 5,2 14.913.921 34,1 6,9
SPD Socialistas 12.835.933 29,4 1,5 11.247.283 25,7 2,7
FDP Liberales 1.028.322 2,4 -7,1 2.082.305 4,8 -9,8
DIE LINKE Comunistas SED 3.583.050 8,2 -2,9 3.752.577 8,6 -3,3
GRÜNE Verdes 3.177.269 7,3 -1,9 3.690.314 8,4 -2,3
CSU Cristianosociales bávaros 3.543.733 8,1 0,7 3.243.335 7,4 0,9
PIRATAS 962.946 2,2 2,1 958.507 2,2 0,2
NPD Nacional-demócratas 634.842 1,5 -0,3 560.660 1,3 -0,2
Tierschutzpartei Protectores de Animales 4.415 0,0 -0,0 140.251 0,3 -0,2
REP Republicanos 27.279 0,1 -0,0 91.660 0,2 -0,2
ÖDP Ecologistas democráticos 128.158 0,3 0,0 127.085 0,3 -0,0
FAMILIA 4.476 0,0 -0,0 7.451 0,0 -0,3
Bündnis 21/RRP 5.335 0,0 -0,1 8.851 0,0 -0,2
RENTNER Pensionistas 919 0,0 0,0 25.190 0,1 -0,1
BP Partido de Baviera 28.336 0,1 -0,0 57.285 0,1 0,0
PBC Cristianos fieles a la Biblia 2.070 0,0 -0,0 18.529 0,0 -0,1
BüSo Solidaridad Ciudadana 18.039 0,0 -0,0 13.131 0,0 -0,1
LOS VIOLETAS 2.500 0,0 -0,0 8.248 0,0 -0,1
MLPD Marxistas-Leninistas 12.986 0,0 -0,0 25.336 0,1 -0,0
Volksabstimmung Referéndum 1.748 0,0 -0,0 28.667 0,1 0,0
PSG - - - 4.840 0,0 0,0
AfD ALternativa por Alemania 809.817 1,9 1,9 2.052.372 4,7 4,7
BIG Unión Innovación y Justicia (inmigrantes nacionalizados) 2.678 0,0 0,0 17.965 0,0 0,0
pro Deutschland 4.818 0,0 0,0 74.311 0,2 0,2
DIE RECHTE La Derecha - - - 2.288 0,0 0,0
DIE FRAUEN Las Mujeres - - - 12.522 0,0 0,0
FREIE WÄHLER Electores Libres 431.409 1,0 1,0 422.857 1,0 1,0
Nichtwähler Abstencionistas - - - 11.349 0,0 0,0
PARTEI DER VERNUNFT Partido de la Razón 3.881 0,0 0,0 25.027 0,1 0,1
Die PARTEI El Partido 39.258 0,1 0,1 78.357 0,2 0,2
B 619 0,0 0,0 - - -
BGD 1.431 0,0 0,0 - - -
DKP Partido Comunista Alemán 1.705 0,0 0,0 - - -
NEIN! ¡NO! 291 0,0 0,0 - - -
Otros 77.192 0,2 -0,2 - - -



Reparto de escaños
Reparto de escaños: ganancias y pérdidas




No hay comentarios: